Bienvenido!

Tiramisú, mi receta favorita

Tiramisú, mi receta favorita

No tengo dudas: de todas las recetas que he probado y de todas las que me quedan por probar, esta es y será mi receta de tiramisú preferida. La encontré hace años navegando por la Red, en Recetas.net.

Antes había probado muchas recetas, y después he probado alguna que otra, como la del libro de la Thermomix. Pero ninguna se le acerca. Así que no puedo más que animaros a que la probéis. ¡Delicioso, prometido!

Y ya sabéis que por aquí tenéis también un tiramisú en versión tarta… por si necesitáis vestirlo de fiesta.

¡Feliz jueves!

TIRAMISÚ

INGREDIENTES

  • 1/2 vaso de azúcar
  • 300 ml de nata líquida para montar
  • 3 huevos
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 1 tazón de café solo
  • 100 gr de cacao puro en polvo
  • 24 bizcochitos de huevo
  • 1 chorrito de Amaretto

ELABORACIÓN

  • Echamos  la mitad del azúcar en la nata líquida y montamos.
  • Montamos las claras a punto de nieve (mejor si añadís un poco de cremor tártaro)
  • Mezclamos despacio con un tenedor el queso mascarpone y las yemas, añadiendo el resto del azúcar.
  • A esta mezcla añadimos la nata montada y las claras a punto de nieve, mezclando suavemente, con movimientos envolventes.
  • En el café disolvemos un tercio del cacao en polvo y añadimos un chorrito de Amaretto.
  • Mojamos ligeramente los bizcochos en el café, sin dejar que se empapen, y ponemos la mitad de ellos cubriendo el fondo de una fuente (o de unos vasitos, en este caso).
  • Vertemos la mitad de la crema sobre los bizcochos y repetimos la operación: capa de bizcochos, capa de crema.
  • Se espolvorea con el resto del cacao en polvo (o, si queréis variar, con té matcha)
  • Se deja reposar al menos 6 horas en el frigorífico (aunque está mucho más bueno si se deja reposar 24).
Print Friendly, PDF & Email
María

Maria Lunarillos

Jiennensa de nacimiento pero tinerfeña de adopción (y corazón), me gusta encender el horno cuando viene lluvia, embadurnarme de harina mientras las gotas de agua golpean en la ventana y dejar que el olor a bizcocho y a tierra mojada impregnen juntos la casa. Soy compleja pero aspiro a ser simple, minimalista por dentro y por fuera. Y busco hacer lo mismo con mi cocina, para quedarme con lo más puro, lo más simple y lo más hermoso, porque la grandeza se esconde en los detalles más pequeños.