4
diciembre

Angel Food Cake para Navidad

 

angel-food

Angel Food Cake sobre plato grande blanco de Ib Laursen

Se acerca la Navidad y ya nos hemos puesto en marcha para que sea ¡la Navidad más dulce! Un Angel Food Cake perfecto para estas Fiestas: una tarta a capas con una salsa de frambuesa que dará a tu mesa un precioso toque festivo.

El Angel Food Cake es un bizcocho de origen americano y se caracteriza por ser muy ligero, tanto que de ahí viene su nombre: comida de los ángeles. El Angel Food Cake se realiza solo con claras de huevo montadas por lo que su textura es ligera y muy esponjosa. Y es necesario utilizar un molde especial para este tipo de bizcocho.

Para estas Navidades he vestido mi pastel con una deliciosa salsa de frambuesas, un frosting de merengue, coco rallado y frambuesas frescas. Al ser tan ligero este bizcocho es también muy delicado por lo que cortar las capas puede requerir un poco de tiempo… ¡Nada que un poco de paciencia y amor por la cocina no puedan resolver!

Receta de Angel Food Cake para Navidad

Ingredientes:

Para el bizcocho:

Para el relleno:

Para el frosting de merengue:

Elaboración:

  • Empezamos preparando el bizcocho. Para ello añadimos el cremor tártaro a las claras y empezamos a montar hasta que empiecen a estar espumosas.

angel-food

  • Sin dejar de montar añadimos 160 g de azúcar, poco a poco. Incorporamos también el extracto de vainilla y seguimos batiendo.

angel-food

  • Seguiremos batiendo hasta que las claras estén bien montadas y queden brillantes. En un cuenco tamizamos la harina junto con el resto del azúcar. Tamizamos dos veces.

angel-food

  • Pasamos las claras montadas a un bol grande y tamizamos una vez más la harina y el azúcar encima de las claras.

angel-food

  • Mezclamos con movimientos envolventes de abajo hacia arriba hasta que los ingredientes queden bien incorporados.

angel-food

angel-food

  • Cocemos en el horno a 170°C durante unos 40 minutos. Para saber si está bien cocido podemos introducir un palillo de dientes, si éste sale limpio quiere decir que el bizcocho está listo. Lo sacamos del horno y le damos la vuelta. Dejamos reposar durante una hora. Mientras tanto preparamos el relleno: tamizamos el azúcar glas en un cuenco.

angel-food

  • Añadimos las frambuesas y las aplastamos con un tenedor. Mezclamos hasta obtener una crema.

angel-food

  • Pasado el tiempo de reposo desmoldamos el bizcocho. Nos ayudaremos de un cuchillo bien afilado para sacarlo del molde. Damos la vuelta sobre una rejilla y lo dejamos enfriar completamente.

angel-food

  • Para rellenar el bizcocho lo dividiremos en 5 capas. Será más fácil si antes de cortar hacemos unas marcas que más tarde seguiremos. Colocando el bizcocho sobre papel de horno podremos darle la vuelta fácilmente. Con un cuchillo de sierra, y siguiendo las marcas, cortamos las capas y las separamos.

angel-food

  • Ponemos la primera de ellas sobre la fuente o plato donde vayamos a servir nuestro bizcocho. Cubrimos toda la superficie con 1/4 de la salsa de frambuesas.

angel-food

  • Ponemos una segunda capa y la cubrimos con otro 1/4 de salsa de frambuesas. Seguimos así hasta terminar de montar la tarta.

angel-food

  • Preparamos el frosting: en un cacito ponemos el azúcar, el agua y el cremor tártaro. Ponemos a calentar y removemos hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir bajamos la lumbre y dejamos cocer durante 5 minutos. Apagamos y apartamos. Ponemos las claras a montar. Añadimos el jarabe poco a poco mientras que las claras montan. Seguimos montando hasta que se hayan enfriado (unos 10 minutos). Tocando el recipiente con las manos podremos comprobar si aún está caliente. Obtendremos unas claras muy montadas, espumosas y brillantes.

angel-food

  • Cubrimos la tarta con el merengue. Si el interior no es completamente perfecto no pasa nada porque con la cobertura de merengue no se verá. Una vez que esté completamente cubierta podemos dejar el merengue completamente liso o, como me gusta a mí, crear unas pequeñas crestas con la punta de un cuchillo.

angel-food

  • El último paso será adornar la tarta. Con las manos cubrimos los laterales con coco rallado. Nos ayudaremos de un cuchillo para que quede bien pegadito.

angel-food

  • El toque final son las frambuesas frescas que distribuiremos por toda la superficie.

angel-food

Para conseguir un angel food cake perfecto basta seguir estas pocas y sencillas indicaciones:

  • Es importante utilizar un molde perfectamente limpio y seco, sin adicción de ningún tipo de grasas como aceite o mantequilla.
  • El tiempo de reposo es también esencial: el molde de este tipo de bizcocho tiene unos “piececitos” que lo mantienen elevado al darle la vuelta. Esto es necesario para que el bizcocho no baje mientras se enfría.
  • Para facilitar el corte de las capas, el bizcocho tiene que estar completamente frío por lo que, una vez desmoldado, lo dejaremos reposar encima de una rejilla al menos durante 1/2 hora.
  • El exterior del bizcocho resultará un poco pegajoso. No os preocupéis si manejándolo creamos imperfecciones, una vez cubierto con el merengue el resultado será profesional, ¡como el de una pastelería!
Print Friendly