25
febrero

Receta de Victoria sponge cake

 

Victoria sponge cakeHoy viajo a Inglaterra, tal y como hice por primera vez hace ya más de treinta años para convivir por un buen tiempo con la familia Verrinder. Una típica familia inglesa donde aprendí a comer y ver cómo se cocinaba, y a degustar un rico y sencillo Victoria sponge cake a la hora del té.

Este clásico de la repostería británica se puede hacer con dos tipos de bizcochos: el pound cake, más conocido en España como bizcocho de “cuatro cuartos” (quatre quart); o con un bizcocho genovés, que lleva muy poca mantequilla. Nosotros utilizaremos el método más tradicional: el pound cake.

El relleno clásico suele ser solo de mermelada, pero en la actualidad se añade crema fresca o nata montada con fruta fresca. El que yo solía comer en las tardes estivales era sin nata y por supuesto con una rica mermelada de frambuesas. Pero eso lo dejamos a vuestra elección.

Al final, para la decoración de nuestro sponge cake, vamos a cubrir la superficie con bastante azúcar glasé y utilizaremos una plantilla o stencil para espolvorearle azúcar de fresas o violetas por encima. Hoy nosotros ponemos la merienda y vosotros el té…¡Ah, no olvidéis la leche!

Receta de Victoria sponge cake

Ingredientes:

Para bizcocho de libra (pound cake):

  • 3 huevos
  • Una pizca de sal
  • Mantequilla según el peso de los huevos
  • Azúcar, según el peso de los huevos
  • Harina tamizada, según el peso de los huevos

Para el relleno:

  • 250 g de mermelada de frambuesas
  • 250 ml de crema fresca (crème fraîche) + 2 cucharadas de azúcar (opcional)
  • Azúcar glas para decorar
  • Azúcar de violetas para decorar

Elaboración:

Para el bizcocho:

  • Calentamos el horno 170º C. y preparamos un molde de 20 centímetros de díametro con papel de horno en el fondo, y con mantequilla y harina en los bordes.
  • Colocamos un cuenco sobre una báscula y cascamos los huevos para pesarlos. Preparamos el resto de ingredientes del bizcocho con el mismo peso de los huevos.
  • Calentamos el horno a 170º C.preparamos el molde
  • Montamos la mantequilla con el azúcar en un robot de cocina hasta que la mezcla esté blanca y esponjosa.
  • Batimos e incorporamos poco a poco los huevos a la mantequilla montada.batimos la mantequilla y la azúcar
  • Echamos la harina y mezclamos todo muy bien.
  • Vertemos la masa en el molde y horneamos entre 30 y 50 minutos, o hasta que al introducir una brocheta salga limpia.añadimos la harina
  • Retiramos del horno y dejamos reposar diez minutos antes de desmoldar.
  • Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.horneamos

Para preparar el relleno y montar el pastel:

  • Batimos la crema fresca con el azúcar, si la usamos, y la ponemos en una manga pastelera desechable con una boquilla lisa.
  • Cuando el bizcocho esté frío lo cortamos por la mitad con ayuda de un cuchillo para bizcochos o con una lira, y nivelamos la tapa superior si fuera necesario.montamos la crema fresca
  • Cubrimos la superficie de las dos mitades de bizcocho con dos o tres cucharadas de la mermelada.
  • Escudillamos la crema fresca procurando formar una corona en una de las mitades del bizcocho.

cubrimos con mermelada

  • Rellenamos el hueco de la corona con el resto de la mermelada.
  • Tapamos con la otra mitad del bizcocho.
  • Espolvoreamos la superficie con suficiente azúcar glasé.ponemos la crema fresca
  • Ponemos un stencil sobre el bizcocho.
  • Espolvoreamos azúcar de fresas o de violetas.decoramos con stencil
  • Guardamos nuestro Victoria sponge cake en la nevera.
  • Cuando lo vayamos a servir lo sacamos media hora antes, para que no esté tan frío.servimos la tarta

Servimos el Victoria sponge cake a la hora de la merienda y lo acompañamos con un rico té negro o blanco, o con la bebida que más nos guste. No olvidéis que si dejáis que repose un poco la tarta, absorberá la mermelada y estará más rica.

corte de victoria sponge cake

Algunos consejos útiles:

  • Podemos hacer esta tarta con dos días de antelación. Una vez que hayamos rellenado el bizcocho podemos envolverlo en papel film y guardarlo en la nevera. Lo sacamos una hora antes de servirlo para que esté a temperatura ambiente y lo decoramos cuando lo vayamos a servir.
  • Nosotros hemos usado mermelada de frambuesas, pero estamos seguros de que una mermelada de albaricoques o una mermelada casera al gusto le vendrá muy bien.
  • Para que el bizcocho tenga un buen sabor es importante utilizar mantequilla de muy buena calidad. Mejor si tiene un alto porcentaje de grasa.
  • El bizcocho sin decorar  lo podemos congelar hasta tres meses,  envuelto en papel film o de aluminio. Lo descongelamos poniéndolo en la nevera.
  • Podemos hacer pequeños Victoria sponge cakes, usando los ramequines de nuestra tienda, y decorarlos con fruta fresca.
Print Friendly