27
octubre

Moldes Bundt de Nordic Ware®

 

Moldes Bundt de Nordic Ware®

La historia de los moldes Bundt de Nordic Ware® me parece de lo más curiosa… Cuentan, que por allá en los años 50, un grupo de mujeres judías de Minneapolis, contactaron con el Sr. Dalquist, dueño de la compañía Nordic Ware, para que les hicieran unos moldes similares a los utilizados para hacer el Bundkuchen. Éste accedió a hacerlos modificando el diseño y acercándose más al modelo austríaco del Kugelhopf.

Dalquist registró el nombre Bundt porque así es como sonaba la palabra Bund en alemán. Por aquel entonces los moldes no tuvieron demasiado éxito, pero cuando en 1966, Elle Helfrich ganó el segundo premio del Pillbury Bake-Of utilizando un molde Bundt para hornear su propia receta, entonces, las ventas se dispararon.

Me confieso adicta a estos moldes, y seguramente muchos de los que me leéis también lo sois, ¿verdad?. La primera vez que vi estos moldes fue a Bea de El rincón de Bea. Recuerdo que fue amor a primera vista… ¿Cómo un bizcocho podía lucir tan elegante?. Por aquel entonces, no había la variedad que hay ahora y encontrarlos también era más difícil.

articulo moldes nordicware

Mi primer molde fue el Heritage, su forma de remolino me fascinó desde el primer momento, aunque tengo que confesar que mi primer Bundt Cake fue un auténtico desastre y es que, como a todo, hay que cogerle el “truquillo”. Pero tranquilos, porque si os ha pasado como a mí o es la primera vez que vais a usarlos, os daré unos consejos para que vuestro primer Bundt Cake sea un éxito garantizado.

Los moldes Bundt son de aluminio fundido con forma de corona y con una chimenea en su parte central, que es la que garantiza la circulación de aire caliente durante su horneado y ofreciendo de esta forma una cocción perfecta. La calidad de estos moldes es extrema, y aunque parezca que su desmoldado puede resultar dificultoso, no lo es en absoluto, se desmolda con mucha facilidad.

Consejos de utilización de los moldes Nordic Ware

Es importante engrasar bien el molde. Se puede hacer con mantequilla y una capa fina de harina, pero mi consejo es que uséis el spray antiadherente Bake Easy de Wilton, con él nos aseguramos de que todas sus aristas están bien engrasadas.

Cuando volquemos la masa dentro del molde, ha de hacerse desde el mismo sitio y dejar que ésta se vaya acomodando. No llenar el molde más de 2/3 de su capacidad. Una vez tengamos toda la masa dentro, alisaremos la superficie con la ayuda de una espátula o cuchara y nos aseguraremos de que la masa llega a todas sus aristas dando unos golpecitos suaves contra la encimera de la cocina, hacia arriba y hacia abajo.

articulo moldes nordicware

Suelen hornearse a 180ºC, calor arriba y abajo, siempre con horno precalentado y sobre la rejilla, nunca sobre la bandeja de horno, ya que si lo hiciéramos estaríamos perdiendo la función de su cono central para la circulación de aire caliente.

Es importante que nos aseguremos de que el bundt cake está bien hecho antes de retirarlo del horno, de lo contrario, cuando desmoldemos el bizcocho, no mantendrá su bonita forma.  Una vez horneado se debe dejar enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos, ni más ni menos, posteriormente desmoldar y dejar enfriar en su totalidad sobre la rejilla.

Los moldes Bundt de Nordic Ware® no son baratos,  pero son para toda la vida, lo único que tenemos que tener en cuenta a la hora de lavarlos es no usar productos abrasivos, simplemente agua, jabón y una esponja. Para mí, su calidad y su larga duración justifican su precio. Sólo tienen un inconveniente, y es que, al no poderse apilar ocupan mucho espacio, motivo por el cual estoy reteniéndome a comprar otro.

Print Friendly