24
febrero

Receta de pudim Molotov

 

Pudim Molotov 1

Pudim Molotov sobre stand para tartas verde menta

Hoy viajamos a Portugal para hacer una receta de pudim Molotov. Un dulce típico lusitano que, vayas donde vayas en el país vecino, siempre encontrarás. Se trata de un pudin de claras de huevo horneadas al baño María con caramelo líquido, que os encantará.

Algunos expertos dicen que este postre empezó a elaborarse con las claras que sobraban de hacer bizcochos de yema en los conventos, pero al parecer no son fuentes de mucho rigor. Otros sugieren que su verdadero nombre era pudim Malakoff y que data de la época de la Guerra de Crimea. 

Como hay poca información y la fiabilidad histórica no es mucha lo mejor es que directamente nos dediquemos a disfrutar de este rico postre. Para hornearlo usaremos un molde de savarin Master Class de nuestra tienda y, para servirlo, nada mejor que el stand de porcelana verde-menta junto con platos y tazas de Pip studio.

Cuando lo vayamos a servir lo decoraremos con unas fresas frescas partidas por la mitad, siempre conservando las hojas verdes que le añadirán color a nuestro pudin, y con un poco de caramelo líquido por encima. Esto promete, ¿verdad?

Pudim Molotov

Ingredientes:

  • 75 ml de caramelo líquido para el molde y para decorar
  • 3 claras de huevos L
  • Una pizca de sal
  • 50 g de azúcar
  • Un chorrito de zumo de limón
  • Una cucharada de caramelo líquido para las claras
  • Mantequilla para untar el molde
  • Fresas frescas para decorar

 Elaboración:

  • Untamos nuestro molde de savarin con mantequilla y preparamos una bandeja de horno con agua caliente, y con el fondo cubierto con un paño.
  • Echamos un poco de caramelo líquido para cubrir el fondo del molde.

preparamos el molde

  • Encendemos el horno a 170º C. y batimos las claras en un robot de cocina con una pizca de sal.
  • Añadimos el azúcar por cucharadas, poco a poco, hasta obtener un merengue brillante.

hacemos el merengue

  • Echamos el zumo de limón y la cucharada de caramelo líquido a las claras mientras continuamos batiendo.
  • Vertemos el merengue en el molde, lo agitamos y le damos unos golpes contra la encimera para que no queden burbujas grandes de aire. Horneamos al baño María durante tres o cuatro minutos, apagamos el horno y dejamos reposar dentro otros tres o cuatro minutos.

echamos en el molde

  • Abrimos el horno y ponemos una cuchara de madera entre horno y la puerta, y dejamos reposar otros tres o cuatro minutos.
  • Retiramos la bandeja del horno, dejamos reposar un par de minutos sobre una rejilla y retiramos el molde del baño María. Cuando esté a temperatura ambiente lo metemos en la nevera durante al menos cuatro horas.
  • Desmoldamos sobre el stand de tartas y decoramos con fresas frescas, y caramelo líquido. 

dejamos reposar y decoramos

Ahora solo nos queda disfrutar de esta receta de pudim molotov que, dicho sea de paso, se engulle tan rápido como el aire, pero deja en el paladar un rico sabor a caramelo tostado. ¿Qué os parece si hacéis vuestra propia versión con salsa de chocolate o con salsa de yemas?

Pudim Molotov 2

Pudim Molotov en plato de postre floral de Pip Studio

Algunos consejos útiles:

  • Si quisiéramos que el merengue tuviera un color más dorado podríamos añadir una o dos cucharadas más de caramelo líquido, pero tened cuidado porque puede quedar muy fuerte, así que lo más recomendable es que vayáis echando el caramelo poco a poco y vayáis probando.
  • Si no encontráis el caramelo líquido lo podéis hacer en casa. Bastará con hacer un caramelo con 220 g de azúcar y cuando esté bastante dorado le echáis 250 ml de agua hirviendo, con cuidado porque os podéis quemar. Lo dejáis hervir hasta que se haya diluido el caramelo o hasta que tengáis un sirope espeso. Tened en cuenta que cuando se enfríe estará aún más espeso.
  • Podéis acompañar este rico pudin con una crema inglesa hecha con las yemas que sobren o con una salsa de chocolate como hemos dicho antes.
  • Si os gustan los postres con licor podéis aromatizar el caramelo con el que más os guste.
  • Nunca abráis el horno durante la cocción, ni después de cocerlo, las claras se bajarían y se estropearía nuestro pudin de claras de huevo. Seguid los tiempos de reposo que os hemos dado en la receta.
  • Por cada clara que añadamos al merengue hemos de añadir 15 g de azúcar e incrementar un minuto aproximadamente en los tiempos de cocción.
  • No os alarméis si veis que el pudin, una vez que hayamos apagado el horno, disminuye su volumen, es normal.
  • Nosotros le hemos puesto fresas frescas y caramelo líquido como decoración, para que quedara más vistoso, pero el original lo suelen servir tan solo con un poco de caramelo por encima y, a veces, con un poco de nata montada o con una salsa de yemas con caramelo.
Print Friendly
Si te ha gustado esta publicación compártela: