Bienvenido!

galette de higos frescos

Galette de higos frescos

galette de higos frescos

Os acordáis de lo que era una galette, ¿no? Una sencillísima tarta con masa quebrada o de hojaldre rellena de fruta, hecha sin molde. La tarta de hoy es una galette de higos frescos, fruta fresca de temporada y tan dulce que las tartas salen excelentes casi sin añadir azúcar.

En el blog ya explicamos cómo se hace una galette de frutas con masa de hojaldre exprés, pero esta de higos la hemos hecho aún más sencilla, con una masa quebrada. Si sabéis ya hacer la masa quebrada veréis que esta galette de higos se monta en un momento, la metemos al horno y conseguimos un dulce delicioso con poco esfuerzo.

Me gustan este tipo de tartas no solo porque son sencillas de hacer y admiten todo tipo de relleno, sino porque se comen muy cómodamente a mano, como una pizza. Son rústicas, como su propio aspecto sugiere, ideales para comerlas en un jardín o en el campo, en los finales del verano y los principios del otoño…

Receta de galette de higos

Ingredientes:

Masa quebrada

  • 250 g de harina de repostería
  • 125 g de mantequilla fría en trocitos
  • 60 g de agua helada
  • Una pizca de sal

Relleno de higos

  • 300-400 g de higos frescos
  • Una o dos cdas. de azúcar (dependiendo de lo golosos que seáis)
  • Un par de cdas. de compota suave (facultativo)

Elaboración:

Masa quebrada

  • Ponemos en un robot o en un bol la harina de repostería pasada por un tamiz y agregamos la mantequilla en cubitos y la sal. Frotamos la mantequilla con la harina con los dedos hasta obtener una mezcla harinosa, o lo hacemos con el robot, pulsando varias veces hasta que no se aprecien trozos grandes de mantequilla.

galette de higos frescos

  • Hacemos una torta gordita con la masa quebrada, poniéndola entre dos plásticos y extendiéndola con el rodillo. Cerramos bien el plástico, la ponemos encima de  una bandeja y la metemos en la nevera un par de horas para que se relaje el gluten.

galette de higos frescos

  • Lavamos los higos y reservamos.
  • Al cabo de las dos horas, sacamos la masa quebrada y dejamos que se temple unos minutos para poderla extender sin que se cuartee. La pasamos a un papel de hornear y la extendemos en forma de círculo hasta un diámetro de 30-32 cm.

galette de higos frescos

  • Untamos la confitura, si la usamos, en el centro de la masa. En este caso usé una compota de manzana, que tiene un sabor suficientemente neutro para no eclipsar el de los higos.
  • Vamos cortando los higos en cuartos y los colocamos haciendo un dibujo bonito, dejando un margen todo alrededor de unos 4-5 cm para luego replegarlo sobre la fruta.

galette de higos frescos

  • Cuando hayamos acabado con todos los higos los espolvoreamos con el azúcar.
  • Vamos plegando el borde de la galette con cuidado sobre los higos, haciéndole pliegues para que se asiente bien; podemos ayudarnos con el propio papel de hornear.

galette de higos frescos

  • Si queremos podemos pincelar el borde de la galette con algo de huevo batido, pero no es imprescindible.
  • Pasamos la galette de higos con el papel de hornear a una bandeja de horno y la cocemos 50-55 minutos a 190 ºC, con calor arriba y abajo, hasta que la masa esté dorada. La sacamos a enfriar a una rejilla.

galette de higos frescos

Encuentro que los higos ya tienen mucho sabor (si son buenos) y necesitan de pocos acompañamientos, pero también se les puede añadir antes de entrar en el horno algo de canela espolvoreada o incluso un chorrito de anís dulce, que les va al pelo. Aprovechad la fruta de temporada en esta galette de higos frescos tan requetebonita.

Print Friendly
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

No hay comentarios

Envía un comentario