3
febrero

Vídeo-receta: Tarta de fondant para San Valentín

 

Tarta-San-Valentin-1

Tarta para San Valentín sobre stand de cerámica azul

San Valentín ya está a la vuelta de la esquina. Y no hay mejor manera de celebrarlo que con una tarta especial. Por eso, en el vídeo de esta semana os voy a mostrar varias técnicas muy útiles para decorar una tarta de chocolate con fondant.

Para cubrir la tarta utilizo el sistema de aplicación de fondant con dos tapetes. Es muy cómodo para estirar el fondant y colocarlo sobre de la tarta. También utilizo un set de alisadores flexibles para darle un acabado perfecto a los bordes. Con estos alisadores conseguimos que los bordes queden totalmente rectos, de una manera muy sencilla y con un acabado profesional.

El diseño que he utilizado para decorar el lateral de la tarta se hace con unos moldes de silicona especiales para decoración con fondant. En este caso he utilizado el molde Festón de Marvelous, pero hay muchos diseños diferentes que también son superbonitos. En el vídeo os enseño paso a paso cómo utilizar este molde para que el diseño quede perfecto sobre la tarta. Lo más importante es estirar el fondant que vayamos a utilizar con un grosor adecuado. Ya veréis que así podréis poner el diseño sin complicaciones.

Espero que os guste esta decoración para San Valentín. En combinación con las rosas de azúcar que ya vienen hechas y el topper con la palabra “Love”, le dan un acabado muy romántico.

Tarta de fondant para San Valentín

Ingredientes (para 14-16 raciones):

Para el bizcocho:

Para el ganache:

Preparación:

  • Para hacer el bizcocho empezamos batiendo los huevos a velocidad alta durante 5 minutos. Pasado este tiempo, añadimos el azúcar. Cuando hayamos incorporado el azúcar, agregamos el aceite y batimos un minuto más. Ahora, para darle un toque de sabor, añadimos una cucharadita de extracto de vainilla. Repartimos el sabor por toda la masa y agregamos la leche. Cuando tengamos una mezcla homogénea dejamos de batir.

  • Sobre un colador o tamiz ponemos la harina, el cacao en polvo, las dos cucharaditas de levadura química y la pizca de sal. Damos unos golpecitos al colador para tamizar todos los ingredientes. Removemos un poquito la mezcla antes de batirla para que no salgan volando los ingredientes secos. Batimos a velocidad bajita para evitar que el gluten de la harina se tense, así nos quedará una tarta muy esponjosa. Cuando ya no veamos harina en la masa, añadimos el agua a punto de hervir.

  • Utilizaré tres moldes de layer cake de 15 centímetros de diámetro. Rociamos con spray antiadherente para facilitar el desmoldado y repartimos la masa en los tres moldes. Una vez listos, los llevamos al horno precalentado a 180 ºC. En 30 minutos estarán listos, pero por si acaso, os recomiendo que os aseguréis de ello, pinchando el centro del bizcocho con un palillo.

  • Recién salidos del horno, los dejamos reposar sobre una rejilla durante 10 minutos. Pasado este tiempo aún estarán un poquito calientes, así que los desmoldaremos con cuidado de no quemarnos. Los dejamos reposar sobre la rejilla hasta que enfríen por completo.

  • Para hacer la ganache ponemos el chocolate en un bol grande y nos llevamos la nata para calentarla en el microondas. Cuando esté a punto de hervir la vertemos encima del chocolate y la dejamos reposar un minuto. Ahora removemos con unas varillas de mano. Agregamos la mantequilla y como la mezcla todavía está caliente, se integrará fácilmente con el resto de ingredientes. Cuando tengamos la ganache bien mezclada la tapamos a piel. Una vez lista, la dejamos a temperatura ambiente durante una hora, para que enfríe y tenga más consistencia.

  • Cuando los bizcochos estén fríos, igualamos la superficie con una lira. En un plato giratorio ponemos un plato de cartón con tres puntitos de ganache. Fijamos el primer bizcocho y lo cubrimos con una capa de ganache para rellenar la tarta. Cuando tengamos los tres bizcochos con el relleno, ponemos otro plato de cartón en la parte superior. Con este truco podremos cubrir fácilmente el lateral de la tarta y dejar la cobertura totalmente recta y del mismo grosor. Os recomiendo poner una primera capa de ganache para sellar el bizcocho y que la migas no se desprendan cuando pongamos la cobertura final. Con la espátula igualamos un poquito las paredes y la llevamos a la nevera durante 15 minutos. Pasado este tiempo la ganache habrá endurecido, así que ya podemos poner la cobertura definitiva.

  • Repasamos bien los laterales de la tarta con un alisador. Cuando tengamos la cobertura terminada, la llevamos a la nevera 30 minutos. Pasados los 30 minutos, retiramos la base superior. Cubrimos con ganache la parte superior y alisamos hasta dejarla plana y bien cubierta. Repasamos un poquito el lateral para conseguir un borde recto y ya la tendremos lista. La dejaremos en la nevera 15 minutos más para que la ganache de la parte superior solidifique un poco antes de cubrirla con fondant.

Tarta-San-Valentin-2

Tarta para San Valentín con menaje de las firmas GrenGate y Pip Studio

  • Para cubrir la tarta estiraremos unos 770 gramos de fondant haciendo un círculo de 38 centímetros de diámetro. Cuando lo tengamos estirado, retiramos el tapete superior y como el fondant queda pegado al tapete inferior, será muy fácil trasladarlo sobre la tarta. Una vez puesto y con el tapete retirado, ponemos azúcar glas antes de alisar el fondant. Con las manos, vamos acomodando los laterales. Siempre haciendo movimientos de un lado hacia a otro y nunca hacia abajo. Cuando tengamos la parte superior lista, recortamos el sobrante para que no pese tanto y el fondant no se estire demasiado. Para terminar de colocar el fondant, os recomiendo trasladar la tarta a una superficie elevada y más pequeña, así podemos acomodarlo mejor dejando caer el fondant sin que nos molesten los pliegues.

  • Cuando hayamos fijado todo el fondant a la tarta, con un bisturí, recortamos el sobrante. Lo hacemos ajustándonos lo máximo posible al borde inferior de la tarta. La trasladamos con cuidado y la acomodamos en el centro de la base. Ahora, ponemos azúcar glas por todo el fondant para alisarlo. Utilizo esta espátula de alisado que tiene los bordes redondeados para no dejar marcas en el fondant. Utilizaré  alisadores flexibles para dejar los bordes perfectos. Apoyamos el alisador con bordes redondeados en la parte superior y con el otro alisamos el lateral de la tarta. Poco a poco iremos viendo como los bordes dejan su forma redondeada y adquieren un borde recto muy bonito.

  • Estiramos fondant de color negro para utilizar un molde marvelous. Ponemos el fondant negro encima y marcamos la forma con las manos. Os recomiendo poner un poquito de azúcar glas sobre el fondant para que no se pegue al rodillo. Debemos ir presionando poco a poco para que el propio diseño del molde corte el fondant. Cuando veamos que el molde ha cortado todos los bordes, quitamos el exceso de azúcar. Retiramos también el fondant sobrante.

  • Ahora, con pegamento comestible cubrimos la superficie de fondant. No hace falta poner demasiado pegamento, con una fina capa será suficiente. Con un punzón retiramos todas las partes interiores del molde para dejar el diseño final. Es importante poner el pegamento antes de retirar las partes interiores, así evitamos poner pegamento sobre el molde, de lo contrario el molde quedará manchado de pegamento y puede estropear nuestra tarta. Estirar un poco las puntas del molde para que el fondant se despegue un poquito. Y ahora sí, lo ponemos directamente sobre la tarta y presionamos ligeramente para que quede fijado. Retiramos el molde y dejamos el fondant negro fijado a la tarta.

  • Seguimos el mismo proceso para hacer la continuación del diseño y lo pegamos justo al lado del primero que habíamos hecho. Acomodamos con los dedos la unión del fondant y seguimos así hasta decorar toda la tarta.

  • Para el borde inferior voy a utilizar una pistola para hacer un cordón de fondant. Ponemos fondant negro en su interior y vamos presionando para que salga el cordón. Después de unos minutos, tendréis un cordón de fondant fino y perfecto. Ponemos pegamento en la base de la tarta y fijamos el fondant ajustándolo al borde inferior.

  • Encima de la tarta colocamos el topper dorado que hemos elegido para esta ocasión. También voy a utilizar unas rosas de azúcar que ya vienen hechas. Con pegamento comestible las fijamos a la tarta. Para conseguir un acabado perfecto, me gusta poner cinta Washi tape en el borde de la base.

  • Y así es como ha quedado mi propuesta de tarta para san Valentín.

Print Friendly
Si te ha gustado esta publicación compártela: