Bienvenido!

flanes de chocolate 2

Cómo hacer flan de chocolate

flanes de chocolate 2Hoy, para cerrar el mes y decir adiós a los hornos de la casa por un tiempo, os vamos a enseñar cómo hacer flan de chocolate. Un postre rico, refrescante y potente que estamos seguros de que vais a repetir muchas veces, no solo en esta temporada, sino en cualquier época del año.

La base de este delicioso y tentador postre es la mismísima receta de flan de huevo de toda la vida, pero se le añade chocolate troceado fundido en la leche antes de batirlo con los huevos. Nosotros esta vez lo vamos a aromatizar con una vaina de vainilla y vamos a preparar un caramelo para cubrir el fondo de los moldes o tarros.

Vamos a utilizar tarros de cristal con sus tapaderas y los coceremos al baño María como cualquier otro tipo de flan. Cuando los vayamos a servir los decoraremos con virutas de chocolate. Sois libres de añadirle nata montada o chantillí espolvoreado con cacao a la hora de servirlos… ¡Nosotros nos abstendremos de pecar!

Receta de flan de chocolate

Ingredientes:

Para el caramelo:

  • 125 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 60 ml de agua

Para los flanes de chocolate:

Elaboración:

  1. Calentamos el horno a 180º C. y preparamos una bandeja o fuente de horno con uno o dos paños en el fondo.
  2. Ponemos bastante agua a hervir para cocer los flanes al baño María.preparamos una fuente
  3. Para hacer el caramelo echamos el azúcar, la sal y el agua en un cazo.
  4. Calentamos y hacemos un caramelo hasta que un termómetro de azúcar alcance 155 ºC o cuando veamos que ya está dorado.calentamos la leche
  5. Vertemos el caramelo en seis tarros de cristal y, con cuidado para no quemarnos, movemos los tarros para que se cubran con caramelo los laterales inferiores.
  6. Ponemos la leche a calentar en un cazo con la vaina de vainilla abierta a la mitad. Cuando empiece a hervir tapamos y dejamos en infusión 15 minutos.cubrimos los tarros con el caramelo
  7. Retiramos la vainilla, le quitamos todas las semillas y las mezclamos con la leche.
  8. Añadimos el chocolate muy troceado y dejamos reposar unos minutos hasta que se haya fundido, y mezclamos.mezclamos la leche con el chocolate
  9. Batimos los huevos en un cuenco y añadimos el azúcar mientras batimos.
  10. Añadimos la leche, mezclamos y colamos toda la preparación.mezclamos los huevos con el azúcar
  11. Llenamos los tarros y los tapamos sin ponerles anillas de goma, y grapas de acero. También se pueden tapar con papel de aluminio.
  12. Los colocamos en la fuente, sobre el paño, y echamos el agua hirviendo. Horneamos durante 45 o 50 minutos, o hasta que los flanes se hayan cuajado.colocamos los tarros en la fuente
  13. Retiramos del horno y los dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de retirarlos del baño María y meterlos en la nevera.
  14. Hacemos virutas de chocolate con la tableta de chocolate con ayuda de un pelador y las reservamos para cuando vayamos a servir los tarros.dejamos templar

Servimos nuestro flan de chocolate en los tarros decorados con virutas de chocolate por encima. También podemos darles la vuelta en platos individuales, desmoldarlos y decorarlos de la misma manera, o ponerles unas dos o tres cerezas al Marrasquino que le vendrán a nuestros flanes como anillo al dedo.

flanes de chocolate 1

Algunos consejos útiles:

  • Usar un paño para el baño María tiene dos funciones: primera la de amortiguar cualquier movimiento durante la cocción ocasionado por el agua hirviendo y que pueda romper el flan; y segunda la de absorber agua y que la base de los tarros tenga la misma temperatura que los bordes, algo que no sucedería si pusiéramos los tarros directamente sobre el metal de la bandeja.
  • No os olvidéis que los tarros no se deben llenar completamente. Los flanes se inflan durante la cocción y, si los tarros están cerrados herméticamente, se abrirán a la fuerza y nuestros flanes se romperán. Las gomas tampoco aguantarían el calor del horno y se nos podrían estropear.
  • Antes de meter los flanes de chocolate en la nevera debemos ponerle a cada tarro su anilla de goma y sus grapas de acero.
  • Si sois de los que las cargas calóricas no os preocupan y disfrutáis de la cremosidad de los lácteos, podéis sustituir una mitad de leche por nata y la otra por leche evaporada.
  • La vainilla es opcional y la podéis sustituir por canela, bayas de cardamomo, nuez moscada, pimienta de Jamaica, o sencillamente dejar la leche sin ningún aroma especial.
  • Si queréis una textura más parecida al flan de huevo sustituid el chocolate por una cucharada de cacao en polvo.
  • Podéis usar una flanera tradicional de un litro en vez de los tarros individuales o flaneras individuales, pero tapad cada flanera con papel de aluminio.
  • ¿Os gusta el licor? Pues os recomendamos bañar cada tarro con una cucharada de licor Mozart, si sois choco adictos, y, si preferís balancear el sabor y enriquecerlo, podéis usar un kirsch para los que preferís un licor seco, o un marrasquino para los que sois más bien de licor dulce.
Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.