29
agosto

Vídeo-receta: Tarta de toffee y brownie

 

video-receta-tarta-toffee-brownie-1

Tarta de toffee y brownie sobre stand para tartas verde menta

En el vídeo de esta semana os muestro cómo hacer una tarta marmoleada con buttercream de toffee y trocitos de brownie. ¡Esta tarta lo tiene todo! Un bizcocho de vainilla y chocolate, que combina perfectamente con la cobertura de toffee. Y todo esto coronado con un brownie troceado en la parte superior y unos chorritos de ganache.

El proceso para hacer la tarta es sencillo. Si seguís las indicaciones de la receta, al final tendréis una tarta con un aspecto muy apetecible. También podemos hacer únicamente el brownie o el bizcocho, ya que por sí solos también están muy ricos, pero si tenéis la oportunidad de hacer la tarta completa y probarla, seguro que os encantará.

Podemos hacer otras versiones de la tarta, por ejemplo cambiando el sabor de la buttercream o haciendo su versión nude cake. Seguro que si le echáis imaginación, la adaptaréis a vuestros gustos sin ningún problema.

Tarta de toffee y brownie

Ingredientes:

Para el brownie:

Para el bizcocho:

Para la buttercream:

Para la ganache:

  • 60 g de chocolate negro
  • 60 ml de nata o crema para batir
  • 15 g de mantequilla sin sal

Elaboración:

    • Para hacer el brownie empezamos añadiendo la mantequilla al bol del chocolate y lo llevamos al microondas para derretirlo todo junto. Cuando esté completamente derretido, lo reservamos para que se atempere un poquito mientras seguimos con la receta.
    • En un bol aparte ponemos los tres huevos y los batimos un poquito con unas varillas de mano. Añadimos el azúcar moreno. Una vez lo tenemos bien mezclado, añadimos el extracto de vainilla. Ya podemos añadir la mezcla de chocolate y mantequilla que habíamos reservado. Lo vertemos poco a poco mientras removemos la mezcla, así evitamos que se cocinen los huevos por el calor del chocolate. Cuando terminemos, mezclamos bien el chocolate hasta que todo tenga un color homogéneo.
    • Ahora, con la ayuda de un colador tamizamos la harina. Aprovechamos también para añadir la pizca de sal, y removemos suavemente para integrar la harina poco a poco y evitar que nos quede apelmazado el brownie. Cuando ya no veamos restos de harina en la masa, la tendremos lista.
    • Voy a hornear el brownie en un molde cuadrado de 20 por 20 centímetros. Lo mejor en este caso es poner papel encerado o de horno en su interior. Así lo desmoldaremos fácilmente. Vertemos toda la mezcla en su interior. Damos unos golpecitos para asentar bien la masa y nos la llevamos al horno precalentado a 180 ºC durante 28 minutos.
    • Recién salido del horno, lo ponemos sobre una rejilla y dejamos que enfríe durante 30 minutos. Después de este tiempo ya lo podemos desmoldar y recortar en cuadraditos de 1 centímetro y medio más o menos.
    • Para hacer el bizcocho empezamos batiendo un poquito los huevos. Agregamos el azúcar. Lo integramos, y añadimos el aceite. Cuando todo esté bien incorporado agregamos el yogur natural. Ahora ya podemos ponerle la vainilla en pasta. Removemos para repartir bien el sabor por toda la mezcla, y ya la tendremos lista para añadir los ingredientes secos.
    • Sobre un colador de malla fina, ponemos la harina y la levadura química o polvo de hornear. Damos unos golpecitos al colador para tamizar bien los ingredientes secos y conseguir una masa libre de grumitos. Cuando ya no veamos restos de harina en la masa, en un bol aparte, separamos 1/3 de la masa de vainilla. A esta masa que hemos separado le vamos a agregar el cacao en polvo tamizado con un colador. Mezclamos bien para que el cacao se reparta por toda la masa. Y ahora sí, ya tenemos nuestras dos masa preparadas para hacer el bizcocho marmoleado.
    • Esta vez las voy a hornear en dos moldes de layer cake de 18 centímetros de diámetro. Para ello, primero rocío con spray antiadherente el interior de los moldes. Ahora voy a poner unas cuantas cucharadas de masa de vainilla hasta cubrir la base del molde. Cuando lo tengamos listo, con una cuchara para helados ponemos la masa de chocolate. Para conseguir un buen efecto marmoleado, debemos intentar que no se toque una masa de chocolate con la otra. Ahora volvemos a poner masa de vainilla sobre la de chocolate. Y finalizamos poniendo el resto de la masa de chocolate en la superficie.
    • Para crear el efecto marmoleado en el interior del bizcocho vamos a pasar una espátula, cuchillo o cuchara por el interior de la masa. Hacemos movimientos en forma de ondas de manera horizontal y vertical, para mezclar las dos masas. En este paso debéis tener cuidado de no rallar el molde. Así que debéis pasar la espátula suavemente. Cuando tengamos los dos molde listos, los llevamos al horno precalentado a 180 ºC durante 30 minutos.
    • Recién salidos del horno, los dejamos reposar 15 minutos en el molde sobre una rejilla. Pasado este tiempo ya los podremos desmoldar fácilmente.
    • Una vez estén fríos, podréis ver mejor el efecto cuando igualemos la parte superior de los bizcochos. Para esto lo mejor es utilizar una lira con topes. Hecho esto, los dejamos reposar sobre la rejilla hasta que enfríen por completo.
    • Para hacer la buttercream de toffee empezamos batiendo la mantequilla a temperatura ambiente durante 5 minutos a velocidad alta. Después, con un colador tamizamos el icing sugar para evitar grumitos en la crema. Batimos a velocidad bajita unos segundos y cuando se haya integrado un poquito el azúcar, subimos a velocidad alta y batimos durante 5 minutos más. Ahora añadimos media cucharadita de extracto de vainilla y le daremos el sabor a toffee con pasta concentrada.
    • Dejamos que se bata unos segundos y agregamos la nata bien fría. Batimos 2 minutos más para que la nata se integre bien en la crema. Y ahora sí, ya tenemos la buttercream lista para cubrir la tarta.

video-receta-tarta-toffee-brownie-2

  • Para montar la tarta necesitamos un plato giratorio. Sobre él ponemos una disco antideslizante y una base para tartas. Ponemos tres puntitos de crema para fijar el primer bizcocho a la base. Con la manga pastelera ponemos el relleno de buttercream sobre el primer bizcocho. Cuando terminemos, agregamos unos chips de chocolate por encima de la crema. Así quedarán en el relleno de la tarta y será delicioso encontrárselos.
  • Ahora, ponemos el otro bizcocho encima, pero lo colocamos boca abajo, así el borde superior quedará perfecto. Para que sea más sencillo cubrir la tarta, ponemos otra base de tartas en la parte superior. La igualamos para que encaje perfectamente con la base inferior. Y ahora sí, empezamos a cubrir las paredes de la tarta con una capa fina de buttercream.
  • Esta primera capa es la llamada “recoge migas” y es muy importante hacerla para fijar las migas del bizcocho y no se vean en la decoración final. Esta capa debe ser finita y no es necesario que quede perfecta porque no es la definitiva. Cuando terminemos, llevamos la tarta a la nevera durante 15 minutos para que endurezca la buttercream. Pasado este tiempo ya podemos cubrir las paredes con la capa definitiva.
  • Igual que antes, cubrimos las paredes con la ayuda de la espátula y cuando tengamos todas las paredes cubiertas, con un espátula alisadora repasamos las paredes de la tarta. Como tenemos las bases arriba y abajo de la tarta, podemos apoyar la espátula sobre las bases, así nos resultará supersencillo conseguir una cobertura lisa y del mismo grosor.
  • Una vez tenemos las paredes lisas, nos llevamos la tarta a la nevera durante 30 minutos para que endurezca la nueva capa de buttercream que acabamos de poner. Pasado este tiempo, quitamos la base superior con la ayuda de una espátula o cuchillo. Cubrimos la parte superior con buttercream y la alisamos con la espátula. Seguimos así hasta dejar las paredes rectas y la parte superior lisa.
  • Una vez hayamos terminado, nos llevamos la tarta a la nevera y la reservamos mientras preparamos la decoración superior.
  • Para hacer la ganache ponemos la nata para montar sobre el chocolate negro y lo calentamos en el microondas durante 15 segundos o hasta que se derrita el chocolate. Mezclamos hasta que el chocolate y la nata se integren por completo. Añadimos la mantequilla y como el chocolate aún está un poquito caliente, la mantequilla se integrará rápido a la mezcla. Una vez lista, reservamos la ganache a temperatura ambiente para que se termine de enfriar.
  • Ya lo tenemos todo listo, así que pasamos a la decoración de la tarta. Colocamos unos trocitos del brownie que habíamos hecho en el centro de la tarta. Cuando tengamos una primera capa de brownie, ponemos un poquito de ganache por encima. Así se verá más apetecible, a la vez que ayuda a que los trocitos de brownie no se caigan. Ponemos más brownie, apilándolos para que quede una torre alta. Y decoramos con más ganache por encima.
  • Ahora sí, ya tenemos nuestra tarta de toffee y brownie terminada y lista para comer!
Print Friendly