22
julio

Receta de helado de melón

 

helado de melón 1

¿Cómo lleváis esta época de altas temperaturas y días largos? A nosotros nos encanta esta época porque salen a relucir las recetas saladas y dulces más refrescantes, rápidas y sencillas de nuestra cocina. Y, como no podía ser de otra forma, los helados, los sorbetes y los platos ligeros sin ninguna cocción son parte fundamental del recetario.

Esta vez le toca el turno a una receta de helado de melón al más puro estilo “gelato” que estamos seguros de que vais a disfrutar tanto como lo hacemos nosotros en casa cada verano. Es una receta relativamente rápida y, al estar hecha con una fruta propia del verano, es muy socorrida por su frescura y, sobre todo, por la calidad insuperable de esta fruta en esta época.

La receta consiste en preparar un batido (zabaione) de azúcar invertido caliente y yemas al que le añadiremos un merengue ligero hecho con claras y azúcar, y un poco de nata semi-montada para darle cremosidad; y, lo más importante: grasa que ayudará a obtener una textura más suave. Formaremos el helado con ayuda de una máquina de hacer helados.

Helado de melón

Ingredientes:

  • 3 yemas de huevo
  • 75 ml de azúcar invertido
  • 40 ml de nata montada
  • 500 ml de puré de melón
  • Una cucharada de zumo de lima
  • Una pizca de sal
  • 2 claras de huevo
  • 35 g de azúcar

Elaboración:

  • Echamos las yemas en un cuenco y las batimos con unas varillas.
  • Calentamos el azúcar invertido (no debe hervir) y lo añadimos a las yemas mientras continuamos batiendo con las varillas.batimos las yemas
  • Batimos la preparación hasta que tenga un color más pálido y una textura más espumosa.
  • Pasamos el batido de yemas por un colador.pasamos por un colador
  • Mezclamos la nata montada con el batido con ayuda de una espátula.
  • Agregamos el puré de melón mezclado previamente con el zumo de limón y la pizca de sal.añadimos el puré de melón
  • Hacemos un merengue ligero con las claras y los 35 g de azúcar en un robot de cocina.
  • Mezclamos una tercera parte del merengue con el batido y lo añadimos al resto del merengue. Mezclamos hasta que quede una crema homogénea.hacemos un merengue
  • Ponemos la preparación en la máquina de hacer helados siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Una vez que esté hecho el helado lo retiramos de la máquina y lo pasamos a un recipiente para helados.hacemos el helado en la máquina

Ahora que ya tenemos lista nuestra receta de helado de melón lo metemos en el congelador al menos durante cuatro horas para que termine de congelar. Cuando lo vayamos a servir lo sacamos unos minutos antes para que no esté tan frío y duro. ¿A que ahora os apetece más hacer este helado? Pues no lo dudéis que está muy, muy rico.

helado de melón 1

Algunos consejos útiles:

  • La base de este helado es el tradicional zabaione italiano, aunque yo he preferido calentar el azúcar invertido para ahorrarme la cocción al baño María y no espesar tanto la crema.
  • Siempre que vayamos a batir yemas y azúcar, para cualquier elaboración, debemos batir primero las yemas y luego incorporar el azúcar. Si no lo hacemos así, al echar el azúcar a las yemas sin batir se cocerá la membrana superficial y se generarán coágulos que estropearán la textura de nuestras preparaciones.
  • No debemos esperar a que el azúcar invertido hierva. Cuando lo echemos a las yemas hay que hacerlo poco a poco en forma de hilo mientras batimos las yemas, esto ayudará a que no se cuezan con el calor.
  • Siempre que calentemos yemas o cualquier preparación con huevo debemos pasarlas después por un colador para eliminar cualquier partícula de huevo cuajado y obtener una textura más fina.
  • Podéis usar cualquier variedad de melón, pero cuanto más cremosa y madura sea su pulpa, más rico será el helado. Evitad los melones verdes y “apepinados”.
  • El melón maduro tiene un sabor más intenso y se notará en nuestro helado.
  • Si en casa no tenemos máquina de hacer helados, bastará con poner la mezcla en un recipiente y meterlo en el congelador, y batirlo a cada hora hasta que tenga la textura que queramos.
  • La nata no la debemos montar del todo ya que al continuar mezclando la preparación podría cortarse y aparecerían puntos blancos de grasa en el helado.
  • Si no tenemos en casa azúcar invertido bastará con poner al fuego 500 g de azúcar con 240 ml de agua y medio gramo de cremor tártaro (o media cucharada de zumo de limón). Dejaremos que hierva a fuego medio hasta que alcance los 114º C.
Print Friendly