Bienvenido!

Agosto: un año de compras gratis + cheque regalo

En agosto, llévate un año de compras gratis

¡Agosto viene cargado de regalos!

Nos gusta agosto, ya lo sabes. Este mes la tienda se viste de fiesta y todas las compras realizadas entre el día 1 y el día 31 de agosto recibirán en la caja un cheque regalo de 5 euros y además participarán en el sorteo de un año de compras gratis. ¿Te lo vas a perder?

Un cheque regalo con tu compra en agosto…

Si compras en agosto, recibirás en la caja un cheque regalo para gastar en tu siguiente compra, como este, pero con un código de verdad. 😀 ¡Aprovecha la oportunidad!

Cheque regalo

¡Y gana un año de compras gratis!

Además, tan solo por comprar en agosto, entrarás en el sorteo de un año de compras gratis, en forma de un cheque de 50 euros cada mes durante 12 meses, con un valor total de 600 euros. ¿Te imaginas?

Un año de compras gratis

El sorteo será certificado y se realizará a través de la aplicación Sortea2, introduciendo en ella todos los números de pedido correspondientes a las compras realizadas entre el 1 y el 31 de agosto, ambos incluidos. ¡Guarda el albarán que recibirás en la caja!

El ganador se publicará en nuestro blog el día 8 de septiembre aquí mismo, en esta misma entrada, y también será contactado a través de e-mail.

Puedes ir a la tienda, haciendo clic aquí. ¡Mucha suerte!

 _________________

(Actualizado 7 de septiembre)

¡Ya tenemos ganadora del sorteo!

Es Pamella Bouzas, de Begues (Barcelona), que realizó su compra el 3 de agosto, con el número de pedido 100140379. El sorteo se ha realizado a través de la web Sortea2 introduciendo todos los números de pedido de las compras realizadas entre el 1 y el 31 de agosto, y podéis ver el resultado haciendo clic aquí. ¡Enhorabuena, Pamella!

Ten en cuenta que los pedidos sobre los que se haya hecho alguna modificación (añadir o quitar productos, etc) aparecen seguidos de un guión y otro número. Pedidos cancelados no participan en el sorteo.

María

Maria Lunarillos

Jiennensa de nacimiento pero tinerfeña de adopción (y corazón), me gusta encender el horno cuando viene lluvia, embadurnarme de harina mientras las gotas de agua golpean en la ventana y dejar que el olor a bizcocho y a tierra mojada impregnen juntos la casa. Soy compleja pero aspiro a ser simple, minimalista por dentro y por fuera. Y busco hacer lo mismo con mi cocina, para quedarme con lo más puro, lo más simple y lo más hermoso, porque la grandeza se esconde en los detalles más pequeños.