17
abril

Magdalenas de nata, un clásico de la repostería

 

Magdalenas de nata, un clásico de la repostería

Hoy recupero para el blog una receta que publiqué hace tiempo en Pequerecetas y que os recomiendo encarecidamente. Recetas de magdalenas hay muchas, pero tan maravillosas como esta  receta de magdalenas de nata estoy segura de que hay pocas. Quedan unas magdalenas con un sabor delicioso, a magdalena de antes, a magdalena de pueblo. Seguro que sabéis a qué me refiero. Y con una textura fantástica, liviana pero contundente a la vez, difícil de explicar. No me gustan las magdalenas que parecen solo aire, pero tampoco las que parecen mazacotes. Esta es una magdalena mullida, tierna, jugosa y sabrosa. Y si no os lo creéis, haced la prueba y juzgar vosotros mismos. Eso sí, olvidaos de la operación bikini, porque será imposible comerse solo una.

Y ya sabéis, el secreto para que salgan con un buen copete es hornear las magdalenas con sus papelitos en una bandeja especial para magdalenas. Eso hará que la masa no se expanda hacia los lados, abriendo la cápsula, sino que crezca contenta hacia arriba.

¡Feliz martes!

MAGDALENAS DE NATA

INGREDIENTES (para 8 magdalenas)

  • 175 gr. de harina
  • 125 gr. de azúcar
  • 125 gr. de aceite de aceite de girasol
  • 50 gr. de nata líquida para montar
  • 1/2 sobre de levadura Royal (8 gr.)
  • 125 gr. de huevos (depende del tamaño, entre 2 y 3)
  • La ralladura de 1 limón

ELABORACIÓN

  • Batimos con varillas eléctricas los huevos y el azúcar hasta que blanqueen, unos 7 minutos. (En Thermomix, con la mariposa, 7 minutos, a 37º en velocidad 3).
  • Añadimos la ralladura de limón y seguimos batiendo otros 6 minutos. (En Thermomix, sin temperatura, otros 6 minutos, con mariposa, a velocidad 3).
  • Añadimos la nata y el aceite de girasol, y batimos otros 3 minutos bajando un poco la velocidad. (En Thermomix, 3 minutos, con mariposa, en velocidad 2).
  • Añadimos la harina y la levadura y batimos durante unos segundos, el tiempo justo para que se integre bien, nada más. (En Thermomix, sin mariposa, 5 segundos a velocidad 6).
  • Dejamos reposar la masa 10 minutos.
  • Precalentamos el horno a 230º. Mientras se calienta, vertemos la masa en moldes de papel para magdalenas hasta llenar 3/4 partes, y metemos estos moldes en los huecos de una bandeja de metal para magdalenas. También vale en flaneras. Este es el secreto para que el molde de papel no se abra y la magdalena crezca mucho hacia arriba. Se espolvorea la superficie de las magdalenas generosamente con azúcar.
  • Una vez caliente el horno (las magdalenas ya habrán reposado otros 10 minutos), se baja la temperatura a 210º y se hornean hasta que se doren y queden hechas por dentro (en mi horno han tardado exactamente 18 minutos, pero cada horno es un mundo, así que ¡vigilad el vuestro!).

Fuente: La cocina de Auro

Si te ha gustado esta publicación compártela: