20
febrero

Cupcakes de chocolate con frosting de queso y limón

 

Cupcakes de chocolate con frosting de queso y limón

Debo confesar que le tenía un miedo terrible a los cupcakes. Enfrentarme a esos pequeños pastelitos era una tarea pendiente desde hace mucho, mucho tiempo.

Tengo una lista larguísima con recetas que quiero hacer, cosas que veo por ahí o que se me ocurren y apunto… Y que voy eliminando de la lista conforme voy haciendo. Pero los cupcakes estaban siempre ahí, nunca llegaba su momento. Tenía un miedo atroz a que la magdalena me creciera con demasiado copete, a que no supiera extender el frosting de manera bonita… Bueno, a mil cosas. Y sigo teniéndoles miedo. Por eso esta receta es tan sencilla, sin apenas decoración, sin atreverme aún a coger la manga pastelera y hacer esas decoraciones tan bonitas que hacen personas como Alma.

Y a cuento de Alma… también debo confesar que fue la envidia, y solo la envidia, la que me movió a hacer mis primeros cupcakes. No solo la fe mueve montañas. 🙂

Y este es mi modesto comienzo…

CUPCAKES DE CHOCOLATE, QUESO Y LIMÓN

INGREDIENTES (para 12 cupcakes)

Para los cupcakes:

Para el frosting de queso y limón (visto aquí):

ELABORACIÓN

Para los cupcakes:

  • Batimos con varillas eléctricas (o Kitchen Aid, Thermomix con mariposa o similar) la mantequilla con el azúcar hasta que le mezcla esté suave y se vuelva blanquecina.
  • Añadimos los huevos, de uno en uno, y batiendo bien cada vez.
  • Aparte, mezclamos bien el harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y el cacao puro en polvo.
  • Mezclamos ambas preparaciones  poco a poco, removiendo suavemente, y añadimos también poco a poco la leche.
  • Llenamos las cápsulas hasta la mitad con masa, colocamos en un molde de metal para magdalenas (a menos que uséis cápsulas firmes, como las mías, o de silicona) y horneamos a 160º durante 20 minutos o hasta que salga el cake tester limpio.
  • Dejar enfriar sobre una rejilla.

Para el frosting de queso y limón:

  • Batimos muy bien la mantequilla con el azúcar (de nuevo con varillas eléctricas, Kitchen Aid, Thermomix con mariposa…) hasta que la mezcla se vuelva blanquecina.
  • Añadimos el queso y el aroma, y seguimos batiendo, esta vez más suavemente, hasta que se integren bien todos los ingredientes.

Montaje:

  • Una vez fríos los cupcakes, extendemos el frosting con ayuda de una espátula y decoramos al gusto. (Yo he utilizado un poco de té matcha en polvo y rosas enanas secas).
Print Friendly