Bienvenido!

Pizza en el grill

Cómo hacer una pizza casera en el grill del horno

Pizza en el grill

Sabemos que los profesionales de la pizza disponen de hornos superpotentes con temperaturas similares a las del infierno, con soleras de piedra o terracota que hacen que la pizza salga casi flotando cuando la posas sobre ellos y crezca como una condenada. Pues siento deciros que esto no es imprescindible para hacer pizza en casa, porque podemos conseguir una estupenda pizza en el grill. Palabrita del niño Jesús.

Esta técnica, si se le puede llamar así, la aprendí en un vídeo del celebérrimo chef británico Heston Blumenthal, al que llegué desde El foro del pan. Eso sí, es imprescindible disponer de una sartén o paella de hierro grueso, que será la superficie que vamos a calentar a tope para posar la pizza sobre ella.

Cuando horneamos una pizza por el sistema tradicional necesitamos calentar el horno a la temperatura máxima que pueda dar, unos 250ºC en mi caso, durante un rato largo. Conviene también tener una piedra de horno, lo que alarga el tiempo de calentamiento aún más. Con el grill conseguimos una superficie muy caliente en mucho menos tiempo, con el consiguiente ahorro de energía. Solo tendremos cierta limitación en el tamaño de las pizzas, que no podrán ser mayores que nuestra sartén o paella.

Pizza en el grill

Para hacer una pizza con el grill empezamos por poner una bandeja del horno cerca del grill, sobre la que colocaremos nuestra sartén o paella de hierro, boca abajo. Encendemos el grill a tope y dejamos calentar por lo menos 10 minutos, aunque el tiempo necesario va a depender de cada horno y lo tendremos que probar. Como siempre os decimos, el conocimiento de nuestro horno es fundamental para conseguir buenos resultados.

Estiramos nuestra pieza de masa de pizza (aquí tenéis la receta de mi masa de pizza) sobre una pala de panadero o similar, bien enharinada o espolvoreada de sémola, que nos permita pasar la pizza con comodidad al horno. Le ponemos el tomate, el queso y nuestros ingredientes favoritos, y la deslizamos sobre la sartén perfectamente caliente, dejándola bien centrada.

Pizza en el grill

Cerramos el horno de inmediato y marcamos 3 minutos de tiempo en un reloj de cocina. Tenemos que vigilar la pizza con mucha atención, porque el calor es tan fuerte que se puede requemar en un abrir y cerrar de ojos. Si al cabo de los 3 minutos la queremos un poco más tostada, la cocemos un minuto más. La sacamos con la pala a un plato.

Si os atrevéis a usar este sistema comprobaréis que el efecto del metal caliente de la base con el del grill por encima hornea la pizza de forma perfecta en muy poco tiempo. Si queremos preparar más de una pizza, con todas las porciones de masa previamente estiradas sobre la encimera, vamos preparando en la pala la siguiente pizza, añadiéndole todas las coberturas, mientras tenemos una pizza en el horno. Lo que se llama un tren de fabricación pizzero, vamos.

Pizza en el grill

No os arrepentiréis de probar este sistema para hacer pizza en el grill. Desde el día que probé este método no he vuelto a usar otro; con este las pizzas quedan esponjosas por dentro y tostaditas por encima. Os diré que en mi casa me la piden todos los viernes en lugar de llamar por teléfono a Pizza-tal o a Pizza-cual… Es que los tengo muy malcriados.

Print Friendly, PDF & Email
Tags:
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.