Bienvenido!

Cómo hacer un brazo de gitano

Cómo hacer un brazo de gitano

Hoy os traemos una elaboración clásica de la repostería, porque no pasa de moda ni queriendo: el brazo de gitano. ¿Qué tiene de bueno el brazo de gitano? Pues que lo podemos hacer de cualquier sabor, relleno o cobertura que se nos antoje, es una bonita variación a una tarta convencional, tiene un corte muy vistoso y además se dosifica muy fácilmente, sin hacerse líos de dividir en cuñas. ¿Qué más queremos?

Efectivamente el brazo de gitano se puede rellenar de mermeladas, nata, crema pastelera, yema y un sinfín de variaciones más. Es muy habitual presentarlo también sin cobertura, simplemente con el bizcocho desnudo y algún adorno. Pero hoy hemos decidido tirar la casa por la ventana y le hemos puesto cobertura también. Es por ello un pelín laborioso de preparar, pero tiene la ventaja de que podemos dividir las distintas etapas de preparación en distintos días, así no se hace pesado.

He cubierto el bizcocho con una deliciosa crema de mantequilla y yema tomada de una receta de corona de Fráncfort de Intercultura y cocina. Es que adoro la combinación de las cremas de mantequilla con las almendras picaditas, pura lujuria. El relleno es sencillísimo, de nata montada aromatizada con café. ¿El resultado? Fantástico.

Brazo de gitano

Ingredientes:

Bizcocho:

  • 4 huevos medianos
  • 125 g de azúcar
  • 125 g de harina floja
  • Una pizca de sal

Relleno:

Cobertura:

  • 140 g de azúcar
  • 150 g de mantequilla ablandada
  • 4 yemas de huevo
  • 4 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de ron
  • 125 g de granillo crocante de almendras

Elaboración:

Bizcocho:

Relleno:

  • Ponemos todos los ingredientes en un bol (la nata debe estar bien fría) y montamos con varillas hasta que la mezcla esté bastante firme. Reservamos.
  • Desenrollamos el bizcocho con cuidado y extendemos la nata aromatizada por encima, distribuyéndola uniformemente con una espátula. Enrollamos cuidadosamente, intentando que no se nos salga mucho el relleno (aunque siempre rebosa algo).

Cómo hacer un brazo de gitano

  • Envolvemos el brazo en plástico de cocina y reservamos. En este punto podemos congelar el bizcocho con el relleno, si nos viene bien hacer esta parte con antelación.

Cobertura:

  • Separamos las yemas de las claras (guardaremos para otro uso, congeladas aguantan muchísimo), las ponemos en un bol y batimos las yemas ligeramente. Reservamos.

Cómo hacer un brazo de gitano

  • Hacemos un almíbar con el azúcar y el agua, calentando suavemente hasta que el azúcar se disuelva. Añadimos el almíbar a hilo a las  yemas, sin dejar de batir con varillas. Agregamos el ron y seguimos batiendo de vez en cuando, hasta que la crema se enfríe del todo.
  • Ponemos la mantequilla ablandada en un bol y batimos hasta que blanquee, mejor en un robot con pala a alta velocidad. Mucho ojo, porque debe estar blanda, pero no derretida. Si en algún momento la vemos brillar en exceso (señal de que se derrite), metemos el bol en el frigorífico unos minutos. Siempre debe estar mate. Sin dejar de batir vamos añadiendo la crema de yemas poco a poco, hasta acabarla.

Cómo hacer un brazo de gitano

  • Colocamos el bizcocho relleno sobre una superficie adecuada, que nos permita maniobrar, como una tabla, y le ponemos por la parte inferior unos pedazos de papel de hornear, para no manchar mucho la superficie de trabajo. Ayudándonos con una espátula o lengua de silicona, repartimos la crema de mantequilla por toda la superficie del brazo de gitano. No es necesario que quede perfecta, porque la cubriremos con el granillo de almendra.
  • Os recomiendo que en este punto congeléis el brazo o al menos lo refrigeréis una hora, será mucho más fácil de manipular y no nos pringaremos tanto al aplicarle el granillo de almendra.

Cómo hacer un brazo de gitano

Acabado:

  • Extendemos el granillo de almendra en una fuente, como se ve en la foto, y vamos aplicando la almendra poco a poco con la mano, cogiendo puñaditos, o rebozando el brazo directamente sobre ella (ojo, esto último, que se ve en la foto de la derecha, solo se puede hacer si la crema está bien congelada). Procedemos así hasta que lo tengamos todo cubierto. Apretaremos el granillo con la mano para que se adhiera bien.

Cómo hacer un brazo de gitano

Como hemos comentado anteriormente, este brazo de gitano no es difícil, y las tres etapas de elaboración que se pueden realizar en distintos días: la plancha de bizcocho, el relleno y la cobertura final. Asimismo, el brazo admite la congelación en distintos momentos de la elaboración: solo el bizcocho enrollado con el relleno, el brazo con la cobertura de crema aplicada (sin el granillo), y el brazo completamente acabado, con la almendra. En cualquier caso, no mantengáis la congelación más de unos pocos días. Y merece la pena, porque está riquísimo.

Print Friendly, PDF & Email
Tags:
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.