Bienvenido!

mousse de chocolate y fresas 1

Receta de mousse de chocolate con fresas

mousse de chocolate y fresas 1Después de toda esa cata de torrijas y deliciosos postres tradicionales que habremos comido en las vacaciones vamos con un clásico de la repostería, pero esta vez bajamos la ingesta de colesterol y os enseñamos cómo hacer una mousse de chocolate y fresas sin mantequilla. 

La receta base es obra de uno de mis principales profesores de cocina y repostería, Enrique de Basterrechea, y en su momento generó mucha polémica. Llegó a cruzar el océano, hasta Nueva York, y su autoría se puso en entredicho, llegando a las cortes de la justicia española.

La importancia de la receta base en su momento (finales del siglo pasado) era que eliminaba gran parte del colesterol que proporcionaba la mantequilla y la nata en recetas tradicionales, y ponía en valor el uso de uno de los productos españoles más apreciados en la gastronomía mundial: el aceite de oliva.

Fuera de historias y anécdotas, lo cierto es que en la actualidad podéis encontrar recetas muy parecidas por Internet. Nosotros hoy vamos a preparar nuestra mousse con un aceite aromatizado ligeramente con fresas deshidratadas, canela y cardamomo, y llenaremos cuatro de nuestras tazas estriadas de Miss con fresas frescas cortadas en pequeños dados, y mousse de chocolate.

Receta de mousse de chocolate con fresas

Ingredientes:

  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra suave
  • 50 g de fresas deshidratadas muy troceadas
  • Una rama de canela
  • 6 bayas de cardamomo machacadas
  • 4 yemas
  • 40 g de azúcar
  • 125 g de chocolate al 80% o 70% de cacao
  • 4 claras
  • Una pizca de sal
  • 60 g de azúcar de fresa
  • Una cucharadita de vinagre de Módena
  • 200 g de fresas limpias y cortadas en dados
  • 4 cucharadas de azúcar para las fresas frescas
  • Fresas enteras con sus hojas para decorar
  • Azúcar glas para decorar

Elaboración:

  • Un día antes de preparar la mousse: calentamos el aceite de oliva a 90º C en un cazo pequeño.
  • Ponemos en un cuenco de porcelana las fresas deshidratadas, la rama de canela partida en dos y las bayas de cardamomo envueltas en un trozo de gasa, atadas con hilo de cocina o bramante.calentamos el aceite
  • Vertemos el aceite caliente en el cuenco, mezclamos con una cuchara de madera y tapamos con papel film. Dejamos en infusión 24 horas.
  • Pasamos el aceite por un colador, retiramos la rama de canela y el atado de cardamomo, y reservamos las fresas en un cuenco pequeño.dejamos en infusion
  • Batimos las yemas con los 40 g de azúcar hasta blanquear.
  • Llenamos cada vaso con 50 g de las fresas frescas en dados.bartimos el azúcar y las yemas
  • Añadimos una cucharada de azúcar a cada vaso y mezclamos agitando un poco.
  • Fundimos el chocolate y lo añadimos a las yemas blanqueadas. preparamos los vasos
  • Vertemos el aceite sobre el batido de yemas y chocolate.
  • Echamos las fresas deshidratadas y mezclamos todo con cuidado de forma envolvente con una espátula grande.mezclamos el aceite
  • Hacemos un merengue con las claras y el azúcar de fresas en un robot de cocina y después le añadimos el vinagre, mezclándolo con el merengue.
  • Juntamos de forma envolvente la mezcla de chocolate y yemas con el merengue.hacemos el merengue
  • Cubrimos las fresas de cada vaso con la mousse de chocolate y guardamos en la nevera durante al menos cuatro horas.
  • Sacamos los vasos de mousse, decoramos cada una con tres cuartos de fresas frescas y una ramita de hierbabuena en el centro. Espolvoreamos con azúcar glasé y servimos inmediatamente.llenamos los vasos

Esta mousse de chocolate y fresas sin mantequilla también la podemos servir en copas, vasos de cristal o en pequeños ramequines. Estamos seguros de que la vais a disfrutar y al final no sentiréis tanto cargo de conciencia por haber consumido tantas calorías.

mousse de chocolate y fresas 2

Algunos consejos útiles:

  • Podemos cambiar las fresas por la fruta que más nos guste, e incluso por frutos secos tostados.
  • Una estupenda variación puede ser preparar una base de galleta triturada mezclada con un poco del mismo aceite utilizado y cubrir el fondo de nuestras tazas.
  • El chocolate puede ser con leche o con un porcentaje de cacao diferente, eso lo dejamos a vuestro gusto, pero tened en cuenta que cuanto más alto sea el porcentaje de cacao, menos grasas habrá en nuestro postre.
  • Para realzar el sabor del chocolate podríamos añadirle una cucharada de licor de café a nuestra mousse antes de mezclar las claras.
  • Las fresas deshidratadas las podemos encontrar en tiendas especializadas en frutos secos, pero te animamos a probar hacerlas en casa usando nuestro deshidratador de alimentos o usar nuestro chocolate con frutas del bosque liofilizadas.
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.