25
septiembre

Vídeo-receta: cupcakes de nube

 

video_receta_cupcakes_de_nube_1

En la vídeo receta de esta semana os muestro cómo hacer unos cupcakes de nubes. Son unos cupcakes muy suaves y esponjosos, perfectos para fiestas infantiles. El sabor a nube de estos cupcakes me encanta porque me trae muy buenos recuerdos a las que ya no somos tan niñas.

Para esta receta he usado cápsulas rígidas. Son ideales para hornear el cupcake directamente en una bandeja de horno. Son súper prácticas y conservan perfectamente su color original después del horneado.

 Uno de los trucos para darle color al bizcocho es añadirle micro marshmallows en su interior. Durante el horneado, los marshmallos se deshacen, dejando la superficie del bizcocho muy colorida. Un bonito y original efecto que le dan un aspecto diferente. 

Para darle sabor a la buttercream utilizo aroma de nube concentrado, y para que tenga un color rosado uso un poquito de colorante en pasta. Unos pequeños toques que le dan color y sabor a todo el cupcake.

En el vídeo también os enseño a hacer unas decoraciones de fondant. Las hago con un molde de silicona para fondant que tiene figuritas para niños. Y para colorearlas utilizo pintura metalizada comestible. Tiene un formato de pincel muy práctico. Perfecto para pintar objetos pequeñitos como la decoración del cupcake. Espero que os guste la idea que he elegido. Recordad como siempre, que hay un montón de cápsulas, moldes y colorantes para tematizar la fiesta a vuestro gusto.

Cupcakes de nubes

Ingredientes (para 16 cupcakes):

Para el bizcocho:

Para la buttercream:

Elaboración:

    • Para hacer el bizcocho empezamos añadiendo la sal a la harina tamizada. También le agregamos la levadura química. En este caso vamos a utilizar una cucharadita y media. Removemos para que todos los ingredientes se mezclen y los reservamos para más adelante.
    • Ahora en la batidora añadimos la mantequilla y el azúcar, y con la pala Ka batimos a velocidad media durante 5 minutos. Durante este tiempo ambos ingredientes se integrarán y obtendremos una pasta. Recordad que tanto la mantequilla, como el resto de ingredientes, deben estar a temperatura ambiente. Antes de añadir los huevos, me gusta romper su estructura con un tenedor. Así, es más sencillo que se integren a la masa. Añadimos el primer huevo y dejamos que se mezcle bien. Una vez integrado añadimos el segundo y batimos hasta que se incorpore. Cuando esté bien incorporado, bajamos la velocidad de la batidora al mínimo para añadir los ingredientes secos que habíamos reservado. Es muy importante incorporarlos poco a poco y a velocidad bajita. Así, el bizcocho quedará ligero y esponjoso.
    • Batimos hasta que ya no veamos restos de harina en la masa. Mientras batimos la masa, añadimos el extracto de vainilla a la leche. Es muy concentrado, así que con una cucharadita será suficiente para darle un delicioso sabor a vainilla. Ahora añadimos poco a poco la leche mientras seguimos batiendo. Dejamos que se bata durante un par de minutos más y ya tendremos la masa lista.
    • En esta ocasión voy a utilizar estas cápsulas que nos sirven para helados, cupcakes o postres varios. Son rígidas lo que me permite hornear la masa directamente sobre una bandeja de horno.
    • Rellenamos las cápsulas con la ayuda de un racionador de helados. Primero ponemos media cucharada en la base de todas las cápsulas. Ponemos en el centro unos cuantos micro marshmallows. No hace falta poner demasiados, con unos poquitos será suficiente. Ahora pondré otra media cucharada encima para tapar los marshmallows. Ya veréis lo que pasa con ellos durante el horneado. Una vez los tengamos todos listos, los llevamos al horno precalentado a 160 ºC.
    • Recién salidos del horno, con cuidado los trasladamos a una rejilla, así no crearán humedad en la base y estarán perfectos. Si os fijáis, los marshmallows han subido a la superficie y le han dado un poquito de color al bizcocho. Los dejaremos en la rejilla hasta que enfríen por completo.

video_receta_cupcakes_de_nube_2

  • Para hacer la decoración debemos amasar y calentar el fondant un poquito con el calor de nuestras las manos, hasta que esté blandito. Una vez listo, espolvoreamos azúcar glas por todo el molde. De esta manera nos aseguramos que el fondant no se quede pegado y salga fácilmente.
  • Estos moldes son muy detallados por eso, es conveniente usar un pincel para que el azúcar glas se reparta por todos los detallitos del molde. Una vez listo, ponemos un poquito de fondant en una de las cavidades del molde. Lo aplastamos con los dedos para que se adapte bien a la forma y aplanamos con la ayuda del rodillo. Ahora con una espátula o cuchillo retiramos el fondant sobrante. La idea es dejar el fondant al mismo nivel que el borde y que quede bien prensado para que adquiera la forma del molde de silicona.
  • Una vez lo tengamos listo, desmoldarlo es muy sencillo. Damos la vuelta al molde y como la silicona es muy flexible, expulsamos la figurita doblando el molde con facilidad. Lo dejamos secar sobre una almohadilla y seguimos haciendo el resto de figuritas.
  • El proceso para hacerlas es el mismo. Estos moldes de silicona están llenos de detalles y son muy fáciles de utilizar. Cuando terminemos de hacer todas las figuritas, las dejaremos secar durante 24 horas.
  • Una vez hayan endurecido, les daremos unos toquecitos de color para resaltar los detalles. Yo voy a utilizar estas pinturas metalizadas que ya vienen directamente en un pincel. Girando un poquito la parte superior se irá empapando la punta con la pintura. Con un poquito de paciencia, vamos dando toquecitos a las figuritas de fondant.
  • También voy a utilizar este tono metalizado rosa para pintar otros detalles de la figurita. Así, quedarán en colores blanco, rosa y dorado. Una combinación muy elegante para unos cupcakes de fiesta. También podéis utilizar otras pinturas. Lo importante es que sean totalmente comestibles.
  • Una vez terminemos de pintar los detallitos, los dejamos secar durante 20 minutos. Así, ya los tendremos listos para cuando nos toque decorar el frosting.
  • Para hacer la buttercream empezamos poniendo la mantequilla en la batidora y con la pala Ka, batimos a velocidad alta durante 5 minutos. Recordad que la mantequilla debe estar a temperatura ambiente. Así, costará menos que nos quede blanquita y esponjosa. Es muy importante batir bien la mantequilla para que se airee. De lo contrario el resultado final será una buttercream pesada y sin consistencia.
  • Cuando la tengamos lista, con la ayuda de un colador tamizamos el icing sugar. Este Icing Sugar es súper fino por lo que en climas secos no haría falta tamizarlo, pero si en vuestra ciudad hay demasiada humedad, os recomiendo tamizarlo para evitar que se apelmace.
  • Batimos unos minutos a velocidad bajita para que la mantequilla absorba un poco el icing sugar. Y ahora batimos a velocidad alta durante 5 minutos. Cuando lo tengamos listo, le añadimos el sabor. En este caso, utilizaré un aroma concentrado de Nube. Con media cucharadita será suficiente para darle sabor a toda la crema. También voy a utilizar colorante en pasta rosa para darle un toque de color. Como este colorante es muy concentrado, utilizaremos muy poquita cantidad. Mezclamos bien y nos aseguramos que tenemos el color deseado. Si os gusta el tono que ha quedado, ya tendremos la buttercream lista. Y si no, siempre podéis añadirle más colorante.
  • Ya con la crema en la manga pastelera y la boquilla 2D de Wilton, haremos unas decoraciones bien altas para poder lucir las figuritas que hicimos antes. Así que, empezamos en el centro, hacemos una espiral hacia el exterior y subimos para terminar en el centro nuevamente. Seguimos así, con cada uno de los cupcakes.
  • Ya sólo nos queda ponerles las figuritas de fondant y ¡listo! Con estas figuritas decoramos y tematizamos nuestros cupcakes de nube de una manera fácil y rápida.
Print Friendly