Bienvenido!

Cómo cubrir una tarta cuadrada con fondant

Cómo cubrir una tarta cuadrada con fondant

Hoy vamos a aprender cómo cubrir una tarta cuadrada con fondant. Como ya os dije la pasada semana, cuando os mostré cómo cubrir una tarta redonda, para cubrir las tartas con fondant solo hace falta un poco de práctica y después todo es coser y cantar. Sí, os lo confieso, a mí al principio me daba pánico ponerme con el fondant.

Para que sepáis que no miento y que es muy fácil cubrir este tipo de tartas, la que está en las fotos es mi tercera tarta cuadrada, y si yo puedo hacerlo vosotros también. Así que sin miedo, toca ponerse manos a la obra con las tartas cuadradas.

Para comenzar a cubrir la tarta, la habremos cubierto con la crema elegida, y refrigerado al menos 30 minutos para que nos resulte mucho más fácil hacer esta tarea. Cuanto mejor acabada esté la cobertura de crema, mejor nos quedará al revestirla con el fondant.

Dejaremos la tarta sobre el stand giratorio en el que la habremos cubierto con la crema, así nos resultará más fácil a la hora de cubrir. Amasamos el fondant (necesitaremos unos 600-700 gramos para una tarta cuadrada de 15 cm de lado, dependiendo de la altura). Cuando esté elástico, lo estiramos con el rodillo y le damos forma cuadrada y un grosor aproximado de 5 mm. Cubrimos la tarta y aseguramos con las palmas de las manos todos los bordes superiores de la tarta.

Vamos abriendo los pliegues que se hayan formado en las esquinas de la tarta. Iremos con mucho cuidado, sin tirar el fondant hacia abajo para no rasgarlo. Pegamos con cuidado en fondant en la primera esquina.

Seguimos abriendo y pegando los pliegues de todas las esquinas de la tarta, hasta que tengamos todo el fondant bien pegado sobre toda la superficie de la tarta.

Con la ayuda de la paleta alisadora, iremos pasando por toda la tarta para asegurarnos que el fondant ha quedado bien pegado, y marcaremos bien toda la parte inferior de la tarta para que nos resulte mucho más fácil recortar el exceso de fondant. Con la ayuda de un cuchillo, o rodillo cortador,  iremos cortando a ras de la tarta todo el exceso de fondant.

Cuando hayamos quitado todo el exceso, y con la ayuda de la paleta alisadora, iremos pasando por toda la tarta hasta que consigamos el efecto liso deseado.

Ahora que ya sabemos cómo cubrir nuestra tarta cuadrada con fondant la podemos decorar como más nos guste. Estoy segura de que dejaréis a más de uno con la boca abierta al veros aparecer con esta preciosidad de tarta. Os animo a que lo intentéis, y ya veréis que con un poco de práctica os resultará muy fácil.

Print Friendly, PDF & Email
Marina

Marina

Comencé estudiando algo que no me aportaba nada, hasta que en mis ratos libres descubrí mi verdadera pasión: la repostería. He cambiado los libros de leyes y los contratos laborales por los bizcochos y cremas de mantequilla. A raíz de mi creciente afición por la repostería nace mi blog The Sweetest Taste, en el que comparto todas las recetas que voy preparando y mis conejillos de indias han dado el visto bueno.