Bienvenido!

Galletas florentinas

Galletas florentinas

Galletas florentinas

Las galletas florentinas son unas galletitas delgadas, crujientes, hechas a base de mantequilla, azúcar, harina, almendras y fruta confitada, con un baño de chocolate por uno de sus lados. Es una galleta golosa, de esas que dices, sólo me como una e inmediatamente después vas a buscar otra… Sabéis a qué me refiero, ¿verdad?

Siempre me gusta tener algún dulce en casa por si tengo visitas inesperadas y lo cierto es que las galletas es algo que se conserva muy bien y siempre agrada a todo el mundo. Las florentinas son unas de mis favoritas, a pesar de ese aire rústico, que por cierto, a mí me encanta, siempre triunfan, y lo sé porque a los invitados les pasa lo mismo que a mí, ¡no pueden comer sólo una!

Hay varias formas de hacer este tipo de galleta, yo os mostraré cómo las hago yo, que como siempre, me complico la vida lo justo e intento que todo sea lo más fácil posible. La semana pasada os mostré cómo hacer fruta confitada, sería interesante que le echaseis un vistazo porque para esta receta la vamos a necesitar.

Galletas florentinas

Ingredientes:

Elaboración:

  • Picamos la almendra (en el caso de que sea entera), la piel de fruta confitada, las guindas y las pasas. Reservamos.
  • En un cazo, calentamos la mantequilla junto con el azúcar hasta que ésta se disuelva.
  • Una vez se haya disuelto el azúcar, retiramos el cazo del fuego y añadimos la harina tamizada. Mezclamos todo bien.
  • A continuación, añadimos el resto de ingredientes y volvemos a mezclar hasta obtener una masa homogénea.
  • Forramos una bandeja de horno con papel de hornear, y con la ayuda de una cuchara vamos poniendo “pegotitos” sobre el papel, dejando espacio entre ellas. Con un tenedor mojado en agua fría, aplastamos los “pegotitos” para que queden lo más finas posible.
  • Introducimos en el horno, previamente precalentado a 180ºC unos 10 minutos, o hasta que veas que las galletas empiezan a dorarse.
  • Retiramos del horno y las dejamos entibiar en la misma bandeja para que queden firmes, después las acabaremos de enfriar sobre una rejilla.
  • Para la cobertura, fundimos el chocolate al baño María y untamos con él la parte más lisa de nuestra galleta.
  • Cuando veamos que el chocolate empieza a endurecer, cogemos un tenedor y dibujamos unas ondas sobre él. Dejamos enfriar completamente.

Galletas florentinas

Estas son las galletas florentinas que hago en casa, pero también he visto recetas con otra variedad de frutos secos y fruta confitada. No sé si os pasa a vosotros también, pero cuando me gusta una receta, me cuesta cambiar y probar otra nueva. No sé, si me animo y me gustan, ¡os lo contaré!

Olga

Olga

Mi amor por la cocina es bastante reciente, pero mi amor por la fotografía viene de lejos. Ello me llevó a crear mi blog Nina’s Kitchen, un nexo de unión entre mis dos grandes pasiones. Hace unos años abandoné la profesión de toda una vida, para dedicarme a aquello que realmente me satisfacía: ¡fotografiar! En la actualidad me dedico profesionalmente a la fotografía infantil y gastronómica.