Bienvenido!

bizcocho de calabacin

Bizcocho de calabacín. Receta fácil

bizcocho de calabacin

No pongáis cara rara al oír esto del bizcocho de calabacín, que os estoy viendo. Se trata de un bizcocho dulce, sí, y deliciosísimo. El añadido del calabacín a un bizcocho lo hace muy jugoso y le da un fondo de sabor muy rico, a lo que contribuyen grandemente las especias que le acompañan. El glaseado de limón es el complemento perfecto.

Como este bizcocho lleva aceite de oliva como grasa y además calabacín, podemos fingir que es saludable… ejem. La receta que he usado procede del repostero David Lebovitz, un norteamericano que reside en París desde hace años, cuyo estupendo blog fue uno de los primeros a los que me aficioné, allá por el año 2009.

Según él nos cuenta la receta procede de Italia, aunque no sé si es muy tradicional o no, no he conseguido encontrar información concluyente. En cualquier caso este tipo de jugoso bizcocho de calabacín pulula por la blogosfera ya desde hace años y os lo recomiendo.

Bizcocho de calabacín

Ingredientes:

Bizcocho

  • 135 g de frutos secos (almendras, nueces, avellanas, anacardos o una mezcla)
  • 280 g de harina floja (hemos usado integral)
  • Una cdta. de levadura química
  • Media cdta. de bicarbonato sódico
  • Una cdta. de sal
  • Dos cdtas. de canela molida
  • Media cdta. de nuez moscada molida
  • Tres  huevos grandes a temperatura ambiente
  • 350 g de azúcar blanquilla
  • 250 ml de aceite de oliva
  • 300 g de calabacín rallado

Glaseado

Elaboración:

  • Trituramos los frutos secos hasta el punto que queramos, por completo o dejando trocitos. Reservamos.
  • Sobre un bol pesamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias molidas por el tamiz. Reservamos.

bizcocho de calabacin

bizcocho de calabacin

  • Ponemos en otro bol los huevos, el azúcar y el aceite de oliva y los montamos con varillas eléctricas o en un robot, hasta que esponjen y blanqueen, por lo menos 10 minutos.
  • Agregamos los ingredientes tamizados y mezclamos con una espátula, con suavidad y movimientos envolventes, hasta que la mezcla quede homogénea.
  • Añadimos ahora el calabacín y los frutos secos triturados, mezclando bien de nuevo.

bizcocho de calabacin

  • Vertemos la mezcla en un molde bien engrasado y enharinado, o forrado con papel de hornear. Cocemos el bizcocho en el horno a 190º (con aire) / 210º (sin aire), en un nivel bajo, durante 45-50 minutos.
  • Al cabo de ese tiempo probamos con una brocheta si está hecho el bizcocho. Si es así, lo sacamos y lo desmoldamos en cuanto nos sea posible sin quemarnos, y lo pasamos a una rejilla para que se enfríe por completo.

bizcocho de calabacin

  • Mientras enfría hacemos el glaseado con el azúcar glas y el zumo de limón. Ponemos el azúcar glas en un cuenco y vamos añadiendo el zumo hasta obtener un glaseado que fluya lo suficiente para bañar el bizcocho. Ponemos la rejilla sobre un papel o una bandeja y vertemos el glaseado; ayudamos con una espátula a que se extienda por toda la superficie. Dejamos secar.

bizcocho de calabacin

Os doy un consejo: aunque os parezca que lleva mucha sal, no la reduzcáis. El puntito ligeramente salado que da al bizcocho acabado es fantástico y contrasta de maravilla con el glaseado de limón de este bizcocho de calabacín tan aromático. Os haréis adictos (la próxima vez lo preparo sin azúcar para poderlo comer yo, no os digo más).

Print Friendly
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

12 Comentarios
  • Patricia

    21 marzo, 2017 at 17:31 Responder

    Yo lo he hecho y me ha quedado crudo por dentro. El calabacin lo rallé en la termomix porque no tenía rallador. No sé si habrá sido por eso. Estaba buenisimo, de todas formas

    • Miriam

      Miriam

      21 marzo, 2017 at 17:36 Responder

      Bueno, la Thermomix no ralla, tritura y quizá contribuye a una consistencia distinta. En cualquier caso, si quedó crudo por dentro es que le faltaba cocción, sin más. Con los bizcochos es mejor siempre probar con una brocheta la cochura para estar seguros de que se pueden sacar del horno.

      • Patricia

        22 marzo, 2017 at 13:13 Responder

        Ya, quizás lo debí dejar mas tiempo. Probaré otra vez. Muchas gracias!

  • daniel

    26 abril, 2016 at 23:29 Responder

    Cuando he visto el resultado de esta receta se me ha caído la baba. Mi más sincera enhorabuena. 🙂

Envía un comentario