Bienvenido!

quiche lorraine

Cómo hacer una quiche. Receta de quiche Lorraine

quiche lorraine

Aprendí a hacer quiches hace un zurrón de años, porque me encantan. Estas tartas saladas son un plato que va bien con todo y muy versátil porque podemos usar de relleno casi cualquier cosa. Además no son nada difíciles de hacer y quedan estupendas, por eso hoy vamos a aprender cómo hacer una quiche con la receta más clásica, la quiche Lorraine.

Una quiche consiste básicamente en una base de masa quebrada, cosa que ya sabemos preparar perfectamente gracias a nuestro artículo sobre la masa quebrada, y un relleno que se prepara con una mezcla de huevos, nata o leche, harina y sal y al que se le añaden los tropezones que uno desee, que en el caso de la quiche Lorraine son de jamón o panceta, y queso. Una delicia.

Estas tartas saladas hace ya años que se han popularizado en nuestro país, por lo que han pasado a formar parte de todo tipo de refrigerios ligeros, aperitivos o picnics. Y si además hacemos la quiche con una masa quebrada casera nuestros invitados nos tendrán en sus plegarias para siempre. 

Receta de quiche Lorraine

Ingredientes:

  • 450 g de masa quebrada
  • 200 g de nata para montar
  • Tres huevos medianos
  • 175 g de panceta ahumada
  • 80 g de queso Gruyere rallado grueso
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración:

como hacer una quiche

  • Estiraremos la masa según la forma del molde que vayamos a usar (yo he usado un molde rectangular) y la pondremos sobre el molde bien untado de mantequilla y enharinado ayudándonos con el rodillo. Para facilitar la tarea podemos forrar el fondo desmontable con papel de cocina. La asentamos con cuidado y recortamos el sobrante. Pinchamos a conciencia la superficie con un tenedor para que no se nos hinche en el horno y la refrigeramos un rato.

como hacer una quiche

  • Mientras tanto, calentamos el horno a 180º (con aire) / 200º (sin aire) para hornear la masa en vacío. Para que no se hinche en la cocción podemos proceder de dos maneras:
    1. Ponemos un papel de cocina sobre la masa y llenamos el molde con legumbres secas que pesen.
    2. Congelamos la masa por completo previamente (por lo menos una hora) y la horneamos directamente sacada del congelador.
  • Antes de hornear la masa con las legumbres o de congelarla pincharemos todo el fondo con un tenedor.
  • La cocemos unos 10-12 minutos en el nivel más bajo del horno. Sacamos y reservamos. Dejamos el horno encendido.

como hacer una quiche

  • Cociendo la masa en vacío conseguimos que no se ablande al añadirle el relleno, que es bastante líquido, y nos quede más agradable y crujiente después.
  • Mientras la masa se hornea en vacío hacemos la mezcla del relleno. Cortamos la panceta en taquitos o tiras y la cocinamos brevemente en el microondas, un minuto a máxima potencia es suficiente. Yo lo hago para quitarle parte de la grasa.

como hacer una quiche

  • En un bol batimos los huevos y añadimos la nata. Mezclamos bien y salamos con precaución porque la panceta y el queso ya llevan sal. Agregamos la panceta escurrida de la grasa y el queso rallado. Con esta mezcla rellenamos la masa semicocida y la volvemos a meter en el horno. Como el relleno es tan líquido y hay que llenarla bastante a tope, porque merma algo en la cocción, conviene colocar el molde sobre una bandeja de horno, para que no nos rebose al trasladarla.
  • Cocemos la quiche 25-30 minutos, hasta que esté bien inflada y dorada.

Referencia: La cuisine de Bernard. La quiche Lorraine

quiche lorraine

Ya veis que esto de las quiches no tiene ninguna dificultad, aunque os recomendamos que hagáis la masa quebrada en casa, hay un mundo de diferencia. Y si no os gusta la panceta y el queso, las quiches se pueden preparar con todo tipo de verduras, carnes y pescados. Yo hago quiches hasta con los restos del cocido y quedan de muerte. Y como ya sabéis cómo hacer una quiche, podéis hacer esta suculenta quiche Lorraine para vuestros picnics.

Print Friendly, PDF & Email
Tags:
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.