Bienvenido!

flores semana santa

Flores de Semana Santa

flores semana santa

Me requeteencantan las flores o florones de Semana Santa porque adoro los dulces tradicionales y si son fritos mucho más. No es que me guste la grasaza gratuitamente, pero encuentro que es una tradición la de los fritos de sartén que se está abandonando bastante y sin justificación alguna. Hala, que hoy me he levantado reivindicativa.

Estas flores de Semana Santa, que también son típicas por Carnaval en muchas regiones, no tienen por qué resultar grasientas ni pesadas, ni mucho menos. El intríngulis está en darle la gordura adecuada a la masa cruda, en freírlas en un buen aceite, suave y limpio, y en escurrirlas bien al sacarlas. Si se observan estas pocas pautas salen finísimas y deliciosas.

Luego los golosos y triperos podéis bañarlas en toda la miel o el azúcar que queráis, pero eso ya lo dejo a vuestro libre albedrío. Que luego me echáis la culpa de que engordáis. Por cierto, ya sabéis que para hacer las flores de Semana Santa hace falta un molde metálico especial en forma de flor. Más bonico es él…

Receta de flores de Semana Santa

Ingredientes (para unas 30 flores):

  • 6 huevos (unos 320-330 g) *
  • 160 g de agua
  • 30 g de anís dulce
  • 210-220 g de harina de repostería
  • 1/2 cda. de anís en grano
  • Aceite suave para freír (de oliva o de girasol)
  • Azúcar adicional o miel para acompañar

* Nota: Os aconsejo que peséis los huevos y si el peso es muy distinto del indicado, aumentéis o disminuyáis el resto de los ingredientes en la misma proporción.

Elaboración:

  • Cascamos los huevos en un bol y mezclamos con el agua y el anís dulce. Agregamos la harina de repostería y los anises majados en un mortero previamente. Batimos bien con unas varillas, hasta que no queden grumos. Dejamos reposar la masa media hora para que se hidrate la harina.

flores semana santa

  • La masa debe quedar fina, casi como una masa de crepes, más ligera que unas natillas.
  • Para hacer las flores cubrimos una sartén pequeña con unos tres dedos de aceite; la flor resultante debe poder flotar.

flores semana santa

  • Ponemos el aceite a calentar. Si es de oliva la temperatura ideal de fritura para las flores es entre 185 ºC y 190 ºC, pero nunca más de eso pues el aceite empezaría a quemarse. Introducimos el molde de florón en el aceite cuando este ya esté caliente; este paso de calentar el molde es esencial, porque así la masa empieza a cuajarse según se toca con el molde y es ella misma quien se pega al molde para hacer la flor. Si el molde no está caliente la masa se escurrirá. Lo dejamos por lo menos 10 segundos cogiendo calor.

flores semana santa

  • A continuación, metemos el molde en la masa un momento; notaremos que la masa se pega a él. No debemos meterlo del todo, la masa no debe cubrir el molde por completo, de lo contrario no podríamos sacar luego la flor.
  • Pasamos el molde con rapidez al aceite caliente y dejamos que empiece a dorarse. Veremos que la masa tiende a despegarse del molde. Si la flor no se despega sola la empujaremos con el mango de una cuchara de madera hasta que podamos retirar el molde. Una vez dorada por esa cara le damos la vuelta para que acabe de dorarse por la otra. Debemos meter el molde a calentar en el aceite cada vez que vayamos a hacer una flor.

flores semana santa

  • Iremos sacando las flores a una rejilla cubierta con papel de cocina, para que escurran bien la grasa. Habrá que reponer algo de aceite alguna vez, pues las flores lo absorben. Cuando lo hagamos esperaremos siempre a que el aceite vuelva a calentarse antes de hacer la siguiente flor.
  • Procedemos de igual manera hasta acabar toda la masa. Es posible que cuando nos quede poca masa tengamos que cambiarla a un bol más pequeño, para que tenga la altura suficiente para cubrir el molde correctamente.

flores semana santa

Hay que tener en cuenta que la masa no lleva azúcar y aunque a mí me gusta tal cual es aconsejable añadirles algo dulce al final. Sé de sitios en los que incluso les rellenan los huequillos de crema pastelera. Estas flores o florones de Semana Santa son muy peligrosas porque se comen sin sentir. Y ya sabéis lo que pasa en estos casos, ¿no? Que te comes 10 de una sentada.

Print Friendly
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

9 Comentarios
  • Maggie Shermer

    8 marzo, 2015 at 6:48 Responder

    Me encantan esas flores, se ven riquisimas y preciosas, no tengo la roseta para hacerlas, pero algun rato me las comprare. Me encanta la idea de probar esta receta ademas me encanta el anis. Gracias por compartirnos sus conocimientos.

  • Noelia

    6 marzo, 2015 at 22:46 Responder

    Hola!! Yo no soy aficionada a las flores, pero mi madre mucho, pero no la terminan de salir, ella dice que es por el molde, mi pregunta es precisamente sobre el molde, de que material son los mejores moldes? El problema que ella tiene es que se la pega la masa en el. Aunque utiliza otra masa, pero el resto de los pasos son iguales a los que tú has explicado. Gracias!

    • Miriam

      Miriam

      7 marzo, 2015 at 10:36 Responder

      Igual el molde que utiliza tu madre es antiguo, como ves el que aparece en las fotos es antiadherente, pero no creo que sea esencial. Lo que es esencial es que el molde esté perfectamente caliente antes de meterlo en la masa.

    • MARIVI

      8 abril, 2015 at 9:08 Responder

      Hola, yo el molde que uso es de hierro. Exactamente igual al de Miriam. La cuestión, como bien dice ella, es que el molde esté siempre caliente. para ello tienes que dejar el molde dentro del aceite, mientras haces una flor.
      Otro truco para que no se te peguen, es cuando termines de hacerlas, no fregarlo con estropajo, y por supuesto, nunca nunca meter el molde en la masa hasta el borde.

      • Miriam

        Miriam

        8 abril, 2015 at 9:45 Responder

        Toda la razón!

  • beatriz iglesias

    5 marzo, 2015 at 11:04 Responder

    Estuve a punto de hacer las flores en carnaval, pero como en Galicia nos ponemos con las filloas y las orejas pues al final quedaron sin hacer. Probaré en Semana Santa entonces.
    Una pregunta: Si no tienes anís en grano se notará mucho en el sabor? Perderán la gracia?
    Me encanta tu blog. Enhorabuena!!!

    http://www.cocinandoconfilus.blogspot.com.es

    • Miriam

      Miriam

      5 marzo, 2015 at 12:35 Responder

      Hombre, no sabrán a anís, pero las puedes hacer sin el anís en grano, no pasa nada.

Envía un comentario