Bienvenido!

fondos para fotos

Cómo hacer fondos de madera para fotos

fondos para fotos

Dentro de nuestros consejillos fotográficos hoy vamos con algo verdaderamente práctico: cómo hacer un bonito fondo de madera para nuestras fotos, de esos que usamos todos los blogueros gastronómicos para hacer creer al personal que vivimos en una cabaña en las montañas de Kentucky… Aunque vivamos en mitad de Madrid o Barcelona. Impostores.

Los fonditos estos están de moda en la fotografía bloguerística por una razón: porque en los Estados Unidos, de donde viene mayoritariamente esta tendencia, no usan mucho los manteles… lo ponen todo encima de la mesa, si acaso con algún mantelillo individual. Si en aqueste país usasen manteles, todos pondríamos manteles en las fotos y nos ahorraríamos el bricolaje. Es así.

Os diré que es facilísimo hacerse un fondo de este tipo, no hay más que comprar una maderita y pintarla con la inmensa variedad de pinturas decorativas que hay en el mercado, con colores a cual más interesante. Así que vamos con ello.

El tipo de madera que usaremos depende en gran medida de nuestro presupuesto. Cuanto más podamos gastar, mejor y más bonita será la madera. Yo soy muy cutre y me apaño con tableros de contrachapado de apenas unos milímetros de espesor, que no solo son baratos, sino que son mucho más ligeros para manejar dentro de casa. A lo más que llego es a un tablero de pino, que se puede teñir del color de la madera que más nos guste.

Si queréis hacer un fondo con listones podéis usar madera para friso de paredes, pero el inconveniente que tiene, en mi modesta opinión, es que hay que pegar los listones sobre otro tablero y el conjunto pesa bastante. Si tenéis espacio para dejarlo más o menos fijo en un miniestudio, perfecto, pero si tenemos que andar trasladándolo hay que tener en cuenta su peso.

El tratamiento de la madera depende de si queremos cubrirla con un color liso o queremos teñirla solamente, de forma que se aprecie la veta de la madera a través del color. Para pintar un tablero de color liso los profesionales recomiendan dar siempre una capa de imprimación, una pintura que tapa los poros e impide que tengamos que usar 30 capas de la pintura decorativa, que suele ser más cara.

El tamaño de la madera depende del tipo de fotos que nos gusten más. Si preferimos las vistas generales necesitaremos un tablero de por lo menos 60 cm de ancho y 150 cm de largo. Los que yo tengo son más pequeños y a veces tengo que resolver los bordes de la foto… haciendo maravillas con Photoshop. Si por el contrario os gustan los primeros planos y tener pocos elementos en la foto, podréis usar tableros más pequeños.

Para pintar los tableros yo los pongo encima de unos caballetes, pero ponerlos en el suelo encima de periódico o cartón es igualmente válido, solamente menos cómodo para las ancianitas como yo. Es aconsejable lijar el tablero primero ligeramente para dejarlo más liso. Después pasaremos una gamuza o un paño para quitar el polvillo antes de pintar.

fondos para fotos

Si quiero que el color quede bastante diluido y se transparente la veta de la madera, diluyo la pintura con el disolvente que indique el fabricante, agua u otro. Y con una brocha plana y mediana procede uno a pintar el tablero con cariño y dedicación… Para ilustrar este artículo he hecho el fondo de la siguiente foto, formado por dos tablones de 50 cm por 90 cm, que uní por el lado más largo con dos bisagras para formar un sobre de mesa de 1 m x 90 cm.

fondos para fotos

Dejamos secar la pintura o barniz el tiempo que indique el fabricante y daremos otra capa o no según lo que nos parezca el resultado. Una vez finalizado el pintado lijaremos otro poquito, pasando después una gamuza por la madera para quitar el polvo. Y ya tenemos una base o fondo muy decorativo para nuestras fotos culinarias.

fondos para fotos

Ah, y tampoco es necesario tener cientos de tableritos de distintos colores, porque con Photoshop se puede variar el tono y la saturación fácilmente, amén de que puedes utilizar un fondo blanco, por ejemplo, y aplicar una textura encima. Si lo haces bien, parece un fondo perfectamente integrado en la foto y puedes poner dibujos y colores variados. Yo lo hago mucho.

fondos para fotos

De modo que hacer dos o tres fondos de madera para fotos no le lleva a uno más un par de ratitos de un fin de semana: comprar el material, lijar, pintar, dejar secar y volver a lijar. Además todos sirven bien como fondo vertical, bien como mesa donde montar nuestra escena. No podréis decirme que es difícil, solo se necesitan un poco de paciencia y buen gusto. Que sí, que damos por descontado que todos los lectores de este blog lo tienen.

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.