25
abril

Trufas de chocolate

 

trufas de chocolate

Las trufas de chocolate, esos boliches blanditos y deliciosos que todos conocemos, se hacen con ganache de chocolate. ¿Qué es la ganache de chocolate? ¿Que no habéis leído aún nuestro artículo sobre qué es y cómo se hace la ganache? Al rincón de cara a la pared… La ganache es una mezcla de nata y chocolate fundamentalmente que por su consistencia suave se puede modelar en bolitas que se aromatizan de diversas formas y se recubren con variados ingredientes también. Una delicia.

El confuso nombre de trufas viene por su semejanza con las trufas naturales, esos hongos que se usan en la alta cocina y que alcanzan precios astronómicos. Qué ocurrencia. Dicen las malas lenguas que las trufas de chocolate se inventaron en Francia, como tantas otras preparaciones reposteras, a principios del siglo XIX. Aunque sin duda se han hecho popularísimas en muchas otras partes del mundo.

Esta es una receta básica, en la que no es imprescindible ni la mantequilla ni el azúcar ni el licor, pero los tres le añaden cualidades al producto. La mantequilla hace el resultado un poquito más untuoso, al aumentar la grasa total, el azúcar suaviza el sabor del chocolate y el licor le aporta un aroma adicional. El licor puede ser ron, kirsch o incluso champán. Lo más clásico es que todo el chocolate empleado sea amargo, pero podéis variar la proporción y sustituir la mitad del chocolate por chocolate con leche, por ejemplo.

Trufas de chocolate

Ingredientes:

  • 400 g de chocolate negro de cobertura de buena calidad
  • 100 g de nata líquida (mínimo 35% en grasa)
  • 35 g de mantequilla
  • 15 g de azúcar
  • 4 cucharadas de licor (facultativo)
  • Cacao en polvo, frutos secos picados o más chocolate de cobertura para el acabado

Elaboración:

  • Empezamos por preparar la ganache. Para ello troceamos el chocolate y lo reservamos en un bol.
  • Ponemos a calentar en un cazo la nata líquida con la mantequilla y el azúcar. Removemos y esperamos a que llegue a ebullición. En cuanto hierva la retiramos del fuego y añadimos el chocolate picado o en gotas. Tapamos y dejamos reposar 30 segundos. Con unas varillas, empezamos a remover, lentamente primero y luego más rápidamente, a medida que se forma la ganache y obtenemos una crema espesa, brillante y oscura. Rebañamos bien el fondo con una espátula para asegurarnos de que no se ha quedado ningún depósito de chocolate.

trufas de chocolate

  • Como esta receta lleva una cantidad comparativamente pequeña de nata, si se nos ha enfriado la mezcla sin que se haya terminado de derretir todo el chocolate, ponemos el recipiente unos segundos en el microondas a máxima potencia (nunca más de cuatro segundos cada vez) y removemos bien, hasta que desaparezcan los trozos. También podemos poner la mezcla al baño maría, sobre agua hirviendo, pero con cuidado de que el recipiente no toque el agua, que solo lo toque el vapor. Agregamos el licor si queremos, removiendo bien.
  • Sin dejar que se enfríe, vertemos la ganache en una manga pastelera con boquilla ancha y lisa, para formar las trufas sobre un papel de hornear, o la vertemos en un recipiente de tamaño adecuado de forma que nos quede en una capa de 1,5-2 cm, que luego cortaremos en cubitos que moldearemos en forma de bolitas. Si queréis formarlas con manga os dejo este vídeo de Eddy Van Damme (del que hablamos en este artículo) que, aunque está en inglés, es muy ilustrativo para ver cómo se forman y manipulan las trufas.

trufas de chocolate

  • Una vez que la ganache está fría y completamente sólida (no hace falta meterla en la nevera, pues se pondría demasiado dura para manipularla) procedemos a formar las trufas, moldeando las porciones en forma de bolita entre las manos. Para manipular las trufas es muy práctico usar unos guantes finos de látex, pues así no las derretimos casi y no nos manchamos.

trufas de chocolate

  • Preparamos en la mesa de trabajo la cobertura que deseemos dar a las trufas, para bañarlas a medida que las formamos: frutos secos picados, cacao en polvo o cobertura de chocolate. Si vamos a usar cobertura de chocolate para bañar las trufas deberemos atemperarla para que quede lisa y brillante, como explicamos en nuestro artículo sobre cómo atemperar chocolate.

trufas de chocolate

Las trufas de chocolate son de esas cosas que una vez que las has hecho te preguntas por qué no las hiciste antes, pues son fáciles y muy lucidas, ideales para regalar o para quedar como un señor o señora cuando tienes invitados. Ahí queremos veros a todos haciendo trufas como posesos a la voz de ya, ¡arrr!

Print Friendly