Bienvenido!

Tarta de té matcha y frambuesas

Tarta de té matcha y frambuesas

En mi exilio “tartil”, que ya ha cumplido dos meses, llegué incluso a pensar que jamás me iban a volver a interesar las tartas. ¡Cómo se ven las cosas desde la tristeza! Sin embargo, cuando sale el sol te das cuenta de que todo vuelve a ser como era. Así que aquí estoy de nuevo, volviendo a disfrutar de los huevos, la harina, el chocolate y las frutas. Poniendo patas arriba la cocina. Peleándome con la cámara de fotos. Y esperando ese momento de gloria que es cuando Javier y Marcos vuelven del cole y del trabajo y sonríen al ver la nueva tarta.

De esta tarta me enamoré en cuanto la vi. Fue en el blog de Tart’in&Chocolat, bonito donde los haya. Si bien la estética es calcada, no lo son los ingredientes. Me gusta usar las preparaciones base que nunca me fallan siempre que puedo. Por ejemplo, si tengo que hacer una plancha de bizcocho de chocolate, como es el caso, prefiero hacer la que siempre hago. Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Así que en esta tarta, además de la plancha de bizcocho, también he hecho a mi manera la capa de chocolate blanco, siguiendo la receta de la capa blanca de la famosa tarta tres chocolates, que siempre sale bien.

Su sabor es muy suave y delicado. Y tiene tres texturas diferentes que dejan una sensación muy agradable en la boca. Bueno, ahí va la receta. Espero que os guste.

Tarta de té matcha y frambuesas

TARTA DE TÉ MATCHA Y FRAMBUESAS

INGREDIENTES (para un molde desmontable o aro de 18 cm)

Para la plancha de bizcocho al cacao:

Para la cuajada de chocolate blanco:

  • 150 g de chocolate blanco
  • 250 g de leche
  • 250 g de nata para montar
  • 1 sobre de cuajada
  • Aroma de limón

Para la mousse de té matcha:

Para la decoración:

  • Frambuesas
  • Chocolate negro
  • Flor de confeti

ELABORACIÓN

Para la plancha de bizcocho al cacao:

  • Se blanquean los huevos con el azúcar, batiendo con varillas durante 12-15 minutos (En Thermomix, con mariposa, 6 minutos, 37º, velocidad 3 y 1/2, y otros 6 minutos a la misma velocidad pero sin temperatura).
  • Se añade la harina y el cacao, tamizados, y se mezcla suavemente. (En Thermomix, 6 segundos en velocidad 3).
  • Se vierte sobre una bandeja de horno cubierta con un Silpat y se hornea a 180º durante 6:30 minutos (si vuestro horno es de aire; si no, tendréis que alargar la cocción 2-4 minutos más) .
  • Se deja enfriar y se corta un círculo del tamaño del molde. Para ello, se pone el molde sobre la plancha y con un cuchillo recortamos por la parte exterior del molde (es mejor que sobre un poco a que falte).
  • Se pone el bizcocho en el plato donde se va a servir la tarta, y en torno a éste se pone el aro del molde desmontable, forrado con una tira de acetato (esto facilitará el desmoldarlo), sin la base, y bocabajo, para que no nos molesten los salientes que tiene el aro para sujetar la base.

Para la cuajada de chocolate blanco:

  • En un cazo se pone a fuego suave la leche, la nata y el chocolate blanco, hasta que éste se deshaga, sin dejar de remover. Entonces, se añade el sobre de cuajada y el aroma de limón, y se sigue removiendo. Desde el principio al fin, hay que contar unos 10 minutos y hay que procurar que no hierva. (En Thermomix, se ponen todos los ingredientes y se programa 7 minutos, a 90º, velocidad 5).
  • Se deja templar un par de minutos, lo justo para que coja un poco de cuerpo, sin dejar de remover o cuajará, y se vierte sobre la plancha de bizcocho.
  • Se deja cuajar sin moverlo del sitio, y se lleva al frigorífico hasta que enfríe del todo.

Para la mousse de té matcha:

  • Se ponen las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.
  • Se pone en un bol el té matcha, tamizado, y se añade la nata lentamente mientras se remueve con unas varillas. Se añade la leche.
  • Se montan las dos claras. Cuando empiecen a montar se añade la punta de una cucharadita de cremor tártaro (o zumo de limón), y cuando estén casi montadas se va añadiendo el azúcar poco a poco. (En Thermomix, 4 minutos, 37º, velocidad 3 y 1/2.)
  • Se baten las yemas.
  • Se calienta a fuego lento en un cazo la mezcla que hemos preparado con el té, a la que se añaden las yemas, sin dejar de remover hasta que espese ligeramente. Se escurre la gelatina y se añade también. (En Thermomix, 7 minutos, a 80º, velocidad 1 y 1/2).
  • Se vierte esta preparación a las claras, muy despacio, en hilo fino, mientras vamos removiendo con las varillas, siempre hacia el mismo lado.
  • Se vierte esta crema sobre la capa de chocolate blanco de la tarta.
  • Se mete en el frigorífico durante dos horas y luego en el congelador durante una hora.
  • Se desmolda con cuidado.

Para la decoración:

  • Se ponen de forma armoniosa las frambuesas.
  • Se derrite un poco de chocolate negro en el microondas y se extiende con ayuda de una espátula de pastelería sobre un silpat (lámina de silicona). Cuando cuaje, se corta una flor con un cortapastas.
  • Se pone la flor sobre la tarta y, sobre ésta, una flor “sprinkle” blanca.
Print Friendly, PDF & Email
Tags:
María

Maria Lunarillos

Jiennensa de nacimiento pero tinerfeña de adopción (y corazón), me gusta encender el horno cuando viene lluvia, embadurnarme de harina mientras las gotas de agua golpean en la ventana y dejar que el olor a bizcocho y a tierra mojada impregnen juntos la casa. Soy compleja pero aspiro a ser simple, minimalista por dentro y por fuera. Y busco hacer lo mismo con mi cocina, para quedarme con lo más puro, lo más simple y lo más hermoso, porque la grandeza se esconde en los detalles más pequeños.