Bienvenido!

ensalada waldorf 1

Receta de ensalada Waldorf

ensalada waldorf 1Hoy nos ponemos serios con lo de comer sano y por eso os traemos una receta de ensalada Waldorf que estamos seguro vais a disfrutar tanto como lo solemos hacer nosotros en casa. Es una ensalada refrescante, pero a la vez con cierta potencia, por la mahonesa, las nueces y las pasas. Nosotros la serviremos como tapa o aperitivo, pero vosotros podéis servirla como guarnición de un cerdo asado o lo que más os guste.

La historia de esta ensalada se remonta a finales del siglo XIX y su creador, según cuenta la historia, fue el maître Oscar Tschirky del hotel Waldorf Astoria en Nueva York. Originalmente se hacía solo con manzana, apio y mahonesa, pero con el tiempo se han ido añadiendo nueces, uvas frescas o pasas, e incluso se ha sustituido el aliño de mahonesa por crema fresca o yogur.

Nosotros hoy nos modernizamos y cambiamos la mahonesa por yogur natural que batiremos con un poco de aceite de oliva, sal, pimienta negra y un chorrito de miel. También le añadiremos uvas pasas y arándanos secos. Es una ensalada ideal para la primavera y estamos seguros de que vosotros le daréis vuestro propio toque al igual que nosotros lo hemos hecho.

Receta de ensalada Waldorf paso a paso

Ingredientes:

  • 120 g de nueces troceadas y tostadas
  • 325 g de manzanas granny smith
  • 3  cucharadas de zumo de limón
  • 100 g de apio
  • 40 g de uvas pasas
  • 40 g de arándanos secos
  • 250 ml de yogurt natural
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • 2 o 3 cucharadas de miel (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Hojas de lechuga en chiffonnade
  • Nueces, pasas y arándanos secos para decorar

Elaboración:

  • Tostamos un poco las nueces en una sartén teniendo cuidado para que no se nos quemen ya que podrían amargar el sabor de la ensalada.
  • Pelamos la manzana, la descorazonamos y la partimos en dados de medio centímetro de lado.tostamos las nueces
  • Colocamos la manzana en un cuenco mediano, la rociamos con el zumo de limón y la mezclamos para que se cubra bien.
  • Pelamos el apio con un pelador de verduras.cortamos las manzanas y limpiamos el apio
  • Doblamos los dos extremos de cada apio y tiramos con cuidado para ir extrayendo la fibra.
  • Cortamos en dados del mismo tamaño que la manzana y los añadimos al cuenco de la manzana.cortamos el apio
  • Echamos las nueces, las pasas y los arándanos al cuenco, y mezclamos todo muy bien.
  • Condimentamos el yogur con sal, pimienta y miel al gusto en un cuenco pequeño, y añadimos el aceite de oliva poco a poco mientras batimos con una cuchara.mezclamos los ingredientes
  • Aliñamos la ensalada con el yogur condimentado, tapamos con papel film y guardamos en la nevera un par de horas.
  • Colocamos una cama de lechugas en tarros pequeños de cristal.aliñamos y servimos
  • Llenamos los tarros con la ensalada, tapamos y guardamos en la nevera hasta la hora de servir.
  • Cuando sirvamos los aperitivos destapamos los tarros y llenamos un poco más con ensalada. Decoramos con nueces y arándanos secos, y llevamos a la mesa inmediatamente junto con unas cucharillas de madera.guardamos en la nevera

Esta receta de ensalada Waldorf, como la  receta de ensalada César, admiten muchas y variadas opciones, más actuales. Si tenéis pollo o pavo asado, o cocido, se lo podemos añadir en pequeños dados. Otra de las variaciones que me gusta hacer es añadirle al aliño un poco de curry en polvo. Si un día os atrevéis a probarla así  ya veréis cómo me dais la razón.

ensalada waldorf 2

Algunos consejos útiles:

  • En muchas recetas se sustituyen las pasas por uvas frescas: bastará con pelarlas, retirar las semillas y partirlas por la mitad. Nuestra ensalada será aún más refrescante.
  • Nos gusta la acidez que aporta la variedad granny smith, pero podemos sustituirla por manzana reineta, fuji o gala, o incluso una mezcla de distintas variedades.
  • El yogur, como ya os comenté, es una modernización para aligerar las calorías de esta ensalada, pero si no tenéis reparos con el tema podéis utilizar el aliño original con mahonesa.
  • Otra opción para aportarle un sabor más cremoso sería la de sustituir la mahonesa o el yogur por crema agria o crema fresca (crème fraîche).
  • La versión tropical está buenísima: mantenemos el mismo aliño, pero mezclamos mango y papaya con manzanas, apio y nueces.
  • Los frutos secos no tienen por qué ser los mismos, podemos usar almendras, pistachos o avellanas tostadas.
Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.