Bienvenido!

alfajores de maizena

Alfajores de Maizena con dulce de leche

alfajores de maizena

Los alfajores de maicena con dulce de leche son un clásico de la repostería argentina y quizá los alfajores más conocidos fuera del país. El nombre de alfajor es de origen árabe y procede de la península Ibérica, pero los argentinos lo utilizaron para nombrar a uno de sus dulces nacionales por excelencia, que en realidad guarda poco parecido con algunos alfajores que persisten en España, como los alfajores de Medina.

Los alfajores constan de dos pastitas que en el caso de los hechos con maicena tienen una consistencia fina y delicada que se deshace en la boca, que se debe fundamentalmente al almidón de maíz o maicena que lleva la masa. Las pastitas se rellenan de dos en dos o de tres en tres con cremas dulces y el conjunto se puede bañar en chocolate o en glasas variadas.

El método de preparación de los alfajores es el clásico montado de la mantequilla con el azúcar, como el que usamos en nuestras galletas con pistola repostera y las galletas ajedrez, por ejemplo, al que luego añadimos los ingredientes sólidos para formar una pasta más o menos seca. La receta procede del blog Cristina, From Buenos Aires to Paris, cuya autora es una bonaerense de pura cepa.

Alfajores de maicena con dulce de leche

Ingredientes:

  • 200 g de harina de repostería
  • 300 g de maicena
  • Dos cdtas. de levadura química
  • 1/2 cdta. de sal
  • 250 g de mantequilla ablandada
  • 150 g de azúcar
  • Tres yemas de huevo
  • Una cdta. de extracto de vainilla
  • Una cdta. de ralladura de limón
  • Un limón pequeño
  • Dulce de leche para el relleno
  • Coco rallado (facultativo)

Elaboración:

  • Hacemos una buena mise en place para tenerlo todo a mano y listo para usar. Pesamos y tamizamos las dos harinas juntas, la de repostería y la maicena; las reservamos en un bol. Separamos las yemas de los huevos y las reservamos igualmente. Rallamos la piel del limón con un rallador.

alfajores de maizena

  • Ponemos en un bol o en el bol de un robot el azúcar con la ralladura y la mantequilla a temperatura ambiente. Batimos con varillas eléctricas o con la pala del robot a velocidad máxima, hasta que la mezcla esponje y blanquee.

alfajores de maizena

  • A menor velocidad agregamos las yemas de una en una, incorporando bien. Si es necesario, pasaremos la espátula por la pared del bol para despegar todo lo adherido. Agregamos entonces las harinas en tres tandas y batimos a velocidad mínima hasta que se nos forme una bola. La ponemos en un bol, la cubrimos con plástico y la refrigeramos una hora para que se relaje el poco gluten que lleva y para que se hidraten bien las harinas.

alfajores de maizena

  • Una vez pasado el reposo sacamos la masa  y la dejamos templar para poderla manejar mejor. La dividimos en tres partes para trabajarla más cómodamente y ponemos una porción sobre una lámina de plástico. Colocamos otra lámina de plástico encima y estiramos con el rodillo hasta un grosor de medio centímetro.
  • Cortamos alfajores con un cortador redondo o un aro de emplatar de 3,0-3,5 cm y vamos colocándolos en tapetes para horno. Se pueden aprovechar tranquilamente todos los recortes de masa para volverlos a estirar y seguir cortando alfajores, no necesitan volver a reposar como ocurre con las masas de galletas que son solo de harina de trigo.

alfajores de maizena

  • Cocemos los alfajores 11 minutos a 170ºC (con aire) / 190ºC (sin aire), en un nivel medio del horno; no deben dorarse mucho, solo una pizca por los bordes. Los sacamos a enfriar sobre una rejilla con bastante precaución, porque son frágiles.

alfajores de maizena

  • Una vez que se hayan enfriado untamos un alfajor con dulce de leche y le ponemos otro encima, a modo de bocadillo, así hasta que terminemos todos los alfajores. Para el acabado podemos rodar el canto sobre coco rallado; para que se pegue bien el coco untamos el borde con dulce de leche (a mí lo que mejor me funciona es pasar el dedo por todo el perímetro… un poco pringoso, sí, pero eficaz). Hay que tratarlos con mimo aún cuando están fríos, porque son delicados.

alfajores de maizena

Pues ya veis, estos alfajores de Maizena con dulce de leche no son aptos para dietas, ejem… a no ser que sean de engorde. Y si os resultan ligeritos, que de todo tiene que haber en el mundo, pues los bañáis en chocolate. Y luego os tomáis un alkaseltzer. Si sobrevivís, claro.

Print Friendly
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

7 Comentarios
  • Karla

    7 diciembre, 2014 at 15:03 Responder

    Qué buenos! Tengo esta receta pendiente, a ver si me pongo a ello 😉

    Un besito!

  • Amy

    5 diciembre, 2014 at 17:33 Responder

    Como Argentina, doy mi visto bueno, lo único que te diría es que los hagas más gorditos, así son más comunes y quedan más ricos, ñam ñam

  • olga

    5 diciembre, 2014 at 10:16 Responder

    Hola Miriam! me encantan, para hacerlos variados, con qué otro ingrediente me recomendarias para rellenar. Me gustaria llevarlos al trabajo para navidad y no sé si a todo el mundo le gustara el dulce de leche…. gracias…

    • Miriam

      Miriam

      5 diciembre, 2014 at 11:03 Responder

      Bueno, siempre puedes usar una ganache de chocolate blanco, por ejemplo, o una crema de limón o lemon curd, ya que las galletas van aromatizadas con limón.

Envía un comentario