24
mayo

Vídeo-receta: Tarta de vainilla “Made with Love”

 

video-receta-tarta-vainilla-1

Tarta de vainilla “Made with Love” sobre stand de cerámica

En el vídeo de esta semana os muestro cómo hacer una tarta de vainilla cubierta con buttercream con una decoración muy veraniega. La verdad es que los elementos y colores que he elegido para el diseño de la tarta le dan un aire hawaiano que me encanta.

He hecho un bizcocho clásico de vainilla con un toque de ralladura de limón. En el vídeo os muestro los trucos para que os quede un bizcocho muy esponjoso sin complicarnos demasiado. La buttercream que utilizo para el relleno y la decoración, también es una receta básica que siempre queda perfecta.

En la decoración hay elementos no comestibles como el topper fucsia “Made with Love” o la cinta de raso turquesa. Y también elementos comestibles disponibles en la tienda que nos hacen muy fácil la decoración final. Estos elementos son los sprinkles de corazones, los papeles de azúcar y la preciosa orquídea amarilla de azúcar.

Todo esto combinado con el color turquesa de la buttercream, nos hacen un conjunto muy resultón y perfecto para una fiesta de verano.

Tarta de vainilla “Made with Love”

Ingredientes (para 3 moldes de 15 cm):

Para el bizcocho:

  • 250 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 180 ml de aceite de oliva suave
  • 3 Huevos L
  • 1 yogur natural (125 g)
  • 2,5 cdtas. de levadura química o polvo de hornear
  • Ralladura de limón
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • Pizca de sal

Para la buttercream:

Elaboración:

  • Para hacer el bizcocho empezamos batiendo los huevos durante 5 minutos para que espumen un poquito. Pasado este tiempo, añadimos el azúcar y seguimos batiendo durante 1 minuto más. Ahora, agregamos el aceite. Una vez se ha integrado añadimos el yogur natural. Cuando lo tengamos todo bien incorporado añadimos la ralladura de limón y el extracto de vainilla. Batimos unos segundos para repartir el sabor por toda la mezcla y ya la tendremos lista para añadir los ingredientes secos.
  • Para ello, con la ayuda de un colador tamizaremos la harina junto a las dos cucharaditas y media de levadura química o polvo de hornear. Añadimos también la pizca de sal. Removemos un poquito para evitar que la harina salga volando. Hecho esto, batimos a velocidad mínima hasta que ya no veamos restos de harina en la masa.
  • Una vez tenemos la masa lista, utilizaré estos tres moldes de layer cake de 15 centímetros de diámetro para hornear los bizcochos por capas. Repartimos la masa en los tres moldes por igual. Una vez tenemos la masa repartida en los moldes, los llevamos al horno precalentado a 180 ºC durante 30 minutos.
  • Recién salidos del horno, lo mejor es dejarlos reposar en una rejilla durante 10 minutos. Pasado este tiempo, ya podemos desmoldarlos fácilmente y sin miedo a quemarnos o a que se rompan. Dejamos los bizcochos boca abajo sobre la rejilla hasta que enfríen por completo. Cuando los bizcochos estén completamente fríos, recortamos la parte superior para que la tarta nos quede bien recta y nivelada. Con una lira se recortan muy fácil, aunque si tenéis buen pulso, también lo podéis hacer con un cuchillo.
  • Para hacer la buttercream empezamos poniendo la mantequilla a temperatura ambiente en la batidora y con la pala Ka, batimos a velocidad media unos segundos para que la mantequilla se ablande un poquito. Después, subimos a velocidad máxima y batimos durante 5 minutos. Pasado este tiempo, tendremos la mantequilla más blanquita y aireada.
  • Con el colador tamizamos el icing sugar. Batimos unos segundos a velocidad bajita para que se integre el icing sugar con la mantequilla. Ahora, subimos a velocidad máxima y batimos 5 minutos más. Pasado este tiempo tendremos una buttercream consistente y perfecta para decorar.
  • Para teñirla utilizaré colorante en pasta en color turquesa. Para darle sabor, utilizaré extracto de vainilla. Batimos un minuto más para que el sabor y el color, se repartan bien y ya tendremos la buttercream lista.

video-receta-tarta-vainilla-2

  • Para el montaje de la tarta utilizaremos un plato giratorio con un disco antideslizante y una base de cartón. Sobre la base ponemos unos puntitos de buttercream para fijar el primer bizcocho. Con la ayuda de una manga pastelera, ponemos el relleno sobre el primer bizcocho, así es muy sencillo rellenar de manera uniforme toda la capa. Vamos haciendo una espiral concéntrica desde el exterior al interior del bizcocho. Ponemos el siguiente bizcocho y repetimos la misma técnica para rellenar la siguiente capa. Para finalizar ponemos el último bizcocho boca abajo. Así el borde superior quedará bien definido.
  • Sobre la tarta voy a poner otra base de cartón con el mismo diámetro que la base inferior. Debemos alinear ambas bases para que nos resulte más sencillo cubrir las paredes con la buttercream. Antes de cubrir la tarta por completo, vamos a poner la capa recoge migas. Cuando terminemos de poner la capa fina de buttercream en todo el lateral de la tarta, limpiamos el borde superior de la base con una espátula. Y ahora sí, la llevamos a la nevera durante 15 minutos. Durante este tiempo la buttercream endurece. Así es mucho más sencillo poner la capa definitiva.
  • Con la ayuda de una espátula ponemos la buttercream de manera que cubra todo el hueco que hay entre las dos bases de cartón. Una vez cubierta, con una espátula alisadora repasamos las paredes para dejarlas rectas y totalmente lisas. Ya veréis que poco a poco con la espátula alisadora, conseguiremos dejar el lateral totalmente liso.
  • Hecho esto, nos llevamos la tarta nuevamente a la nevera durante 30 minutos para que endurezca la buttercream. Pasado este tiempo, retiramos la base superior. Ponemos una capa de buttercream en la parte que nos falta para cubrir la tarta por completo. Ahora con la espátula vamos alisando la buttercream superior. Poco a poco veréis como se consigue que el borde de la tarta quede perfecto. Y tanto las paredes como la parte superior, queden completamente lisos.
  • Una vez tenemos la tarta completamente cubierta, empezamos con la decoración. Con la boquilla 6B de Wilton, vamos poniendo buttercream por todo el borde superior. Esta decoración con manga es muy sencilla de hacer pero muy resultona. Ya que sólo requiere hacer un poquito de presión con la manga totalmente recta sobre de la tarta.
  • Cuando terminemos, decoramos el centro de la tarta con unos sprinkles en forma de corazón. Colocamos el topper y a su lado una flor de azúcar. Para decorar el borde inferior de la tarta utilizaré una troqueladora de círculos pequeños y hojas de papel de azúcar. En mi caso, voy a poner una fila de círculos en la parte inferior de la tarta y voy a ir intercalando los dos colores de papel de azúcar. Seguimos así hasta cubrir todo el perímetro de la tarta. Para terminar, y darle el toque final, voy a ponerle una cinta de raso de color turquesa en la parte inferior. De esta manera nos queda un borde perfecto y una presentación muy cuidada.
  • Y ya tenemos la tarta de vainilla finalizada y lista para cualquier celebración.
Print Friendly