Bienvenido!

tacos de guisado

Receta de tinga de pollo para hacer tacos mexicanos de guisado

tacos de guisado¿Os gustan los tacos mexicanos? Si la respuesta es sí, estoy seguro de que os va a gustar mucho la publicación de hoy: receta de tinga de pollo para hacer tacos mexicanos de guisado o tacos de ollita. Desde ya os recomiendo que llenéis la nevera con cervecitas, para que podamos disfrutar de estos tacos acompañados con unas “chelas” a la hora de la comida porque esto promete…¡y mucho!

Los tacos de guisado o de ollita son comunes en cualquier parte de México. Los podemos encontrar en muchos puestos de comida ambulantes que ofrecen cazuelas calientes repletas de guisos sabrosos y variados: rajas con crema, chorizo con papas, chicharrones en salsa verde o roja, frijoles refritos, pollo en mole, tingas de cerdo o “res”, cerdo en pipian, puerco con nopales en salsa roja, etc. No pueden faltar las guarniciones de salsas picantes rojas y verdes, el guacamole o aguacate en rodajas, el arroz o los frijoles y, por supuesto, las aguas refrescantes  como la rosa de Jamaica, el agua de tamarindo o de cebada y la horchata de arroz entre otras.

La tinga es un guiso que se hace con pollo, vaca o cerdo cocido y rehogado en una salsa hecha principalmente con tomates, cebollas y chiles chipotle -este tipo de chile seco es un ingrediente típico en la cocina mexicana que se caracteriza por su sabor ahumado-. Se suele tomar como un guiso acompañado de arroz, en tortillas de maíz fritas (tostadas) guarnecidas con juliana de lechuga y aguacate, o como el ingrediente principal de un taco hecho con tortilla de maíz. Hoy lo vamos a preparar con guindillas o chipotle -lo dejaré a tu elección- y los vamos a servir con lechuga, aguacates en juliana, crema fresca y una salsa de tomates frescos a mi estilo.

Tacos mexicanos de tinga de pollo

Ingredientes:

Para la tinga de pollo:

  • Un pollo limpio
  • Una cebolla troceada
  • Una cabeza de ajos pequeña partida por la mitad
  • Una hoja de laurel
  • Una ramillete de orégano fresco
  • Una zanahoria pequeña troceada
  • Una rama de apio troceada
  • Guindillas secas o chiles chipotle al gusto
  • Una cebolla de 200 g partida a la mitad
  • 450 g de tomates pera enteros
  • 12 g de dientes de ajo pelados
  • Caldo de pollo
  • 1 diente de ajo picado finamente
  • 170 g de cebolla en juliana
  • 2 o 3 cucharadas de vinagre
  • Sal y pimienta negra recién molida al gusto
  • Aceite vegetal

Para los tacos y las guarniciones:

  • 20 tortillas de maíz o de trigo
  • 450 g de tomates pera sin semillas
  • Una cucharadita de cilantro picado finamente
  • Sal y pimienta negra molida la gusto
  • Lechuga iceberg en juliana
  • 2 aguacates en juliana
  • 200 ml de crema fresca
  • Una lima

Elaboración:

  • Ponemos el pollo en una cazuela junto con la cebolla troceada, la hoja de laurel, el orégano, la zanahoria y el apio. Llenamos con agua y llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir bajamos a medio fuego y dejamos cocer hasta que el pollo esté hecho. No nos olvidemos de espumar cuando sea necesario.
  • Retiramos el pollo del caldo y cuando lo podamos manipular con las manos lo desmenuzamos. Colamos el caldo de la cocción y reservamos todo en cuencos separados.cocemos el pollo
  • Ponemos las guindillas o chiles chipotle en un cuenco y cubrimos con agua caliente para hidratarlos. Los dejamos en reposo durante 30 minutos aproximadamente. Los escurrimos bien, los abrimos con un cuchillo y retiramos todas las semillas -no nos olvidemos de hacer esto a menos que queramos parecer dragones con fuego en la boca después de la comida-.
  • Para hacer la salsa ponemos la cebolla partida a la mitad en una cazuela mediana junto con los tomates enteros, las guindillas -o los chipotle– limpias e hidratadas y los dientes de ajo. Cubrimos con caldo de cocer el pollo y llevamos a ebullición. Dejamos cocer hasta que la cebolla esté tierna -aproximadamente unos 10 minutos-.cocemos los ingredientes de la salsa
  • Retiramos del fuego y pasamos toda la preparación al vaso de un procesador de alimentos -si vemos que a las verduras les hace falta caldo les añadimos un poco más-. Licuamos y reservamos hasta la hora de hacer el guiso.
  • En una cazuela de barro calentamos un poco de aceite vegetal y rehogamos el ajo y la cebolla en juliana.licuamos la salsa
  • Agregamos el pollo desmenuzado y mezclamos con ayuda de una cuchara de madera; si vemos que está muy seco añadimos un pequeño cazo de caldo. Rehogamos hasta que se haya evaporado cualquier líquido.
  • Pasamos el licuado de verduras por un colador y lo añadimos a la cazuela junto con el vinagre. Dejamos hervir a fuego medio hasta que la salsa se haya reducido casi por completo.añadimos el pollo y la salsa
  • Condimentamos con sal y pimienta negra recién molida. Probamos y, si estuviera muy ácido, le añadimos un par de pizcas de azúcar. Retiramos del fuego y dejamos reposar. Como ocurre con cualquier guiso, lo mejor sería hacerlo un día antes de consumirlo. De esta manera los guisos tienen más cuerpo, suben más los aromas y los sabores son más homogéneos. Al día siguiente solo le añadimos un poco de caldo y lo calentamos antes de servirlo.
  • Para hacer la guarnición cortamos los tomates en dados y los colocamos en un cuenco junto con el cilantro picado finamente, un chorrito de zumo de lima y salpimentamos al gusto. Reservamos hasta la hora de servir los tacos.hervimos la tinga
  • Colocamos la lechuga cortada en juliana, el aguacate rociado con un poco de zumo de lima para que no se oxide y la crema fresca, en cuencos separados.
  • Montamos los tacos en un servidor de tacos y los llevamos a la mesa o servimos la tinga de pollo en una cazuela de barro. Las tortillas siempre calientes y cubiertas con un paño. Las podemos servir en un recipiente para tortillas (tortillero) o en un cesto; y los cuencos con las guarniciones para que cada uno se sirva a su gusto.colocamos las guarniciones

Ahora que ya tenemos hecha la receta de tinga de pollo para hacer tacos mexicanos de guisado o tacos de ollita solo nos falta abrirnos las cervecitas bien frías y disfrutar de esta comida mexicana.

taco de tinga de pollo

Algunos consejos útiles:

  • Podemos cambiar el pollo por falda de ternera, añojo o incluso cerdo. Tendríamos que cocer la carne de igual manera que el pollo y desmenuzarla.
  • La tinga se sirve tradicionalmente con tortillas de maíz calientes o fritas (tostadas). Si las queremos tostadas bastará con freírlas en abundante aceite vegetal y escurrirlas en papel de cocina, o pincelarlas con aceite por ambos lados y hornearlas hasta que estén crujientes.
  • Para hacer una tinga en toda regla debemos usar chiles chipotle secos ahumados o en adobo. Se pueden encontrar en algunas tiendas online que distribuyen a todo el territorio español.
  • Para calentar las tortillas bastará con que las envolvamos en un paño de cocina rociado con un poco de agua y las calentemos un minuto o dos en el microondas.
Print Friendly, PDF & Email
Tags:
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.