Bienvenido!

brioches trenzados chocolate

Brioches trenzados de chocolate

brioches trenzados chocolate

Brioches trenzados de chocolate sobre bandeja grande de metal

No digáis que estos brioches trenzados de chocolate no son bonitísimos. Los bollos trenzados siempre son muy espectaculares, como esta trenza de Navidad o esta maravillosa challah, pero además en este caso, estos briochitos no son difíciles a pesar de su aspecto.

La masa se estira muy finamente y se enrolla, por lo que no necesita desarrollar una estructura y un gluten importantes. La harina que usamos es panadera, es decir, con fuerza, pero no en exceso, por lo que es muy fácil de manejar. La receta procede de este bonito blog.

Las masas de brioche sabemos que llevan mucha mantequilla, por ello es habitual prepararlas y dejar que fermenten y se refrigeren toda una noche; la mantequilla se pone firme y se manipulan con mayor comodidad. Es el caso de estos brioches, así que tened en cuenta cuando los queráis preparar que tenéis que empezar el día antes.

Brioches trenzados de chocolate

Ingredientes:

Masa de brioche

Relleno de chocolate

Elaboración:

  • La tarde anterior, ponemos en un bol todos los ingredientes de la masa de brioche: harina panadera, levadura de panadero, azúcar, sal, huevos y leche, todo excepto la mantequilla. Amasamos, a mano o con robot amasador, 1-2 minutos y dejamos reposar 10 minutos.
  • A continuación, vamos añadiendo la mantequilla en varias porciones, amasando bien hasta que se haya absorbido. Seguimos amasando hasta que la masa esté fina y elástica. La ponemos en un recipiente engrasado, tapamos y dejamos que fermente una hora. Después la metemos en la nevera toda una noche.

brioches trenzados chocolate

  • Al día siguiente preparamos el relleno de chocolate. En un bol ponemos la mantequilla con el azúcar y la montamos con unas varillas eléctricas, hasta que esponje y blanquee. Agregamos entonces el cacao en polvo, la pasta de vainilla y la miel. Mezclamos bien y reservamos a temperatura ambiente.

brioches trenzados chocolate

  • Sacamos la masa de la nevera y la dividimos en cuatro partes iguales, mejor pesándolas en una báscula. Guardamos tres de ellas en la nevera otra vez mientras dejamos una porción fuera para trabajarla.

brioches trenzados chocolate

  • Con un rodillo, estiramos la masa sobre la encimera enharinada, hasta una medida de 20×40 cm. Untamos la cuarta parte del relleno sobre la masa, con una espátula acodada, dejando un margen de unos 3 cm en uno de los lados largos para poder sellar el rollo.

brioches trenzados chocolate

  • Con un pincel pintamos el margen que hemos dejado con agua, para que selle bien. Enrollamos la masa empezando por el lado opuesto, haciendo un rollito apretado.

brioches trenzados chocolate

  • Rodamos el rollo sobre sí mismo para sellarlo y lo estiramos con cuidado, hasta que tenga una longitud de 50-52 cm. Entonces lo cortamos por la mitad.
  • Tomamos cada mitad y la cortamos a lo largo con un cuchillo bien afilado, dejando un trozo unido en uno de los extremos como se ve en la foto.

brioches trenzados chocolate

  • Volvemos hacia fuera los cortes para que se vean y hacemos la trenza como se ve en la foto anterior, pasando un cabo sobre el otro alternativamente. Hacemos una rosca, remetiendo los extremos uno por debajo del otro, y ponemos el brioche sobre un papel de hornear.
  • Procedemos de idéntica manera con la masa restante hasta tener ocho brioches; colocaremos cuatro brioches por bandeja. Dejamos fermentar hasta que doblen, más o menos.
  • Cocemos los brioches en el horno caliente 190ºC unos 20-25 minutos, hasta que estén bien dorados. Los sacamos a enfriar sobre una rejilla.

brioches trenzados chocolate

Estos brioches trenzados de chocolate son lucidísimos y todos los comensales pensarán cuando los vean que sois unos ases de la bollería artesanal. Y podréis decir: pscheeee, si esto lo hago yo día en un día normal…

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.