Bienvenido!

Cómo hacer lenguas de gato caseras

Lenguas_de_gato_F1

Las lenguas de gato son uno de los dulces típicos que no pasan de moda y que se convierten en un bocado ideal para acompañar la sobremesa. Entre sus ingredientes encontramos habituales de nuestra despensa, y es que esta receta de lenguas de gato va muy bien para aprovechar las claras que nos hayan sobrado de preparar otros postres, como las tartaletas de mandarina que os propusimos hace unos días.

Son tan sencillas de hacer y tan ricas que, si te gusta la repostería,  al menos tienes que preparar una vez a la vida esta receta, aunque si la pruebas creo que serán muchas más. Os aconsejamos acompañarlas con una tacita de café o de chocolate, o simplemente con una copita de moscatel, ¡están riquísimas! Vamos con ellas.

Receta de lenguas de gato

Ingredientes (para unas 50 unidades):

Elaboración:

  • Precalentamos el horno a 180ºC.
  • En un bol agregamos la mantequilla y el azúcar y mezclamos bien con ayuda de unas varillas hasta integrar.

Lenguas_de_gato_paso_1

  • Incorporamos las claras de huevo poco a poco y seguimos mezclando.

Lenguas_de_gato_paso_2

  • Añadimos la harina tamizada en dos veces e integramos con ayuda de una espátula hasta obtener una masa homogénea.

Lenguas_de_gato_paso_3

Lenguas_de_gato_paso_4

Lenguas_de_gato_paso_5

  • Horneamos entre 10-12 minutos o hasta que estén doradas.
  • Dejamos enfriar sobre una rejilla y servimos para acompañar un café o chocolate.

Lenguas_de_gato_F2

¿Os apetece probar esta facilísima receta de lenguas de gato?

Clara

Clara

Psicóloga de profesión, enfermera de formación y cocinera por vocación. Con dos añitos ya estaba jugando en mi cocinita de juguete, desde entonces, siempre me ha gustado trastear en la cocina y mi horno se ha convertido una extensión de mi cuerpo. La repostería es la parte que más me atrae de la cocina, ya que me resulta altamente creativa, en ella he encontrado un lugar para unir estética, tradición, innovación y sobre todo sabor. Me he formado durante un tiempo en Francia, en escuelas españolas y sobre todo a través de la experiencia. Mi entusiasmo por la cocina me llevó a abrir mi blog gastronómico Entrando en la cocina dónde compartir mis recetas y crónicas de manera fácil y asequible.