Bienvenido!

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Galletas decoradas: materiales necesarios y técnica ”húmedo sobre húmedo”

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Una de las cosas que más me gusta hacer, quizás porque fue lo primero que aprendí en esto de la repostería creativa, son las galletas decoradas. 
Es cierto que para hacerlas necesitas dedicarle tiempo, pero ten en cuenta que, como ahora verás, con muy poco esfuerzo, quedan unos resultados preciosos, que se conservan durante mucho tiempo perfectamente aptas para consumir y que los materiales que se necesitan para hacerlas no son tantos como crees, además de que ocupan muy poco espacio en tu cocina. Vamos, que ¡todo son ventajas!

Hoy os voy a hablar precisamente de esos materiales básicos para decorar galletas y os presentaré una de las técnicas más conocidas en las galletas decoradas: el wet on wet, o lo que es lo mismo, húmedo sobre húmedo. Una técnica básica en el decorado sobre glasa que es mucho más sencilla de lo que imagináis.

Pero no puedo empezar sin hablaros del punto más importante: La glasa. 
Si te informas por internet, verás que hay diferentes tipos: está la glasa hecha con clara de huevo, la que lleva  merengue en polvo o la que usa albúmina de huevo. 
Yo las he probado todas, con diferentes proporciones en sus ingredientes, hasta quedarme con la receta que, para mí, es la perfecta, y la cual os explico junto a mi receta básica de galletas para decorar:

Receta de galletas de mantequilla para decorar:

Ingredientes:

  • 600 g de harina
  • 250 g de mantequilla sin sal
  • 250 g de azúcar
  • 2 huevos M
  • 1 cucharadita de vainilla (o el aroma que prefieras)

Elaboración:

  • Primero bate la mantequilla reblandecida a temperatura ambiente junto con el azúcar.
  • A continuación, bate los huevos aparte, y añádelos poco a poco a la mezcla asegurándote de que se integran bien. Es momento también de añadir la vainilla o el aroma que tu quieras.
  • Por último incorpora la harina, la cual echaremos en varias tandadas, batiendo lo justo para que todos los ingredientes se integren bien.
  • Estira la masa con el rodillo procurando que quede del mismo grosor. Te puedes ayudar de un rodillo especial con topes.
  • Debes enfriar la masa en la nevera por lo menos unas dos o tres horas.
  • Cuando la masa esté bien fría, córtala con el cortador de galletas que más te guste. En este caso usé este de forma de lazo.
  • Por último hornéalas durante aproximadamente 10 o 12 minutos a 180º. El tiempo dependerá del tamaño y grosor de tus galletas.
  • Cuando saques las galletas del horno, deja que se enfríen por completo sobre una rejilla.

Receta de glasa:

Ingredientes:

  • 26 g de merengue en polvo
  • 900 g de azúcar glas
  • 147 ml de agua (si añades algún saborizante líquido inclúyelo en los 147ml, la cantidad de sabor dependerá de tus gustos y de la marca que uses)

Elaboración:

  • Mezcla el agua, y el aroma, con el merengue en polvo y bate a velocidad baja durante un minuto. A continuación tamiza el azúcar glas e incorpóralo en dos tandas, batiendo primero a velocidad baja para finalmente hacerlo a velocidad media durante unos 5 minutos.

Como ves, el proceso no puede ser más sencillo y rápido. 
A esta mezcla la denominaremos glasa madre, y su consistencia ya nos servirá como la llamada glasa de delineado.

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Materiales imprescindibles para decorar galletas

  • Boquillas: son muchas las marcas, tamaños y formas que puedes encontrar en el mercado, pero las verdaderas boquillas básicas y necesarias que te recomiendo son la número 1 y  número 2 de la marca Wilton.
  • Adaptadores de boquilla: te permiten cambiar de boquilla usando la misma manga pastelera, pero lo más importante: poder quitar la boquilla cuando tú quieras, si por ejemplo, debes limpiarla porque se ha obturado.
  • Mangas pasteleras: de plástico y desechables son una compra barata que te durará mucho tiempo, pues puedes limpiarlas y reutilizarlas para otras ocasiones.
  • Papel de film: lo usaremos tanto para tapar nuestra glasa, evitando así que se seque al contacto con el aire, como para montar nuestras mangas pasteleras, tal y como verás más adelante.
  • Biberones: nos facilitan el proceso de relleno con la glasa, así como son un básico para conseguir resultados como el que nos da esta técnica del wet on wet, tal y como veremos más adelante.
  • Colorantes: los encuentras de diferentes marcas y texturas. Los que se usan para las galletas son los colorantes en gel, tipo Wilton, o colorantes en pasta, tipo Sugar Flair. 
No necesitas tener todos los colores, empieza comprando los que más vayas a usar. Además, al igual que hacemos con las pinturas, con los colorantes podemos hacer mezclas a partir de los colores primarios y conseguir diferentes tonos, aunque particularmente te recomiendo que compres los colores originales. Ten en cuenta que estos botecitos, aunque pequeños, te van a durar muchísimo tiempo.
  • Palillos: los palillos redondos se convertirán en tus mejores amigos a la hora de decorar galletas. Para extender la glasa, para eliminar posibles obturaciones que se produzcan en las boquillas, para limpiarlas, para hacer dibujos en la glasa, para coger el colorante, etc.

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Tipos de glasa: delineado y glasa de relleno

  • La glasa de delineado: es la que conseguimos cuando hacemos nuestra glasa madre. Sirve para delinear la galleta antes de rellenar, como su nombre indica, pero además, esta consistencia es la perfecta para escribir, o hacer formas con diferentes boquillas sin que se pierda el efecto o la forma por culpa de que la glasa “se funda”. 
Como ves en la fotografía, este tipo de glasa debe aguantar la forma que le hagas, en este caso con un tenedor, pase el tiempo que pase, hasta que quede dura por completo.
  • La glasa de relleno: es la que se usa para rellenar nuestra galleta. Se consigue añadiendo agua a la glasa madre. Pero ojo, hazlo muy poco a poco, mezclando bien cada vez que añades agua, hasta conseguir una glasa con aspecto de yogur griego.

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Una vez que tengamos preparada la glasa teñida con los colores que queramos usar, y separando la glasa de delineado de la de relleno en diferentes recipientes, vamos a montar nuestra manga.

Extiende el papel film y coloca en el centro la glasa de delineado, en este caso de color blanco. Enrolla como si fuera un caramelo, y coloca por un de los extremos el adaptador de boquillas.
Por último corta lo que sobra del papel de film con unas tijeras, tal y como ves en la imagen.

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Introduce este rollo en la manga pastelera, y nuevamente corta la punta sobrante a la altura del adaptador. Ahora ya puedes colocar la boquilla y enroscarla al adaptador. 
Para delinear usaremos  siempre la boquilla número 2 de Wilton.

Como solo usé el color blanco para delinear,  no fue necesario preparar más mangas. Es momento entonces de preparar la glasa de relleno añadiendo el agua. 
Puedes usar los colores que quieras, yo, para hacer las flores, escogí el rosa y azul, haciendo un verde suave para las hojas.

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''
Lo primero que haremos será delinear la galleta con la manga pastelera. Como ves en la fotografía, no debes acercar la boquilla demasiado a la galleta, sino que por el contrario debes dejarla levantada dejando que poco a poco, y con pulso firme, la glasa caiga con cuidado sobre ella.

Para rellenar la galleta puedes hacerlo de dos maneras: con la ayuda del biberón, o tú misma a mano con la ayuda de una cucharita. 
Si no tienes práctica y quieres tener el mejor resultado en tus galletas, te recomiendo que rellenes con la glasa ayudándote de un biberón, pero si te da pereza y quieres ir por la vía más rápida, quiero que sepas que existe la posibilidad de que tú misma pongas la glasa, poco a poco, con la ayuda de una cucharita.

Es una opción más rápida, perfectamente válida, que yo misma uso en muchas ocasiones cuando trabajo con muchos colores y no quiero gastar tanto tiempo en rellenar mangas y biberones. Lo que si haremos en cualquiera de los dos casos es ayudarnos del palillo para extender bien la glasa, romper las posibles burbujitas que se formen de aire y asegurarnos de que llega a todos los huecos.

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Para asegurarnos de que la glasa queda perfectamente lisa, mueve, con mucho cuidado, la galleta de un lado para otro.

Para conseguir este efecto tridimensional de lazo, deberás tener en cuenta el siguiente truco: espera unos minutos antes de rellenar las porciones que se tocan, dejando que la glasa se seque un poco. Si no lo haces, toda tu glasa se fundirá la una con la otra y no te quedara un lazo con volumen, sino plano y uniforme. 
Mientras esperas que se sequen las partes ya decoradas puedes continuar con otras galletas e ir alternándolas.

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Toca ya decorar con la técnica wet on wet. Vas a ver lo sencilla que es. 
Con la ayuda de los biberones haz pequeños puntitos sobre la glasa recién puesta. Al principio quedarán un poco levantados, como pequeñitas montañitas, pero no te preocupes, terminarán por fundirse y quedarán como lunarcitos. 
Para simular las hojas de nuestras flores ayúdate de nuevo con el palillo, y con la glasa aun húmeda, arrástrala hasta hacer ese pico que formará tu hoja, tal y como ves en la fotografía.

Galletas decoradas: Materiales necesarios y técnica ''húmedo sobre húmedo''

Y este es el resultado final de nuestras galletas decoradas con la técnica wet on wet, o húmedo sobre húmedo, con un efecto de lazo con volumen mucho más realista. 

Recuerda que para conseguir este resultado debes dejar secar las partes del lazo por separado, sin olvidarte de decorarlas con las flores. A medida que esperas ese tiempo de secado, ve decorando las otras galletas, de esta forma aprovecharás al máximo tu tiempo.

Print Friendly
Mirta

Mirta

Mi verdadera profesión está en la educación. Soy profesora de Infantil y lo cierto es que no me imagino trabajando en otra cosa, pues para mi no hay nada más bonito. Todo el tiempo libre que tengo lo dedico a mi blog: Dulce sentimiento con el que siento que puedo desarrollar mi lado más creativo. Desde pequeña me ha gustado pintar, coser, hacer punto de cruz...todo lo que permitiera dar rienda suelta a mi imaginación y creatividad, pero desde que la repostería y la fotografía han llegado a mi vida han entrado pisando tan fuerte que ya ocupan una parte muy importante de ella.

12 Comentarios
  • Inés María

    14 enero, 2015 at 2:42 Responder

    Hola Mirta… qué bonitas galletas!!!!

    Dime, la recete con claras y no con merengue en polvo sería igual???

    Gracias,

  • Eugenia

    2 mayo, 2014 at 20:38 Responder

    Hola. Muchas gracias por el artículo. Me ha resultado muy interesante.
    He realizada algunas veces decoración de galletas con el método húmedo sobre húmedo, y me han quedado preciosas. Pero al cabo de unos días, es como su los colores comenzaran a desteñir, por ejemplo, para San Valentín hice unas galletas preciosas blancas con corazoncitos rojos, y al cabo de unos días, 4 ó 5, el rojo comenzó a mezclarse con el blanco, como si destiñera. A que es debido? Ya me da reparo regalar galletas, porque no se como estarán a los pocos días.

    • Mirta

      Mirta

      6 mayo, 2014 at 20:35 Responder

      Hola Eugenia! La verdad eso es algo común en las galletas decoradas debido a la humedad, y mucho más si mezclas colores como el blanco y el rojo. El rojo y el negro son dos de los colores más complicados que hay en glasa. Primero porque cuesta mucho conseguir esos colores intensos sin usar toneladas de colorante, y segundo porque destiñen fácilmente. Pero si esas galletas blancas las hubieras decorado con corazones azulitos o rositas no te hubiera pasado nada.
      Con los colores suaves corres menos riesgo 😉

      • Eugenia

        8 mayo, 2014 at 0:23 Responder

        Muchas gracias por tu respuesta. Voy a ver si me pongo este finde manos a la obra y lo compruebo. Un beso

  • bego

    29 abril, 2014 at 22:21 Responder

    Hola. Cuando he intentado integrar un dibujo en el color de fondo siempre se me han quedado abultados. Siempre lo he hecho con la glasa de delineado . Puede ser por eso?hay que hacerlo con textura de relleno?

    • Mirta

      Mirta

      6 mayo, 2014 at 20:38 Responder

      Lo más idoneo es usar una glasa de delineado con un poquitín de agua. Lo que no debes es usar una glasa muy suelta y líquida. Llegar al punto correcto de glasa es un proceso de ensayo error que conseguiras con la práctica, ya verás. No te agobies 😉
      La glasa es complicada. La próxima vez ponle un poquito de agua a esa glasa de delineado a ver qué tal 😉
      beso

Envía un comentario