Bienvenido!

Polos de limón y albahaca

Polos de limón y albahaca con heladera Zoku

Polos de limón y albahaca

El verano ya no será lo mismo después de haber probado estos ¡polos de limón y albahaca! Y si no que me lo pregunten a mí misma o algún que otro miembro de mi familia que desde que descubrió lo bien que le sienta la albahaca al limón no ha dejado de hacerlos… Y de esto ya hace varios años.

En realidad esta es una receta que no solo preparo en forma de polo sino que también aprovecho para prepararla con la máquina de los helados y sale en forma de granizado, estupendo para tomar con un macedonia de fresas u otras frutas de temporada. La versión polo es estupenda porque los preparo rápidamente y los tengo en el congelador para darme una merienda de lujo.

Estos son unos de los polos más sencillos que podéis probar con vuestra heladera Zoku. Sencillos pero muy originales. Veréis qué caras que ponen los agraciados que les hinquen el diente, porque a simple vista nadie diría que esconden un aroma tan especial.

Receta de polos de limón y albahaca

Ingredientes (para 6 polos):

  • 150 g de azúcar blanquilla
  • 270 ml de agua
  • 100 g de zumo de limón
  • 20 g de hojas de albahaca
  • 100 ml de leche entera

Elaboración:

  • Preparamos el jarabe: en un cacito mezclamos el agua y el azúcar.

Polos de limón y albahaca

  • Tomamos la albahaca, la lavamos y secamos delicadamente con un paño.

Polos de limón y albahaca

  • Ponemos a calentar el agua y el azúcar y mezclamos hasta que el azúcar se haya disuelto. Dejamos cocer a fuego lento unos 5 minutos. Apartamos y dejamos enfriar completamente. Una vez frío, ponemos la albahaca en una fuente y añadimos el jarabe. Cubrimos con film transparente y dejamos reposar en el frigo durante toda una noche.

Polos de limón y albahaca

  • Al día siguiente colamos el jarabe en una jarra medidora. El jarabe habrá tomado el aroma de la albahaca. Con ayuda de una cuchara, escurrimos las hojas de albahaca apretándolas bien contra el colador para extraer todo el jugo. Añadimos la leche al jarabe.

Polos de limón y albahaca

  • Exprimimos los limones. Para obtener 100 ml de zumo te hará falta un buen limón o dos pequeños, depende del tamaño y del zumo que contengan que puede variar mucho. Unimos el zumo a la preparación anterior. Es importante hacerlo en este orden, si mezclamos el limón a la leche, sin haberla mezclado antes con el jarabe, la leche se nos cortará.

Polos de limón y albahaca

  • Tomamos nuestra heladera Zoku y la preparamos insertando los palillos. Acuérdate de poner tu heladera en el congelador el día de antes. Los polos estarán listos en unos 7-9 minutos. Una vez que estén listos los sacamos, con cuidado, con ayuda del extractor especial. El estuche de helados es perfecto para ¡conservarlos en el congelador!

Polos de limón y albahaca

  • Estos polos son perfectos para la heladera Zoku pero se pueden preparar perfectamente con un molde de helados tradicional.

Polos de limón y albahaca

Con la misma base de agua y azúcar de estos polos de limón y albahaca podéis probar tantos polos diferentes. ¿Qué me decís de un polo de piña y menta? ¿O uno de arándanos y lavanda? ¿O incluso melocotón y tomillo? Si no queréis utilizar leche de vaca probad con leches vegetales como de avena o arroz. Podéis incluso no utilizar la leche, en este caso prepararemos el jarabe con 180 g de azúcar y 340 ml de agua. Si en vez de limón utilizáis el zumo de otra fruta que sea mucho más dulce (como el melocotón) os recomiendo disminuir un poco la cantidad de azúcar blanquilla.

Print Friendly, PDF & Email
Alicia

Alicia

Granaína de nacimiento y milanesa de adopción. Estudié traducción como quien no quiere la cosa y acabé dedicándome "oficialmente" a la secretaría de dirección. En mis ratos libres me convierto en cocinera y fotógrafa gastronómica y cuento todo lo que hago y como en mi blog A mí lo que me gusta es cocinar. Mi pasión por la cocina nació en mi casa de la mano de mi madre y mi abuela, la locura total vino cuando conocí a mi marido y me mudé al país vecino que me acoge desde finales del 2005. Adoro un buen plato de pasta pero nada me frena ante recetas orientales, dulces americanísimos o tapas al más puro estilo España cañí.