Bienvenido!

Empanadillas de manzanas y moras

Receta de empanadillas fritas de manzana y moras

Empanadillas de manzanas y moras

El otoño ha llegado y con él las recetas calentitas y templadas, que nos gustan tanto hacer de postre o incluso como aperitivos de media tarde o de mañana. Y para ser consecuentes con lo dicho hoy os traemos esta receta de empanadillas fritas de manzana y moras.

Estas empanadillas están pensadas para esta temporada en la que tanto manzanas como moras se pueden recolectar en el campo y son fáciles de encontrar en los mercados, además, son una adaptación del clásico pie de manzanas y moras, tan común en esta época del año en la repostería casera de Gran Bretaña.

Nosotros las haremos fritas, pero si tenéis algún reparo con la grasa podéis hornearlas sin problema, tal y como se haría con un pie o con una empanada. Eso sí, no se os olvide pincelarlas con huevo batido para que tomen un color más dorado y brillante, y se vean mucho más apetecibles.

Empanadillas fritas de manzana

Ingredientes:

Para la masa:

  • 225 g de harina
  • Una cucharada de azúcar
  • Una cucharadita de levadura química 
  • Una pizca de sal
  • 50 g de mantequilla muy fría
  • Vino blanco para la masa (el que admita)
  • Vino blanco para pincelar la masa
  • Aceite de oliva virgen suave para freír
  • Una rama de canela para el aceite
  • La piel de una naranja para el aceite
  • Azúcar de canela para espolvorear las empanadillas

Para el relleno:

  • 50 g de mantequilla
  • 350 g de manzanas en dados
  • 125 g de moras
  • 75 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Canela en polvo al gusto
  • El zumo de medio limón
  • Un chorrito de brandy (opcional)

Elaboración:

Para la masa:

  • Ponemos la harina, el azúcar, la levadura química y la sal en un cuenco, y añadimos la mantequilla en pequeños trozos.
  • Pasamos todos los ingredientes a una mesa de trabajo, con una rasqueta hacemos cortes en los trozos de mantequilla y vamos incorporándola a la harina hasta formar una especie de pan rallado muy fino.mezclamos los ingredientes secos
  • Hacemos un hueco en el centro de la harina y añadimos el vino poco a poco mientras vamos mezclando con la rasqueta hasta formar una bola. La cantidad de vino que necesitaremos (entre 90 y 130 ml) dependerá del tipo de harina que usemos. Al final debemos tener una masa suave que no se nos debe pegar a las manos.
  • Cubrimos el cuenco con papel film y lo guardamos en la nevera por lo menos media hora antes de estirar la masa.añadimos el vino

Para hacer el relleno y las empanadillas:

  • Fundimos la mantequilla en una sartén.
  • Añadimos la manzana, las moras, el azúcar, la sal, la canela, el zumo de limón y el brandy a la sartén. Rehogamos hasta que la manzana esté tierna y todos los líquidos se hayan evaporado.preparamos el relleno
  • Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.
  • Estiramos la masa con ayuda de un rodillo y cortamos con un cortador liso circular de 10 cm de diámetro. Saldrán entre nueve y diez círculos de masa.estiramos la masa
  • Estiramos cada pieza un poco más con el rodillo y ponemos una cucharada del relleno en el centro, y pincelamos un poco de vino en la mitad de los bordes.
  • Doblamos a la mitad y sellamos las orillas con un tenedor.rellenamos las empanadillas
  • Calentamos abundante aceite en un wok o en una freidora (180º C.) y freímos una rama de canela, y la piel de una naranja para aromatizar el aceite.
  • Freímos las empanadillas en tandas de no más de cinco. Las retiramos con ayuda de una espumadera y las vamos colocando sobre papel de cocina para absorber el exceso de grasa.freímos las empanadillas
  • Las espolvoreamos con el azúcar de canela, y las dejamos templar un poco.
  • Servimos nuestras empanadillas en cuencos cuando aún estén templadas.espolvoreamos con azúcar y canela

Estas empanadillas fritas de manzana y moras están deliciosas recién hechas y calientes, pero frías no tienen ningún desperdicio, lo mejor será que las probéis y elijáis vosotros mismos la temperatura que más os haya gustado. Ahora solo nos queda coger con la mano una de estas deliciosas empanadillas dulces y disfrutarla con una rica taza de café o una copa de vino dulce.

Empanadillas de manzanas y moras

Algunos consejos útiles:

  • Cuanto menos calor le apliquemos a la masa mejor textura tendrá, por eso recomendamos que la mezcléis con una rasqueta.
  • Si no tenéis un wok o freidora podéis usar un cazo alto, pero no muy ancho para que a la hora de freír las empanadillas queden completamente cubiertas de aceite.
  • El brandy es opcional y podéis sustituirlo por el licor que más os guste: ron, Amaretto, Grand Marnier, etc.
  • La mantequilla en la masa se puede cambiar por manteca de cerdo.
  • Podéis hornearlas en lugar de freírlas, bastará con calentar el horno media hora antes de hornearlas a 180 o 190º C. y dejarlas hasta que estén doradas (aproximadamente entre 20 o 30 minutos).
  • También se pueden pasar por azúcar glas cuando aún están calientes para que se haga una película blanca delgada por toda la superficie.
  • Si las horneáis no olvidéis pincelarlas con una mezcla de un huevo batido, una cucharada de leche y una pizca de sal.
  • Recordad que el vino se echa poco a poco hasta que podamos formar una bola con la masa.
Print Friendly
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

No hay comentarios

Envía un comentario