Bienvenido!

Tarta Fresa

Tarta Fresa

¿A que parece fondant? Pues no. Es pasta de almendras, o, lo que es lo mismo, mazapán. Mucho más fácil y rápido de hacer… ¡y nada pegajoso!

Por dentro, es un bizcocho húmedo de mascarpone y cerezas. Lo suyo es que sean fresas, ¡claro!, pero, en caso de no encontrarlas, vale cualquier fruto rojo. O no rojo. ¡Al gusto de cada uno!

TARTA FRESA

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 250 g de Mascarpone
  • 4 huevos
  • 300 g de azúcar
  • 460 g de harina
  • 100 g de mantequilla fundida
  • 160 g de coulis de fresas (o cerezas, o frambuesas…)
  • 1 sobre de levadura
  • 1 pellizco de sal
  • 250 g de fresas (o cerezas, o frambuesas…)

Para la cobertura:

ELABORACIÓN

Para el bizcocho:

  • Se pone el Mascarpone en un bol, junto con el azúcar y los huevos, y se bate.
  • Se añade la harina, la levadura y la sal, y, para terminar, la mantequilla fundida y el coulis de fruta.
  • Se vierte la preparación en un molde engrasado, con forma de corazón (o redondo, si no tenemos de corazón).
  • Se distribuyen las fresas por encima y se hunden bien para que la masa las recubra perfectamente.
  • Se hornea a 160º hasta que está bien hecho (el tiempo dependerá del horno y de la humedad de la fruta escogida: yo lo he tenido 1:30 horas).
  • Se desmolda y se deja enfriar sobre una rejilla
  • Si no está nivelado, se nivela cortando la capa que sobre con un cortador de bizcochos (o un cuchillo, o un hilo haciendo de sierra).
  • Si el molde no tiene forma de corazón, hay que imprimir y recortar una plantilla, para poner sobre el bizcocho y recortarlo con forma de fresa.

Para la cobertura:

  • Se mezcla la almendra con el azúcar y se añaden las claras de huevo. Se amasa hasta que se haga una masa suave y homogénea. (En Thermomix, se pone el azúcar y la almendra, 15 segundos a velocidad 6, y se añaden las claras, 20 segundos a velocidad 6. Luego hay que amasar un poco).
  • Se separa la pasta en dos trozos, uno más grande que otro.
  • Al más grande, se le añade colorante rojo, y se amasa bien.
  • Al más pequeño se le añade colorante verde, y se amasa bien.
  • Si se secara la pasta, se mete unos segundos en el microondas, hasta que vuelva a estar manejable.
  • Se extiende la pasta roja sobre una superficie espolvoreada con azúcar glass tamizada. Se enrolla la pasta extendida en el rodillo, y se coloca sobre la tarta, desenrollándola.
  • Se recorta lo que sobre y se remeten los bordes.
  • Se extiende la pasta verde y se le hacen cortes dentados. Se coloca con cuidado sobre la pasta roja, en la parte superior de la tarta.
  • Se recorta lo que sobre y se remeten los bordes.
  • Se moldea el rabido de la fresa y se pega a ella.
  • Si se os resquebrajara la pasta por los bordes un poco, humedeceos los dedos y pasadlos por lo roto, frotando suavemente. Hará de pegamento. (Poseo la autoría de este truco) 😉
  • Se funde el chocolate blanco en el microondas y se mete en una manga pastelera o en una bolsa de plástico. Se le corta la punta y se van poniendo puntitos alargados sobre la fresa, a modo de pepitas. ¡Y voilà!

Fuente: Sylvie Aït-Ali, de Amuses bouche, con modificaciones.

 

Print Friendly, PDF & Email
María

Maria Lunarillos

Jiennensa de nacimiento pero tinerfeña de adopción (y corazón), me gusta encender el horno cuando viene lluvia, embadurnarme de harina mientras las gotas de agua golpean en la ventana y dejar que el olor a bizcocho y a tierra mojada impregnen juntos la casa. Soy compleja pero aspiro a ser simple, minimalista por dentro y por fuera. Y busco hacer lo mismo con mi cocina, para quedarme con lo más puro, lo más simple y lo más hermoso, porque la grandeza se esconde en los detalles más pequeños.