Bienvenido!

crepes suzette

Cómo hacer crepes suzette

crepe suzetteHoy en nuestra mesa se sirve un clásico dentro de los postres clásicos de la cocina francesa. Nos referimos a las crepes suzette, una rica receta con sabor a mandarinas o a naranjas, cuyo origen ni siquiera los mismísimos franceses se ponen de acuerdo.

Henri Carpentier, prestigioso cocinero francés nacido en Niza que introdujo la afamada receta en Estados Unidos, se atribuyó la autoría de la receta en su día, incluso habla de ella en su libro Life a la Henri: Being the Memories of Henri Charpentier (1934).

August Escoffier no se queda atrás e incluye también en su recetario este postre. A la historia tampoco se le escapa una conocida actriz de la época llamada Suzanne Reichenberg, conocida como Suzette. Para no marear más la perdiz con entresijos históricos de esta receta francesa lo mejor será pasar tema, ponernos el mandil, coger la sartén, y hacer nuestras crepes.

Receta de crepes suzette

Ingredientes:

Para las crepes:

  • 4 o 6 crepes
  • Una cucharada de licor: Grand Marnier  o Curaçao para la masa
  • Juliana de mandarina o naranja para decorar
  • Una o dos cucharadas de licor para flamear (opcional)

Para la salsa:

  • 4 cucharadas de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Un chorrito de zumo de limón
  • 375 ml de zumo de mandarinas o naranjas
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de licor: Grand Marnier o Curaçao

Elaboración:

  • Hacemos las crepes en una crepera o sartén para crepes, pero añadiéndole a la masa una cucharada de Curaçao o Grand Marnier.
  • Las reservamos en un plato hasta que vayamos a preparar la salsa.hacemos las crepes
  • Ponemos el azúcar en una sartén y lo calentamos para hacer un caramelo.
  • Añadimos el zumo que utilicemos y el chorrito de zumo de limón cuando se empiece a caramelizar el azúcar.hacemos un caramelo
  • Mezclamos con una cuchara de madera hasta que el caramelo se haya diluido completamente en el zumo.
  • Agregamos el licor que hayamos elegido y revolvemos bien la salsa.añadimos el zumo y el licor
  • Añadimos la mantequilla y con unas varillas batimos con energía hasta emulsionar.
  • Ponemos una crepe en la sartén y le damos la vuelta para que se empape bien de salsa.añadimos la mantequilla
  • Doblamos a la mitad con ayuda de unas pinzas.
  • Volvemos a doblar para tener una crepe doblada en cuatro. Pasamos el resto de crepes por la salsa y repetimos el proceso.pasamos las crepes por la salsa
  • Añadimos la juliana de mandarina a la salsa y la dejamos un par de minutos sin dejar de moverla.
  • Servimos las crepes rociadas con la salsa y decoramos con la juliana de mandarina. Esta vez le pondremos pistachos en cuñas para darle color, pero no es lo usual.rehogamos la juliana de mandarina

Si queremos sorprender a la familia con nuestras crepes suzette podemos rociarlas con un poco de licor caliente y flamearlas cuando ya las tengamos en la mesa, algo que antiguamente era todo un espectáculo y que cada vez se acostumbra menos en los restaurantes.

crepe suzette 2

Algunos consejos útiles:

  • El licor usado en la receta original es muy discutido, tal y como sucede con el origen verdadero de estas crepes. El Grand Marnier o Curaçao lo podemos sustituir por cualquier licor de naranja que tengamos: Triple seco, Cointreau, etc.
  • Se dice que la receta original se hacía con mandarinas y así lo hemos hecho nosotros, pero podéis hacerlas con naranja o incluso con una mezcla de ambos cítricos.
  • El chorrito de limón es opcional, pero a mí me gusta darle siempre un punto ácido a la receta. Lo mismo sucede con la sal que realza los sabores en el paladar.
  • Tanto las crepes como la salsa se pueden hacer con antelación. Cuando las crepes estén a temperatura ambiente las envolvemos en papel film y las guardamos en la nevera. Recomendamos no apilarlas cuando aún estén calientes en caso de que vayamos a guardarlas para otro día, y extenderlas en una bandeja para que puedan “respirar”. Una vez frías sí que podemos apilarlas. Cuando esté fría la salsa la guardamos en la nevera y, en el momento de servir las crepes, la calentamos y mojamos las crepes en ella.
Print Friendly
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

No hay comentarios

Envía un comentario