7
julio

Tarta helada de galletas Oreo

 

tarta helada galletas oreo

Tarta helada de galletas Oreo sobre stand de mármol con pie de madera

Esta tarta helada de galletas Oreo lo tiene todo para gustar a los peques: helado y galletas Oreo. No conozco a un crío al que no le gusten estas galletas de chocolate con crema. Esta tarta es perfecta para celebraciones infantiles veraniegas, ¿no os parece?

Esta tarta helada es sencillísima de hacer en primer lugar porque no necesita el horno para nada, la base se prepara de forma clásica con una mezcla de galletas trituradas con mantequilla que se refrigera para solidificarla, y el helado del relleno no requiere preparar una crema inglesa o base clásica, sino que lo hacemos únicamente con nata montada, leche condensada y galletas.

Para preparar la tarta hemos utilizado el comodísimo molde para charlota de paredes desmontables de silicona de Lékué, que deja unos laterales estupendamente lisos y es perfecto no solamente para charlotas o carlotas, sino para tartas heladas como esta.

Tarta helada de galletas Oreo

Ingredientes:

  • Un paquete de galletas Oreo
  • 500 ml de nata líquida para montar
  • Un bote de leche condensada de 740 g
  • 75 g de mantequilla
  • 150 más de nata líquida para el acabado
  • Estabilizante para nata
  • Minigalletas Oreo para adornar al gusto

Elaboración:

  • Empezamos por hacer la base de la tarta con 16-20 galletas Oreo, según como nos guste de gruesa. Las abrimos, les quitamos la crema, y trituramos las tapas de galleta.
  • Mezclamos las migas de galleta con la mantequilla previamente ablandada o derretida en un bol, y ponemos la mezcla en el fondo de un molde desmontable. Apretamos bien para que quede uniforme y cubra el fondo, y metemos el molde en la nevera para que solidifique.

tarta helada galletas oreo

  • Pasamos a preparar el helado de relleno. Troceamos a mano en un bol otra buena cantidad de galletas en trozos pequeños, por lo menos 32 galletas, aunque esto es a gusto del consumidor.
  • En otro bol ponemos la nata líquida muy fría y la montamos con una batidora de varillas (o en un robot).

tarta helada galletas oreo

  • No hay que montarla muy dura, es mejor que quede algo fluida. Agregamos entonces todo el bote de leche condensada.
  • Homogeneizamos perfectamente con una espátula, mezclando con movimientos envolventes.

tarta helada galletas oreo

  • Añadimos a continuación las galletas troceadas y mezclamos bien.
  • Sacamos el molde de la nevera con la base ya firme y vertemos la mezcla del helado.

tarta helada galletas oreo

  • Metemos el molde con el helado en el congelador toda la noche para que se solidifique a la perfección.
  • Cuando el helado esté sólido, hacemos el adorno con pegotitos de nata montada y minigalletas Oreo.

tarta helada galletas oreo

  • Batimos la nata para el adorno, esta vez debe quedar bastante dura. La montamos con las varillas o el robot y, cuando esté ya algo dura, agregamos medio sobre de estabilizante. La pasamos a una manga pastelera con boquilla rizada.
  • Sacamos la tarta del congelador y retiramos las paredes flexibles del molde.

tarta helada galletas oreo

  • Con la manga hacemos pegotitos de nata en el borde la tarta y alguno en el centro, si nos gusta. Con cuidado, ponemos sobre cada pegote de nata una minigalleta Oreo. Devolvemos la tarta una hora al congelador, por si se ha ablandado mientras hacíamos la decoración.

tarta helada galletas oreo

Tarta helada de galletas Oreo sobre plato de postre de GreenGate

Un último consejo: el helado de galletas Oreo sale muy suave, se derrite enseguida, por lo que no es necesario sacar la tarta con mucha antelación del congelador. Servimos la tarta sobre el propio plato de porcelana blanca del molde. Esta tarta encantará a los amantes de las Oreo con sus tropezones de galleta. Disfrutad de esta suculenta tarta helada de galletas Oreo.

Print Friendly