Bienvenido!

pan plano en sarten

Receta de pan plano en sartén

pan plano en sarten

Pues sí, un pan que no necesita de grandes amasados ni prueba de la membrana…por no necesitar ni siquiera necesita horno, sino que se hace en una sartén o plancha. Así que es ideal para principiantes en la cosa del pan, por eso os vamos a enseñar cómo hacer un pan plano en sartén, fácil, cómodo y rico. Un pan que os entusiasmará.

Este pan es una receta tradicional de la India, que en este país recibe el nombre de naan. En la India son muy habituales los panes planos, con fermentación o sin ella (pan ácimo). Tradicionalmente se utilizan como cubierto, es decir, para ayudarse a tomar los alimentos. Se hacen panes planos fermentados muy similares a los indios en el Levante Mediterráneo, Oriente Próximo y Oriente Medio, por ejemplo.

Este pan se hace por el método directo, es decir, que después de la fermentación en bloque no lo volvemos a fermentar, sino que pasamos a cocerlo directamente, igual que se hace habitualmente con las pizzas. Por eso, para darle más sabor vamos a usar un prefermento, que consiste en fermentar una pequeña parte de la harina y del agua con toda la levadura de la receta. La receta procede del libro 100 Great breads de Paul Hollywood.

Pan plano en sartén

Ingredientes:

Elaboración:

  • Preparamos el prefermento: ponemos en un bol 100 g de harina con 100 g de agua y toda la levadura. Mezclamos bien (no hace falta amasar), tapamos y dejamos que fermente.

pan plano en sarten

  • Cuando haya esponjado y se aprecie que la masa tiene burbujas, mezclamos el resto de los ingredientes y comenzamos a amasar. Como es una masa relativamente seca podemos amasar a mano por el método tradicional o con amasadora si la tenemos. En cualquiera de los dos casos amasamos con reposos entre amasados, es decir, amasamos unos dos minutos y dejamos reposar 10-15 minutos. Repetimos esta secuencia tantas veces como sea necesario hasta que la masa esté fina y elástica.

pan plano en sarten

  • Hacemos una bola, pintamos un bol de aceite y metemos la bola con la unión hacia arriba. Tapamos y dejamos que doble el volumen.

pan plano en sarten

  • Cuando haya levado la masa la pasamos a la encimera y la aplastamos con las manos para desgasarla. La dividimos en cuatro porciones y hacemos una bola con cada una de ellas.

pan plano en sarten

  • Estiramos las bolas con un rodillo en forma redonda u oval, hasta dejarlas del grosor de una masa de pizza. Si se resisten a estirarse las dejamos reposar un par de minutos y seguimos estirando.

pan plano en sarten

  • Calentamos a fuego medio-alto una sartén pesada, mejor si es de hierro y fondo grueso, porque acumula más calor y lo transmite mejor (una plancha lisa también sirve). Cuando esté bien caliente ponemos la primera torta de masa. Cocemos la torta hasta que esté dorada y le damos la vuelta; la cocción por la segunda cara es más breve, nada más que para dorarla, pues el pan por dentro debe estar cocido. Sacamos la torta de pan cocida a un paño y la tapamos para mantenerla caliente. Si dejamos enfriar los panes dentro de un paño nos quedarán más blanditos que si los enfriamos al aire sobre rejilla.
  • Usamos el mismo procedimiento para hacer los demás panes. Los mantenemos guardados en un paño y los servimos el mismo día.

pan plano en sarten

Estos panes tan a propósito para mojar en todo tipo de guisos se pueden aromatizar con una cucharadita de especias, por ejemplo, comino o alcaravea. También se pueden colorear con especias molidas, como polvo de curry. Y si ahora que sabéis cómo hacer un pan plano en sartén lo usáis para acompañar un buen curry, quedaréis como señores o señoras.

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.