25
mayo

Galletas rellenas sin gluten

 

galletas sin gluten

Estas galletas rellenas sin gluten se deshacen en la boca, son del tipo que en los libros de recetas norteamericanos llaman melting moments, que significa momentos que se funden o algo así. Una cursilada como otra cualquiera.

El relleno de estas galletas es una crema de mantequilla aromatizada con alguna jalea o pulpa de frutas, pero igualmente se pueden rellenar con lemon curd, buttercream básico, crema de chocolate o lo que se nos ocurra. Son dulces y van aromatizadas con vainilla, así que casan perfectamente con casi cualquier relleno que les queramos poner.

La receta está adaptada de esta fórmula. Estas galletas ya veréis cómo gustan a todos, celiacos o no, porque la harina de arroz les da una consistencia fina y muy agradable, frágil y quebradiza, y un sabor estupendo.

Receta de galletas rellenas sin gluten

Ingredientes:

Galletas

Relleno cremoso

  • 100 g de mantequilla
  • Una cda. de leche
  • 160 g de azúcar glas
  • Una cdta. de jalea o puré de frutas al gusto

Elaboración:

galletas sin gluten

  •  Con unas varillas eléctricas o un robot (con el accesorio de pala) batimos la mezcla a velocidad alta hasta que la mezcla esté blanca y espumosa.

galletas sin gluten

  • Añadimos la harina de arroz (no hace falta tamizarla porque no se apelmaza) y seguimos batiendo a velocidad baja, hasta que la mezcla se cohesione.

galletas sin gluten

  • Vamos haciendo pelotitas del tamaño de una nuez pequeña y las vamos poniendo, un poco aplastadas, sobre una bandeja para galletas forrada con papel de hornear. Las aplastamos más con un tenedor, como a las galletas de mantequilla de cacahuete, y las cocemos 15 minutos en el horno a 180 ºC (con aire) / 200 ºC (sin aire), hasta que se doren ligeramente por los bordes. Las sacamos a enfriar a una rejilla.

galletas sin gluten

  • Para elaborar el relleno de crema de mantequilla batimos la mantequilla con la leche a alta velocidad hasta que esté blanquecina. Agregamos el azúcar glas y batimos un poco más hasta que se homogeneice. Añadimos entonces la jalea, de frambuesa en mi caso, y batimos hasta que tenga todo el mismo color.

galletas sin gluten

  • Con las galletas ya frías, untamos una de ellas con el relleno y hacemos un sándwich poniéndole encima otra galletuela. Las rellenamos todas hasta acabarlas.

galletas sin gluten

¿Verdad que quedan requetemonísimas estas galletas rellenas sin gluten? También se pueden preparar en tamaño mini, haciendo cada galleta con la mitad de masa y aplastándolas un poco más al formarlas. Perfectas para una merendola de primavera-verano.

Print Friendly