16
diciembre

Tarta de zanahoria con efecto degradado para Navidad

 

Tarta de zanahoria con efecto degradado para Navidad

En el post de hoy os enseñaré dos recetas fantásticas y una técnica de lo más sencilla y vistosa para decorar una tarta con crema de queso. Os enseñaré mi receta de tarta de zanahoria con frosting de queso y a decorar la tarta con efecto degradado.

La tarta de zanahoria o carrot cake es una de mis favoritas, su sabor, su esponjosidad y su humedad la hacen única, todo esto combinado con el tacto y el sabor de la crema de queso hacen que sea un auténtico placer para los sentidos. Así que en esta ocasión vamos a darle un toque navideño con un efecto degradado (conocido en repostería como ombre cake).

El efecto degradado lo conseguiremos forrando nuestra tarta con crema de queso de dos o más colores. Es posible que viendo la fotografía os asustéis y vayáis a pensar que es un tanto complicada de hacer, seguid leyendo y veréis que es mucho más sencillo de lo que parece, una de las cosas que os recomiendo es que utilicéis un stand para tartas giratorio.

Tarta de zanahoria con efecto degradado para Navidad

Ingredientes

Para el bizcocho:

Para la crema de queso:

  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar glas
  • 250 g de queso crema
  • Colorante en gel de color a elegir

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo sin aire.
  • Pelamos, cortamos y rallamos las zanahorias lo más finas posible (si tenemos robot para picar alimentos o mandolina utilizarlos). Reservamos.
  • Mezclamos en un bol el aceite junto con el azúcar moscobado. Añadimos los huevos de uno en uno mientras seguimos mezclando. Podemos utilizar una varilla de mano o bien el robot de cocina.
  • Añadimos la harina, la zanahoria, la canela y las nueces y seguimos mezclando. Finalmente añadiremos la levadura y el bicarbonato.

  • Engrasamos dos moldes de 20 cm, podéis hacerlo como se ha hecho toda la vida untando mantequilla y espolvoreando con harina o bien utilizando el spray antiadherente para hornear (muchísimo más rápido y menos engorroso). Introducimos la masa repartiéndola en los dos moldes e introducimos en el horno a media altura durante unos 40 minutos o hasta que al pinchar en el centro con un cuchillo éste salga casi seco. Dejaremos enfriar en una rejilla y cuando esté a temperatura ambiente la pasaremos a la nevera para que se enfríe del todo.
  • Para hacer la crema de queso empezaremos batiendo la mantequilla con la batidora de varillas eléctrica o el robot de cocina con el accesorio de la varilla. Es muy importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente o incluso empezando a deshacerse. Batimos durante un minuto y medio a velocidad alta (veremos que la mantequilla ha blanqueado bastante).

  • Agregamos el azúcar glass y seguimos batiendo, empezamos a velocidad baja para evitar llenar la cocina de una nube de polvo blanco e iremos aumentando progresivamente la velocidad hasta llegar a la más alta que nos sea posible. Batimos durante unos tres o cuatro minutos.
  • Por último agregamos el queso crema (debe estar bien frío recién sacado de la nevera) y seguimos batiendo a velocidad media durante medio minuto más.
  • Para decorar la tarta con efecto degradado empezaremos aplicando una primera capa de frosting de forma tradicional (aquí tenéis un tutorial de cómo cubrir una tarta con crema) con la ayuda de una espátula. Una vez tenemos esta primera capa (no debe ser demasiado gruesa), volveremos a meter la tarta en la nevera hasta que la capa de crema haya endurecido.

  • Aplicamos la crema de queso de color roja en la base de la tarta sin demasiado esmero, solamente para dejar una buena capa en el tercio bajo de la tarta. Seguimos aplicando frosting blanco por el resto de la tarta de la misma forma y vamos girando nuestro stand para ayudarnos para esparcirlo bien.
  • Mojamos la espátula en agua caliente y la secamos bien con un paño y seguimos alisando la superficie de la tarta con suavidad de abajo a arriba para que se vaya degradando el rojo junto con el blanco, siempre haciendo girar nuestro stand en el mismo sentido y manteniendo la espátula en posición vertical.

Tarta de zanahoria con efecto degradado para Navidad

Podéis hacer tarta de zanahoria con efecto degradado para Navidad utilizando más colores o tonos de una misma gama. Una manera de hacerlo es mezclando tres tonos de un mismo color de más oscuro a más clarito (dos de los tonos irían en la parte lateral de la tarta y el último en la superficie). Podéis decorarlo con unos broches hechos con pasta de goma y un molde de silicona para hacer broches y pintados con pintura comestible de color oro.

Receta adaptada de Cupcakes a Gogó

Print Friendly