18
octubre

Mini Bundt Cakes de calabaza

 

Mini Bundt Cakes de calabaza

No me considero especialmente golosa, la repostería muy elaborada no suele ser lo mío, pero si me pones delante un buen bizcocho no sé decirte que no. Quizá porque me trae recuerdos de la infancia, cuando mi madre, cada viernes por la tarde, preparaba uno delicioso, suave, esponjoso, y alto, muy alto… Se convertía en el desayuno del fin de semana. Ha llovido mucho desde entonces y los bizcochos han cambiado, tanto por la incorporación de ingredientes nuevos, como por el tipo de molde a usar, es el caso de esta receta de Bundt Cake de calabaza.

Si hace unos años me dicen que un bizcocho lleva calabaza, calabacín o zanahoria no me atrevería ni a probarlo, pero por suerte, con la edad, todas esas puñeterías se te pasan y entonces, te das cuenta, de que ingredientes así son los que dan una jugosidad extrema y un sabor apenas perceptible de las hortalizas.

Os invito a que probéis éste en particular, la receta es del blog El Rincón de Bea, con la única variación de añadir una cucharadita de jengibre en polvo, porque me encanta la combinación de estas cuatro especias juntas, y no ponerle nueces, que si decidís ponerle, habréis de añadirlas en el último momento, justo antes de volcar la masa al molde.

Mini Bundt Cakes de calabaza

Ingredientes

  •  250 g de harina
  •  1,5 cdta. de bicarbonato sódico
  •  2 cdta. de canela en polvo
  •  1 cdta. de jengibre en polvo
  •  1 cdta. de nuez moscada
  •  1/2 cdta. de clavo
  •  Una pizca de sal
  •  4 huevos grandes
  •  300 g de azúcar
  •  250 ml de aceite de oliva suave
  •  400 g de puré de calabaza

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 180ºC.
  • Tamizamos la harina con las especias, el bicarbonato y la sal. Reservamos.
  • Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen.
  • Sin dejar de batir, añadimos el aceite poco a poco y continuamos batiendo hasta que quede todo integrado.
  • Añadimos el puré de calabaza y mezclamos bien.
  • Incorporamos a la masa la mezcla de harina y especias que teníamos reservada. Lo haremos en tres veces y sin dejar de batir.
  • Vertemos la mezcla en el molde engrasado que vayamos a usar, en este caso el modelo Bundtlettes de Nordic Ware, y lo metemos en el horno durante una hora. Para saber si está hecho, pinchamos con un palito, si sale limpio es que ya está, sino, lo dejaremos unos diez minutos más.
  • Una vez hecho, retiramos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla, en el mismo molde, diez minutos. Pasado el tiempo podemos desmoldar y dejar enfriar completamente sobre la rejilla.

Mini Bundt Cakes de calabaza

Para finalizar, podéis decorarlo como más os guste, con azúcar glas, con cobertura de chocolate o simplemente tal cual, porque como veis, a estos mini bundt cakes de calabaza no les hace falta ningún adorno para lucir espectaculares.

Print Friendly