Bienvenido!

Cómo decorar una calabaza de Halloween

Cómo decorar una calabaza de Halloween

Cómo decorar una calabaza de Halloween

Hoy vamos a ilustrar cómo vaciar y decorar una calabaza de Halloween de forma normalita. Quiero decir, con una decoración que pueda hacer cualquier mortal, no con esas fantásticas virguerías que se ven por la Internet. Y que sí, me gustaría saber hacerlas, pero deben requerir un instrumental especial. Y una fuerza que yo no tengo.

Bien, lo primero es tener una calabaza, como es lógico. No todas las calabazas sirven, las hay que están bastante llenas de carne de calabaza, tiene que ser una de estas calabazas con una capa de carne bajo la piel, pero que en su mayoría está hueca por dentro. Pero esto no tiene ninguna dificultad, porque vuestro frutero os ayudará.

Nos hace falta un buen cuchillo, de hoja estrecha, no muy largo y muy bien afilado, o una navaja con un buen mango, que se agarre bien. Como veis en las fotos yo he utilizado un cuchillo grande y fino para abrir la tapa y una navaja pequeña, que me da más movilidad, para hacer el resto de los cortes. A mí lo del cuchillo pequeño me va genial, tengo las manos pequeñas, y poca fuerza, y lo agarro muy bien. Hay quien recomienda cuchillo de sierra, pero es cuestión de probar y ver con qué os sentís más cómodos.

Como vaciar y decorar una calabaza

Conviene pintar sobre la calabaza el dibujo para recortar. Para ello encontramos miles de plantillas en la red o podemos dibujarlo nosotros a nuestro gusto. Lo hacemos con un rotulador que luego podamos borrar, por si nos queda alguna línea pintada. Los rotuladores para escribir sobre plástico dan buen resultado, porque luego se eliminan los trazos con un paño húmedo.

Como vaciar y decorar una calabaza

Abrimos una tapa en la calabaza, cortando en círculo alrededor del pedúnculo. No recortaremos muy cerca de él, para que la tapa nos salga amplia y podamos limpiar el interior con comodidad. Una vez quitada la tapa tenemos que deshacernos de todas las pipas y filamentos que tiene por dentro. En mi opinión lo más cómodo es rascar todo el interior con un cucharón de cocina metálico. Vamos sacando todos estos filamentos a un recipiente, para luego tirarlos.

Como vaciar y decorar una calabaza

Elegimos el lado de la calabaza que más nos convenga o que sea más bonito, y pasamos a su superficie el dibujo de la cara que queremos hacer, con un rotulador tal como he comentado antes. No hace falta que sea exactísimo, solo que nos sirva de guía.

Como vaciar y decorar una calabaza

Con el dibujo pintado sobre la calabaza procedemos a pincharla para recortar el dibujo. Cuesta un poco porque como veis la carne de la calabaza tiene un espesor considerable y aunque no está muy dura, hay que hacer un poco de fuerza. Bueno, a mí me cuesta porque soy más bien alfeñique.

Como vaciar y decorar una calabaza

Las aberturas grandes, como la boca, las vamos abriendo poco a poco, quitando pedazos en lugar de recortar de una vez todo el perfil, encuentro que así es más fácil. Podemos verlo en la foto anterior. Los pedazos cortados se empujan con el dedo desde el interior y salen perfectamente.

Como vaciar y decorar una calabaza

Ya está. Habréis visto que no es tan difícil aprender cómo vaciar y decorar una calabaza con un dibujo sencillo para Halloween. Y si queréis decorar la calabaza con dibujos más complicados, yo os doy permiso. Si tenéis paciencia y dedicación también podéis rescatar las pipas de calabaza de entre los filamentos y tostarlas para comerlas. Pero esto ya es para nota.

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.