23
junio

Vídeo- receta: Nude cake de limón y arándanos

 

Foto-principal-post

Esta semana os traigo una vídeo-receta con una combinación deliciosa, limón y arándanos. Las nude cakes son sencillas y muy vistosas, perfectas para acompañar la hora del café. Además, la decoración con pétalos de flores le da un aire festivo tan bonito, que puede servirnos perfectamente para una celebración.

Gracias a los layer cakes, los bizcochos quedan muy tiernos y jugosos. También se pueden hornear en un sólo molde, de los de toda la vida. Aunque de esa manera, necesitarán más tiempo de horneado. Los arándanos le dan un toque moradito súper bonito a los bizcochos, además de su sabor. Que junto al limón, hacen un bizcocho exquisito.

Para el relleno y la cobertura superior utilizo buttercream de queso crema. Es una combinación clásica en la repostería americana, que a mí personalmente, me encanta. Decorado con arándanos y el toque colorido de los pétalos de flores comestibles hacen una presentación sencilla pero vistosa.

Nude Cake de limón y arándanos

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 3 huevos L
  • 200 g de azúcar
  • 200 ml de aceite
  • 250 g de harina
  • 2,5 cdtas. de levadura en polvo
  • 1 yogur de limón (125 g)
  • 180 g de arándanos
  • Ralladura de limón

Para el frosting:

  • 120 g de mantequilla sin sal
  • 120 g de queso crema (tipo philadelphia)
  • 250 g de icing sugar

Para la decoración:

Elaboración:

  • Para hacer el bizcocho empezamos batiendo un poco los huevos con una varilla de mano. Añadimos el azúcar y mezclamos hasta integrar completamente. Agregamos el aceite, removemos, y también el yogur, mientras seguimos mezclando. Por último echamos la ralladura de un limón.
  • Añadimos la harina y la levadura tamizadas, y mezclamos suavemente con las varillas. Una vez esté todo integrado, echamos los arándanos y los mezclamos con una lengua repostera.
  • Repartimos la masa en tres moldes de 15 cm engrasados previamente con spray antiadherente. También puedes hornear los bizcochos en dos moldes de 18 cm. Horneamos durante 30 minutos con horno precalentado a 160ºC.
  • Sacamos los bizcochos del horno y colocamos la bandeja sobre una rejilla. Dejamos enfriar durante 10 minutos. Pasado este tiempo, desmoldamos y dejamos enfriar completamente boca abajo sobre la rejilla.
  • Si lo deseamos podemos igualar nuestros bizcochos con ayuda de una lira para que el acabado de nuestra tarta sea perfecto.
  • Para hacer el relleno ponemos la mantequilla a temperatura ambiente en la batidora y batimos a velocidad alta durante cinco minutos. Añadimos el icing sugar en partes y batimos hasta integrarlo completamente. Por último agregamos el queso crema y batimos durante dos minutos más, a máxima potencia.
  • Colocamos la primera capa de bizcocho sobre el plato de presentación. Cubrimos con parte del relleno y refrigeramos durante cinco minutos. Pasado este tiempo colocamos la otra capa de bizcocho y rellenamos nuevamente. Llevamos de nuevo a la nevera durante cinco minutos antes de colocar el bizcocho final.
  • Cubrimos también la parte superior de la tarta con buttercream y decoramos con pétalos de flores comestibles, y arándanos frescos.
  • Conservamos la tarta en la nevera hasta el momento de consumirla.
Print Friendly