Bienvenido!

Vídeo-receta: Semifrío de tres chocolates

video-receta-semifrio-tres-chocolates-1

Semifrío de tres chocolates sobre stand de cerámica

En el vídeo de esta semana os muestro cómo hacer un semifrío de tres chocolates en forma de semiesfera. Este semifrío se hace con tres moldes de silicona flexible de diferentes tamaños. El proceso es muy fácil, pero requiere que sigamos bien los pasos para que el desmoldado sea sencillo y no nos dé ningún problema.

En mi caso empiezo con el chocolate blanco porque quiero que esté en la parte interior del semifrío, pero se puede hacer perfectamente modificando el orden de los chocolates. Utilizamos el molde pequeño para la primera mousse. Una vez cuajada y desmoldada, la ponemos en el interior del siguiente molde, de esta manera conseguiremos un conjunto de semiesferas donde cada una contiene las anteriores mousses.

Para la presentación final he utilizado un spray que deja un efecto aterciopelado en la superficie del semifrío. Esto le da un acabado muy profesional al semifrío que me encanta. También ponemos un poquito de avellanas crunch alrededor de la base y unos palitos de chocolate en la parte superior. Decoramos con alguna fruta roja para que resalte el color y hojitas de menta. De esta manera, tenemos un postre digno de pastelería.

Semifrío de tres chocolates

Ingredientes:

Para la capa de chocolate negro:

Para la capa de chocolate con leche:

  • 200 g de chocolate con leche
  • 250 ml de nata o crema para batir
  • 1/2 cda. de gelatina en polvo
  • 30 ml de agua fría (2 cucharadas)

Para la capa de chocolate blanco:

  • 200 g de chocolate blanco
  • 250 ml de nata o crema para batir
  • 1/2 cda. de gelatina en polvo
  • 30 ml de agua fría (2 cucharadas)

Para la decoración:

Elaboración:

  • Para hacer la mousse de chocolate blanco empezamos separando una taza o lo que es lo mismo 250 mililitros de nata o crema para batir. De esta taza que hemos separado, agregamos 6 cucharadas de nata al chocolate blanco. Esto lo hacemos para que al fundir el chocolate se haga más líquido, así podremos incorporarle la grenetina diluida en el agua sin miedo a que el chocolate se vuelva grumoso. Hecho esto, nos llevamos el resto de nata al congelador para mantenerla bien fría y que luego monte mucho mejor. Y el chocolate lo llevamos al microondas para derretirlo.
  • Cuando lo tengamos derretido y completamente integrado con la nata o crema para batir lo reservamos mientras enfría un poquito. Por otro lado, ponemos media cucharada de gelatina en polvo en un bol, y le añadimos 2 cucharadas de agua bien fría. Removemos un poquito para empapar bien toda la gelatina y la dejamos así durante 10 minutos. Pasados los 10 minutos veremos que la gelatina ha absorbido toda el agua y parece una esponja. Ahora sólo tenemos que calentarla al microondas para que la gelatina se vuelva completamente líquida.
  • Mientras, removemos el chocolate blanco que habíamos derretido y le añadimos la gelatina diluida. Podéis ver que la mezcla continua líquida gracias a la nata con la que derretimos el chocolate. Ponemos el chocolate en un bol más grande y dejamos que enfríe un poquito.
  • Mientras, en otro bol que teníamos reservado en la nevera, ponemos la nata que teníamos en el congelador. La batimos a velocidad alta durante 3 minutos para montarla y ya la tenemos lista para el siguiente paso. Añadimos poco a poco la nata sobre el chocolate con la gelatina. Primero os aconsejo añadir un poquito y remover enérgicamente para mezclarlo. Así igualamos un poquito las densidades de la mezcla y el resto de nata se integrará mucho mejor. El resto lo incorporamos suavemente con movimientos envolventes.
  • Para la presentación del postre, voy a utilizar tres moldes de distintos tamaños en forma de semiesfera. Como son de silicona, son muy flexibles, lo que ayudará a que el semifrío se desmolde de manera muy sencilla. También os aconsejo rociar el molde con spray antiadherente. Lo repartimos bien con un papel de cocina para que no tengamos ningún problema al desmoldarlo.
  • Para la primera semiesfera utilizaremos el molde pequeño de 13,5 centímetros de diámetro para el chocolate blanco. Ponemos toda la mousse y la acomodamos dándole pequeños golpecitos contra la mesa. Ahora la llevamos al congelador durante 20 minutos.
  • Mientras vamos a repetir el proceso pero esta vez utilizando chocolate con leche. Se hace exactamente de la misma manera. Separamos una taza de nata y añadimos 6 cucharadas al chocolate para derretirlo, luego hidratamos la gelatina en agua fría y la dejamos 10 minutos para que se hidrate. Después calentamos la gelatina y la añadimos al chocolate removiendo en todo momento. Por último, montamos la nata muy fría batiéndola a velocidad alta durante 3 minutos. Integramos la nata con el chocolate haciendo movimientos envolventes.
  • Ya tenemos la mousse de chocolate con leche preparada. Y ya han pasado los 20 minutos que tenía que estar la mousse de chocolate blanco en el congelador, así que la sacamos del molde. Como el molde es muy flexible, vamos estirando el molde para ir despegando poco a poco la mousse de las paredes del molde.
  • Una vez hemos desmoldado la primera mousse, ponemos la mitad de la mousse de chocolate con leche en un molde de semiesfera de 16 centímetros de diámetro. La acomodamos con una cuchara dejando sitio en el centro para poner la mousse de chocolate blanco que hicimos antes. Una vez hemos ahuecado el centro de la mousse, colocamos la semiesfera de mousse de chocolate blanco.
  • Para que la mousse no se nos pegue a las manos, os recomiendo hacerlo con las manos ligeramente engrasadas. Lo podéis hacer con unas gotitas de aceite vegetal o con el mismo spray antiadherente que utilizamos para el molde. Ahora ponemos el resto de mousse de chocolate con leche y la acomodamos con una espátula. Hecho esto, limpiamos un poquito los bordes y la llevamos al congelador durante 20 minutos.
  • Mientras, repetimos el proceso con el chocolate negro. Los pasos son iguales que con los otros dos chocolates. Ya veréis que al final también tendremos una mousse súper cremosa.

video-receta-semifrio-tres-chocolates-2

  • Pasados los 20 minutos, sacamos el molde del congelador y despegamos el molde del semifrío para desmoldarlo. Recordad que dentro ya tiene la otra semiesfera de chocolate blanco. Ahora, igual que antes, ponemos la mitad de mousse en el molde. Esta vez usamos el molde de 18 centímetros de diámetro. Lo que nos permitirá poner las otras mousses ya cuajadas en su interior. Una vez las hemos colocado en el centro, cubrimos el resto del molde con la mousse de chocolate negro. Aplanamos la superficie y limpiamos los bordes. Y ahora sí, lo tenemos listo para llevarlo al congelador durante 20 minutos y poderlo desmoldar fácilmente.
  • Mientras voy a preparar la decoración. Para ello utilizaré un molde con el que voy a hacer unos palitos de chocolate. Previamente he derretido un poquito de chocolate y lo he puesto en una manga pastelera. Y con esto vamos rellenando el molde, con cuidado de no rellenarlo en exceso. Como hemos utilizado tres chocolates para el semifrío, también voy a hacer palitos con cada uno de los tres chocolates. Siempre que terminemos de rellenar con un chocolate, damos golpecitos contra la mesa para que el chocolate se adapte perfectamente a la forma del molde. Cuando lo tengamos todo rellenado, lo llevamos al congelador durante 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, el chocolate ha endurecido, así que lo podemos sacar del molde golpeándolo contra la mesa. Los acomodo con la ayuda de una espátula en su posición final. Voy a hacer un triángulo con los tres palitos de chocolates. Con cuidado de no moverlo demasiado, levanto cada punta con un tenedor para poner chocolate derretido y así fijar un palito con otro. Lo mejor para pegar dos piezas de chocolate, es utilizar chocolate derretido.
  • Ahora ya podemos sacar el semifrío del congelador y desmoldarlo por completo. Igual que antes, vamos estirando el molde para despegar poco a poco las paredes. Ponemos una base para tartas y le damos la vuelta para terminar de desmoldarlo. Ahora, ponemos papel de horno en la mesa y una base que nos ayudará a elevar un poquito el semifrío. Esto lo hacemos para poder pintar con un spray con efecto terciopelo y proteger nuestra mesa de trabajo. Cuando terminemos de pintar todo el semifrío, lo trasladamos a un stand para terminar la decoración.
  • Para decorar, en el borde inferior pondremos avellanas crunch. En la parte superior dejamos nuestro triángulo de tres chocolates. Y decoramos el centro con tres frambuesas congeladas y una hojita de menta. También le voy a dar un toque dorado a la decoración con estos trocitos de chocolate. Y con esto tenemos listo nuestro semifrío de tres chocolates.
Print Friendly, PDF & Email
Pamela

Pamela

Todo empezó un San Valentín que decidí sorprender a mi marido con un pastel casero. Desde entonces, esta afición se ha convertido en mi estilo de vida. Fui adentrándome en el mundo de la repostería, probando nuevas técnicas y creando mis propias recetas. Me apasiona transmitir sensaciones, es por eso que junto a mi marido empezamos nuestro proyecto. Fuimos juntos a la universidad, ambos somos ingenieros y nos encanta la tecnología. Por eso decidimos crear Quiero Cupcakes BCN, un canal en YouTube donde expresar nuestra pasión por la repostería en forma de vídeo-recetas al alcance de todo el mundo.