5
marzo

Flores de Semana Santa

 

flores semana santa

Me requeteencantan las flores o florones de Semana Santa porque adoro los dulces tradicionales y si son fritos mucho más. No es que me guste la grasaza gratuitamente, pero encuentro que es una tradición la de los fritos de sartén que se está abandonando bastante y sin justificación alguna. Hala, que hoy me he levantado reivindicativa.

Estas flores de Semana Santa, que también son típicas por Carnaval en muchas regiones, no tienen por qué resultar grasientas ni pesadas, ni mucho menos. El intríngulis está en darle la gordura adecuada a la masa cruda, en freírlas en un buen aceite, suave y limpio, y en escurrirlas bien al sacarlas. Si se observan estas pocas pautas salen finísimas y deliciosas.

Luego los golosos y triperos podéis bañarlas en toda la miel o el azúcar que queráis, pero eso ya lo dejo a vuestro libre albedrío. Que luego me echáis la culpa de que engordáis. Por cierto, ya sabéis que para hacer las flores de Semana Santa hace falta un molde metálico especial en forma de flor. Más bonico es él…

Receta de flores de Semana Santa

Ingredientes (para unas 30 flores):

  • 6 huevos (unos 320-330 g) *
  • 160 g de agua
  • 30 g de anís dulce
  • 210-220 g de harina de repostería
  • 1/2 cda. de anís en grano
  • Aceite suave para freír (de oliva o de girasol)
  • Azúcar adicional o miel para acompañar

* Nota: Os aconsejo que peséis los huevos y si el peso es muy distinto del indicado, aumentéis o disminuyáis el resto de los ingredientes en la misma proporción.

Elaboración:

  • Cascamos los huevos en un bol y mezclamos con el agua y el anís dulce. Agregamos la harina de repostería y los anises majados en un mortero previamente. Batimos bien con unas varillas, hasta que no queden grumos. Dejamos reposar la masa media hora para que se hidrate la harina.

flores semana santa

  • La masa debe quedar fina, casi como una masa de crepes, más ligera que unas natillas.
  • Para hacer las flores cubrimos una sartén pequeña con unos tres dedos de aceite; la flor resultante debe poder flotar.

flores semana santa

  • Ponemos el aceite a calentar. Si es de oliva la temperatura ideal de fritura para las flores es entre 185 ºC y 190 ºC, pero nunca más de eso pues el aceite empezaría a quemarse. Introducimos el molde de florón en el aceite cuando este ya esté caliente; este paso de calentar el molde es esencial, porque así la masa empieza a cuajarse según se toca con el molde y es ella misma quien se pega al molde para hacer la flor. Si el molde no está caliente la masa se escurrirá. Lo dejamos por lo menos 10 segundos cogiendo calor.

flores semana santa

  • A continuación, metemos el molde en la masa un momento; notaremos que la masa se pega a él. No debemos meterlo del todo, la masa no debe cubrir el molde por completo, de lo contrario no podríamos sacar luego la flor.
  • Pasamos el molde con rapidez al aceite caliente y dejamos que empiece a dorarse. Veremos que la masa tiende a despegarse del molde. Si la flor no se despega sola la empujaremos con el mango de una cuchara de madera hasta que podamos retirar el molde. Una vez dorada por esa cara le damos la vuelta para que acabe de dorarse por la otra. Debemos meter el molde a calentar en el aceite cada vez que vayamos a hacer una flor.

flores semana santa

  • Iremos sacando las flores a una rejilla cubierta con papel de cocina, para que escurran bien la grasa. Habrá que reponer algo de aceite alguna vez, pues las flores lo absorben. Cuando lo hagamos esperaremos siempre a que el aceite vuelva a calentarse antes de hacer la siguiente flor.
  • Procedemos de igual manera hasta acabar toda la masa. Es posible que cuando nos quede poca masa tengamos que cambiarla a un bol más pequeño, para que tenga la altura suficiente para cubrir el molde correctamente.

flores semana santa

Hay que tener en cuenta que la masa no lleva azúcar y aunque a mí me gusta tal cual es aconsejable añadirles algo dulce al final. Sé de sitios en los que incluso les rellenan los huequillos de crema pastelera. Estas flores o florones de Semana Santa son muy peligrosas porque se comen sin sentir. Y ya sabéis lo que pasa en estos casos, ¿no? Que te comes 10 de una sentada.

Print Friendly