6
junio

Receta de polos cremosos de vainilla y chocolate

 

polos cremosos

Nos referimos con este título a los polos cremosos como los clásicos de vainilla y chocolate, que en realidad se parecen mucho a un helado corriente y moliente, en contraposición a los polos que se elaboran con zumos o concentrados de fruta helados. Pero tienen su truco para que queden deliciosos, por lo que os vamos a enseñar hoy cómo hacer polos cremosos.

Hay diversas formas de dar cremosidad a una mezcla helada, la principal y básica son las grasas, que aportan untuosidad. Por ello en la base clásica para helado, que es una especie de crema inglesa, se usan yemas de huevo y proporciones variables de nata, que dan cohesión y cremosidad al producto final. Sin embargo, en estos polos vamos a usar un método ligeramente distinto, sustituyendo el huevo por almidones, que forman geles cremosos.

Esta fórmula procede de Mark Bittman, el cronista culinario de The New York Times y prescinde de las yemas, por lo que además de ser más fácil de elaborar que una base de huevo, pues no hay que preparar ningún cuajado de yemas con la atención que ello requiere, es apta para los alérgicos al huevo.

Polos cremosos de vainilla y chocolate

Ingredientes (para 6 moldes):

Base de vainilla

  • 350 ml de leche entera
  • 250 ml de nata líquida 35% de grasa
  • 100 ml de leche evaporada
  • 110 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Una vaina de vainilla o una cdta. de extracto
  • Tres cdtas. de maicena

Polos de chocolate

Además de los  ingredientes anteriores:

Elaboración:

  • Empezamos por desleír la maicena en un poco de líquido frío. Tomamos 60 ml de la leche de la receta, agregamos la maicena y removemos con una cucharilla.

polos cremosos

  • Ponemos el resto de la leche, la nata, el azúcar, la sal y las semillas de la vaina de vainilla o el extracto en un cazo y calentamos. Agregamos la mezcla de maicena. Si vamos a hacer los polos de chocolate, agregamos también el cacao en polvo.
  • Llevamos a ebullición, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que hierva muy suavemente dos minutos, sin parar de remover con cuchara de madera, pues tiende a pegarse en el fondo. No importa si nos queda algún grumo, luego pasaremos la mezcla por la batidora.

polos cremosos

  • Dejamos enfriar por completo. Metemos la mezcla en una batidora o usamos una batidora de mano para eliminar cualquier grumo y la piel que se haya podido formar. Dejamos reposar la mezcla un rato para eliminar las burbujas que hayamos podido introducir, que se quedarían luego en el polo.

polos cremosos

  • Vertemos la mezcla en los moldes de polos elegidos y colocamos los palitos de polo con cuidado. Los metemos en el congelador por lo menos cuatro horas.

polos cremosos

  • Cuando estén bien solidificados, los sacamos del congelador y los desmoldamos con cuidado. Si los moldes de polo son de silicona esto no tiene ninguna dificultad. Si son rígidos, los metemos en agua tibia 2-3 segundos para despegarlos.

polos cremosos

Ya veis que esta receta está al alcance de cualquiera, pues no hay nada que se pueda cortar o estropear. Además de ser fácil es rápida, pues la mezcla se prepara en 10 minutos, después no queda más que enfriar y congelar. También podemos aromatizar la base de vainilla con licores, por ejemplo como en estos polos de Baileys. Esperamos que cuando venga el buen tiempo de verdad sigáis nuestro consejo de hacer polos cremosos de chocolate y vainilla.

Print Friendly