11
noviembre

Brazo decorado

 

Brazo decorado

Ayer os hablaba de los tapetes para decorar brazos, y hoy os traigo el brazo decorado con él.  Obviamente podéis decorarlo como más os guste, podéis añadir colorante a la masa y  darle un toque más colorido, yo, que soy muy tradicional, sólo he usado el cacao en polvo para hacer la distinción de colores, pero aún así me gusta el resultado final.

Cuenta la historia, que fue un monje del Bierzo el que descubrió este postre en un monasterio egipcio y  tanto le gustó que lo trajo a España.  Es curioso como cada país le da un nombre distinto a este postre, arrollado, brazo de reina, swiss roll, niño envuelto, pionono… El caso es que el brazo de gitano no es más que un bizcocho al que se le pone una cobertura de mermelada, crema, nata o chocolate, y posteriormente se enrolla.

Aunque parezca difícil, este postre es muy fácil de hacer. Hay muchas teorías a la hora del enrollado porque suele romperse con bastante facilidad, pero para mí, lo mejor, es rellenarlo y enrollarlo recién salido del horno, pero esto es como todo, cada maestrillo tiene su librillo, así que si os funciona mejor de otra forma, seguid haciéndolo como hasta ahora.

Brazo decorado

Ingredientes

Decoración:

  • 1 clara de huevo
  • 40 g de harina
  • 30 g de azúcar
  • 30 g de mantequilla

Plancha de bizcocho:

  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 90 g de harina
  • 30 g de cacao
  • 120 g de azúcar
  • Una pizca de sal

Elaboración

  • Empezamos con la decoración, para ello fundimos la mantequilla y la mezclamos con el azúcar.
  • Añadimos la clara de huevo y la harina y mezclamos hasta conseguir una masa homogénea.
  • Introducimos la preparación en una manga pastelera con boquilla estrecha (por ejemplo, la nº 3 de Wilton).
  • Preparamos la bandeja de hornear, poniendo papel de horno entre la bandeja y el tapete.
  • Engrasamos el tapete, bien con un poco de mantequilla o con el spray antiadherente Bake Easy.
  • Cogemos la manga que teníamos preparada y comenzamos a seguir las líneas del diseño que hemos escogido.

Brazo decorado

    • Una vez tengamos el dibujo listo metemos la bandeja en el congelador mientras preparamos la plancha de bizcocho.
    • Para la plancha de bizcocho, precalentamos el horno a 180ºC.
    • Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que tripliquen su volumen, unos 10 o 15 minutos.
    • Agregamos la sal y la harina tamizada. Mezclamos con movimientos envolventes con la ayuda de una espátula.
    • Sacamos la bandeja del congelador y volcamos la masa sobre ella.
    • Con la ayuda de una espátula, alisamos la superfície

Brazo decorado

  • Introducimos en el horno precalentado unos 15 minutos.
  • Transcurrido el tiempo, retiramos del horno y lo sacamos de la bandeja, nos quedaremos con el papel de horno, el tapete y la plancha.
  • Con una espátula extendemos el relleno, en mi caso de crema pastelera, por la superficie.
  • Con mucho cuidado y con la ayuda del tapete procedemos a enrollarlo.
  • Una vez lo tengas enrollado, envuélvelo en papel de cocina como si fuera un caramelo y deja enfriar.

Brazo decorado

Ya veis qué fácil es hacer un brazo decorado con este tapete, y como os decía anteriormente, podéis usar colorantes para dar más “vidilla” a un postre tan típico como es el brazo de gitano y ahora que estamos en puertas a la Navidad, se me ocurre que una combinación de colores como el rojo y verde le quedaría fantástico, ¿no os parece?

Print Friendly