Bienvenido!

scones chocolate

Scones de chocolate

scones chocolate

Scones de chocolate sobre tabla de cerámica de GreenGate

Estos scones de chocolate lo tienen todo para triunfar: son fáciles, se hacen en un momento y llevan chocolate. Un compendio de virtudes, ¿no os parece? Y además les podemos poner gotas o pepitas de chocolate, del mismo sabor o blanco. Son muy majos, ellos.

Si no conocéis los scones os diré que son unos dulces típicos británicos para tomar con el té. Estos pastelitos son algo secos, por lo que se suelen tomar generosamente untados de mantequilla, nata montada, clotted cream o incluso alguna mermelada o compota. Tenéis la receta clásica de scones también en el blog.

Esta variación de scones de chocolate es un poco más jugosa que la original y la sencillísima receta procede de una de mis webs de dulces favoritas por su fiabilidad, Joy of Baking. En mi opinión están muy buenos solos, pero tenéis mi permiso para untarlos con lo que queráis, que no tenéis mesura. Ni nada.

Scones de chocolate

Ingredientes:

Elaboración:

scones chocolate

scones chocolate

  • Agregamos a la mezcla de sólidos la mantequilla fría en trozos y la mezclamos hasta obtener una mezcla arenosa; esto lo podemos hacer bien con dos cuchillos, bien frotando la mantequilla con los sólidos con la punta de los dedos, bien poniéndolo todo en un robot de cocina y pulsando para mezclar.

scones chocolate

  • Añadimos entonces las gotas de chocolate fondant o pepitas de chocolate del sabor que prefiramos y mezclamos con una espátula. Agregamos por último la mezcla de líquidos reservada y mezclamos perfectamente con espátula o en un robot con pala, justo hasta amalgamar. Es importante no pasarse al mezclar, pues nos pueden salir ladrillos en lugar de scones.

scones chocolate

  • Hacemos con la masa una torta de unos 18-20 cm de diámetro encima de un tapete y la cortamos en ocho cuñas, que separaremos un poco porque crecen en la cocción.
  • Cocemos los scones de chocolate 20 minutos en el horno a 190ºC con calor arriba y abajo. Probamos con una brocheta si están hechos por dentro (deben estar hechos, pero blanditos en su interior) y los sacamos a enfriar a una rejilla.

scones chocolate

Los scones en general, y estos scones de chocolate en particular, están mucho más ricos recién hechos, incluso calentitos aún. Sí, sé lo que estáis pensando… los podéis abrir por la mitad y untar con crema de chocolate. No dejéis para mañana el scone que os podáis comer hoy.

Print Friendly
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

No hay comentarios

Envía un comentario