Bienvenido!

Cupcakes de vainilla

Cupcakes de vainilla para San Valentín

Cupcakes de vainilla

No queda nada para San Valentín, se nota porque la red está inundada de los colores del amor, de elaboraciones en forma de corazón, y los centros comerciales se frotan las manos pensando en lo que van a vender estos días… Yo no quiero ser menos, así que os traigo unos cupcakes de vainilla, de Peggy Porschen, con un toque Valentinesco.

Confieso que San Valentín no me dice mucho, bueno, más bien nada, en casa no lo celebramos y no porque no esté enamorada, que lo estoy y ¡mucho! pero creo que no debería existir un día determinado para demostrar el amor, ya sea a nivel pareja, familiar o amistad, y ahora va a sonar muy cursi, pero todos los días deberíamos decir Te Quiero a esa persona que tanto nos importa… ¿por qué será que nos cuesta tanto decirlo?

Como os decía, esta receta pertenece al libro Cupcakes de Peggy Porschen, son los cupcakes de raso y vainilla, aunque yo he hecho alguna variación en cuanto a decoración se refiere. En lugar de adornar con perlas de azúcar, le he dado un toque rojo, muy apropiado para estos días, y que estoy segura de que os encantará saber cómo se hace.

Cupcakes de vainilla

Ingredientes

Cupcakes:

  • 225 g de mantequilla
  • 225 g de azúcar blanco
  • 225 g de harina con levadura
  • 4 huevos medianos
  • 1 cdta. de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Almíbar:

Buttercream:

  • 200 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 500 g de icing sugar
  • 300 g de queso mascarpone a temperatura ambiente
  • Colorante rojo

Elaboración:

  • Precalentamos el horno a 175ºC.
  • En el bol de nuestra batidora ponemos la mantequilla, el azúcar, el extracto de vainilla y la sal. Batimos hasta que la mezcla blanquee.
  • Sin dejar de batir, incorporamos lentamente los huevos ligeramente batidos.
  • Tamizamos la harina sobre la mezcla y removemos hasta que quede todo integrado.
  • La masa resultante es algo densa, yo he usado un racionador de helados para rellenar las cápsulas, pero es más sencillo usar una manga pastelera. Las llenamos dos tercios de su capacidad.

Cupcakes de vainilla

  • Horneamos entre 15 y 20 minutos.
  • Para hacer el almíbar, ponemos en un cazo el agua, el azúcar y la vaina de vainilla y lo llevamos a ebullición.
  • Una vez el azúcar se haya disuelto completamente, retiramos del fuego y dejamos que enfríe.
  • Cuando tengamos los cupcakes horneados y aún en caliente, pinchamos la superficie de ellos con un palillo y con una brocha pincelamos con el almíbar reservado. Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
  • Para hacer el glaseado de mascarpone, es decir, el frosting, añadimos la mantequilla junto con la mitad del icing sugar en el bol de la batidora y batimos a una velocidad alta hasta que la mezcla blanquee.
  • Agregamos la otra mitad de icing sugar junto con el mascarpone y continuamos batiendo. La mezcla ha de quedar lisa.
  • Preparamos la manga con la boquilla 1M de Wilton.
  • Untamos un palito de brocheta de colorante rojo y pintamos el interior de la manga, tal como se muestra en la foto, a veces, una imagen vale más que ¡mil palabras!.  No os preocupéis si la línea no está totalmente recta, ¡no somos cirujanos!, pero aseguraos de que hay un buen hilito de colorante.
  • Introducimos el frosting dentro y procedemos a decorar los cupcakes. Acordaos, que hay un post donde explico cómo decorar los cupcakes con manga pastelera, os será de utilidad si no habéis usado nunca una manga.

Cupcakes de vainilla

  • Y como decoración final, podemos ponerle una rosa de glasa que ya vienen hechas y resultan ideales para decorar cualquier postre y… ¡cómo no! para darle un toque más de color, le añadimos unos non-pareils de color rojo.

Cupcakes de vainilla

Cupcakes de vainilla

Como veis, estos cupcakes de vainilla para San Valentín son muy fáciles de hacer, y esta técnica de decoración me parece muy divertida. Podéis experimentar con otros colores e incluso ¡con varios colores a la vez! Con las cantidades que os doy, os salen 24 cupcakes, así que si queréis sólo una bandeja, es decir 12, utilizad la mitad de los ingredientes, excepto para el almíbar, más vale que sobre que no que falte.

Print Friendly
Olga

Olga

Mi amor por la cocina es bastante reciente, pero mi amor por la fotografía viene de lejos. Ello me llevó a crear mi blog Nina’s Kitchen, un nexo de unión entre mis dos grandes pasiones. Hace unos años abandoné la profesión de toda una vida, para dedicarme a aquello que realmente me satisfacía: ¡fotografiar! En la actualidad me dedico profesionalmente a la fotografía infantil y gastronómica.

12 Comentarios
  • Sandra

    4 febrero, 2014 at 23:03 Responder

    Justamente estaba buscando alguna receta para San Valentín y mira tu por donde he dado con la tuya,y me va al dedo porque últimamente me ha dado por hacer cupcakes, pero estos me parecen muy originales. Seguramente los pruebe. Eso sí, no se como me saldrán.

    Besitoss

  • Maria Lopez

    3 febrero, 2014 at 19:20 Responder

    OMG wow!!

    Se ven increíbles!

    Besos x

    Besos x

  • Conguicupcake

    3 febrero, 2014 at 11:15 Responder

    wow…que lindura, dicen cómeme!!tienen pinta de estar muy jugosos…ñammm…saludos desde Fuerteventura 🙂

Envía un comentario