Bienvenido!

Bizcochos al vapor 1

Receta de bizcochos al vapor

Bizcochos al vapor 1

Bizcochos al vapor en ramequines de la firma Emile Henry

Como en esta “cuesta de enero” la aguja de la báscula de casa no hace más que desplazarse constantemente hacia la derecha, y  como a eso tengo que ponerle remedio inmediato, hoy he decidido que os voy a enseñar cómo hacer unos bizcochos al vapor que son muy ligeros, sanos y, sobre todo, muy ricos.

De todos modos no creáis que es una receta del todo ligera porque no puedo evitar añadirle un poco de calorías que sientan muy bien y le aportan un sabor estupendo. Y como no llevan nada de mantequilla los vamos a decorar con un poco de queso mascarpone y un arándano fresco.

Para hacer estos bizcochos ligeros y muy jugosos será necesario tener a mano puré de manzanas asadas, harina, azúcar y huevos. También necesitaremos una vaporera o una cazuela alta y unos ramequines rojos de Emile Henry para cocerlos… ¿A que promete la recetita? Pues no se hable más, vamos a por ella.

Bizcochos al vapor con queso y arándanos

Ingredientes:

Para los bizcochos al vapor:

  • 80 g de harina
  • 240 g de manzanas asadas trituradas
  • 3 yemas de huevos “L”
  • Un par de pizcas de canela en polvo
  • 3 claras de huevos “L”
  • Una pizca de sal
  • 70 g de azúcar

Para la decoración:

  • Queso mascarpone batido
  • Una pizca de sal
  • Una o dos cucharadas de azúcar
  • Arándanos negros frescos o frambuesas

Elaboración:

  • Untamos ocho ramequines con mantequilla y los espolvoreamos con harina.
  • Preparamos la tapadera de nuestra vaporera o cazuela cubriéndola con un paño para evitar que la condensación del agua caiga sobre los bizcochos cuando se cuezan, y ponemos suficiente agua a hervir.

preparamos los ramequines

  • Pasamos la harina por un tamizador por lo menos tres veces para meterle aire y eliminar cualquier grumo.
  • Batimos en un cuenco el puré de manzanas con las yemas y la canela en polvo.

tamizamos la harina

  • Montamos las claras con la pizca de sal y el azúcar hasta formar un merengue ligero en un robot de cocina.
  • Mezclamos una cuarta parte del batido de manzanas con el merengue ligero una espátula de goma.

mezclamos el merengue

  • Añadimos resto del merengue en forma envolvente y, cuando esté homogéneo, mezclamos la harina, siempre de forma envolvente para evitar que se nos baje el batido.
  • Rellenamos los ramequines con la preparación.

añadimos la harina

  • Los ponemos a cocer con la vaporera tapada durante 40 minutos, a fuego medio.
  • Retiramos los ramequines de la vaporera con ayuda de unas pinzas, los dejamos enfriar sobre una rejilla. Los guardamos en la nevera hasta cuando los vayamos a servir.

cocemos al vapor

  • Mientras los bizcochos se enfrían batimos el queso, la pizca de sal y el azúcar, y reservamos en un cuenco tapado con papel film
  • Cuando vayamos a servir los bizcochos ponemos un poco de queso batido sobre cada bizcocho y los decoramos con un arándano. También podríamos desmoldarlos y servirlos en platos de postre individuales con la misma decoración.

batimos el queso

Vale, debo reconocerlo: no creo que este rico postre solucione mucho lo de la aguja de mi báscula, pero sé que voy a tener una rica merienda o un estupendo desayuno con estos deliciosos bizcochos al vapor con queso y arándanos, y que vosotros vais a disfrutar tanto como lo hacemos nosotros en casa cada vez que los preparo.

bizcochos al vapor 2

Bizcochos al vapor sobre plato de postre de la firma GreenGate

Algunos consejos útiles:

  • Me gusta la “manzana reineta verde” para hacer estos bizcochos, pero podéis sustituirla por Granny smith, Fuji o la que más os guste.
  • Podéis usar una cazuela alta y poner una rejilla de metal dentro en vez de una vaporera de bambú, la del microondas va como anillo al dedo.
  • El azúcar de panela la podéis encontrar en herbolarios o en su defecto sustituirla por azúcar moreno, o azúcar de caña.
  • Tanto el queso como los arándanos se pueden eliminar de la receta y podéis espolvorearlos con azúcar glas o con sésamo tostado.
  • El queso de la decoración lo podéis sustituir por queso fresco, yogur griego o yogur natural desnatado, así os sentiréis menos culpables en plena cuesta de enero.
  • Los arándanos se pueden sustituir por fresas, grosellas o frambuesas.
  • En vez de usar ramequines podéis utilizar un molde desmontable para hacer un solo bizcocho.
Print Friendly
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

No hay comentarios

Envía un comentario