Bienvenido!

Colorantes: Tipos y usos

Colorantes: Tipos y usos

Hoy vamos a hablar de los colorantes, esos desconocidos hasta hace poco más de tres años. Siempre surgen algunas preguntas a la hora de comprarlos, así que vamos a ir resolviendo las dudas: ¿en gel, en pasta, en polvo?, ¿cuál es mejor?, ¿qué colores comprar?

Lo primero que debemos saber es que todos estos colorantes son artificiales, así que no debemos abusar de ellos. Lo bueno, es que muchos son tan concentrados que utilizando solo la cantidad que cabe en la punta de un palillo ya obtenemos un color intenso en nuestras masas o cremas.

Otro tema son los colores que vamos a comprar. Os aconsejo que no os volváis locos y comenzar comprando los colores primarios (azul, rojo y amarillo). Con estos tres colores podemos tener una amplia paleta, mezclando el rojo con el azul obtenemos el violeta; con el rojo y el amarillo, el naranja, y con el azul y el amarillo, el verde. De esta forma podemos ir añadiendo un poco más de cada color para obtener la tonalidad deseada.

Colorantes en gel

Los colorantes con textura de gel, ideales para utilizar para teñir fondant, dar color a buttercream y bizcochos. Estos colorantes no van a variar la textura de nuestros bizcochos ni de nuestro buttercream. Los vamos a diferenciar en dos marcas: Wilton y Progel de RD.

Los colorantes de Wilton se presentan en botes de 28 gramos y son elaborados en instalaciones donde también se procesan cacahuetes, nueces, pescados, huevos, mariscos, leche, soja y derivados del trigo. Para su utilización usaremos un palillo para sacar un poco de colorante del bote, aconsejo comenzar con poco colorante, y vayamos subiendo la intensidad progresivamente. Cada vez que cojamos colorante del bote tendremos que utilizar un palillo nuevo para evitar contaminar nuestro bote de colorante.

Os recomiendo que no os paséis con la cantidad de colorante, ya que la intensidad del color sube un poco pasados unos minutos. Si durante la aplicación os habéis manchado las manos solo tendréis que aclarar con un poco de jabón y agua tibia y el colorante desaparece por completo.

Los colorantes ProGel de Rainbow Dust se presentan en un cómodo formato de tubo de 25 gramos. Son bastante concentrados y presentan una amplia gama de colores. Lo utilizaremos de igual manera que los anteriores, tanto para teñir fondant, pasta de goma, bizcochos, cremas, nata montada… Para su utilización pondremos una gota de colorante y lo mezclaremos bien, si queremos conseguir un color más vivo iremos añadiendo gota a gota hasta obtener el color deseado. La ventaja que tienen estos colorantes es que no contienen gluten ni frutos secos y son aptos para vegetarianos.

Colorantes: Tipos y usos

Colorantes en pasta

Los colorantes en pasta los podemos diferenciar de los colorantes en gel por su textura densa. Este tipo de colorantes son muy concentrados, y solo con una pizca vamos a conseguir colores muy intensos. Los colorantes en pasta también los dividiremos en dos: Squires Kitchen y Sugarflair.

Los colorantes de Squires Kitchen se presentan en botes de 20 g y cuentan con una gran variedad de colores, para utilizarlos solos o mezclarlos entre ellos para obtener diferentes tonalidades. Podemos utilizarlos para teñir fondant, pasta de goma, pasta de flores, mazapán, buttercream…Están especialmente recomendados para dar color a la pasta de goma y glasa, ya que al no contener glicerina ayuda a que se seque rápidamente. Para utilizar estos colorantes, con la ayuda de un palillo cogemos la cantidad que necesitemos para teñir, si necesitamos dar más color, cogemos un palillo limpio. No contienen gluten y son aptos para vegetarianos, pero pueden tener trazas de frutos secos.

Los colorantes de Sugarflair los encontramos en botes de 25 gramos, libres de grasa, gluten, frutos secos y transgénicos. La utilización es igual que los colorantes anteriores. De esta marca encontramos los colores Extra Red y Extra Black, que nos permiten obtener un intenso color rojo y negro respectivamente, sin tener que utilizar prácticamente un bote entero de colorante.

Colorantes: Tipos y usos

Colorantes en polvo

Los colorantes en polvo los utilizaremos básicamente para dar matices al fondant o a la glasa, una vez secos. También son muy utilizados para dar color a los macarons, así no varían la composición, y como tienen una alta concentración de pigmentos, podemos conseguir colores muy intensos con muy poca cantidad de colorante.

También los vamos a diferenciar en dos marcas, que son las que a mí más me gustan, Rainbow Dust y Squires Kitchen, aunque también podéis encontrar otras. Estos colorantes los podemos convertir en pintura comestible si los mezclamos con alcohol blanco comestible.

Los colorantes en polvo de Rainbow Dust los encontraremos en envases de 2 gramos, y una amplia paleta de colores dónde elegir. Estos colorantes los aplicaremos sobre fondant, pasta de goma o glasa una vez haya secado con la ayuda de un pincel. Antes de aplicar este tipo de colorantes, siempre quitaremos el exceso en un papel de cocina y pintaremos con movimientos suaves. Si queremos conseguir un tono más intenso volveremos a repetir la operación.

– Con los colorantes en polvo de Squires Kitchen te puedes volver loco a la hora de elegir. Tienen una gran variedad de colores y con diferentes acabados. Pueden contener trazas de frutos secos, no contienen gluten y son aptos para vegetarianos. Los aplicaremos siempre con un pincel seco, quitando el exceso de colorante en un papel de cocina antes de pintar nuestro fondant o glasa. En primer lugar, el colorante lustre, nos da un color mate, este es ideal para dar color a los macarons. En segundo lugar, el colorante en polvo nupcial, perfecto para dar un acabado de boda con colores satinados y muy elegantes. En tercer lugar, el polvo de granos de polen, que son especiales para flores, o dar un acabado de musgo. Y en último lugar, los destellos mágicos, que además de aportar un toque de color nos dan un brillo especial a nuestras creaciones.

Colorantes: Tipos y usos

Después de este artículo sobre los colorantes espero haber aclarado algunas de vuestras dudas. Una vez abiertos, conservaremos los colorantes correctamente tapados en su bote a temperatura ambiente, no es necesario guardarlos en el frigorífico ni ningún sitio especial. Yo los guardo todos juntos dentro de una cajita de cartón para tenerlos siempre localizados.

Print Friendly, PDF & Email
Marina

Marina

Comencé estudiando algo que no me aportaba nada, hasta que en mis ratos libres descubrí mi verdadera pasión: la repostería. He cambiado los libros de leyes y los contratos laborales por los bizcochos y cremas de mantequilla. A raíz de mi creciente afición por la repostería nace mi blog The Sweetest Taste, en el que comparto todas las recetas que voy preparando y mis conejillos de indias han dado el visto bueno.